La Mensajera es un thriller de acción, escrita y dirigida por Zackary Adler. Es el resultado de la colaboración entre una productora del Reino Unido (Rollercoaster Angel Productions) y otra estadounidense (Signature Films).

La película no se estrenó en cines, sino que salió en 2019 directamente en plataformas y dvd. Está protagonizada por Olga Kurylenko y Gary Oldman, entre otros.



La Mensajera

Crítica de ‘La Mensajera’

Ficha Técnica

Título: La mensajera
Título original: The Courier

Reparto:
Gary Oldman (Ezekiel Mannings)
Olga Kurylenko (Mensajera)
Dermot Mulroney (Agente especial Roberts)
William Moseley (Agente Bryant)
Craig Conway (Agente Parlow)
Alicia Agneson (Agente Simmonds)
Amit Shah (Nick Murch)
Lee Charles (Fripp)
Calli Taylor (Alys Mannings)
Ty Hurley (FBI Agent 1)
Joel Michaely (Alan Green, consejero de defensa)

Año: 2019
Duración: 97 min.
País: Reino Unido
Director: Zackary Adler
Guion: Zackary Adler, James Edward Barker, Andy Conway, Nicky Tate
Fotografía: Michel Abramowicz
Música: James Edward Barker
Género: Acción. Thriller
Productora: Rollercoaster Angel Productions / Signature Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘La mensajera’

Sinopsis

Olga Kurylenko se entrega a la acción en este “Transporter” en versión femenina que narra la frenética persecución acontrarreloj de una ex-militar reconvertida en mensajera.

Una mensajera londinense descubre que uno de los paquetes que transporta es una bomba. (Filmin)

Donde se puede ver la película



¿Pero en qué pensaban?

La Mensajera comienza avisando de lo que vas a soportar la próxima hora y media, por si quieres pensártelo dos veces antes de seguir adelante. Pretende hacer ver al público que de verdad es un thriller de acción que se lo toma en serio, y se nota que lo intenta. Sin embargo, de seguro no podrás dejar de lado sus múltiples errores, sus diálogos absurdos (incluyendo bromas excesivamente forzadas), algunos planos totalmente innecesarios, y clásicos tópicos de cine de acción.

La historia no resulta interesante ni engancha desde sus comienzos, y eso puede ser debido a su forma de contarla. Un mafioso quiere matar al único testigo que puede testificar en su contra, y para ello contrata a una mensajera que, sin saberlo, entregue una bomba que lo matará. Por supuesto, esta misteriosa mensajera, de la que apenas se sabe nada ni al principio ni al final, se acaba dando cuenta del lío, e imitando a Jason Statham en Transporter, se salta las reglas para enfrentarse a los que la contrataron.

Desde luego, no han tenido que pensar demasiado para idear la historia.

La Mensajera
© Signature Entertainment. Foto de Gareth Gatrell

¿Por qué Gary… Por qué?

Viendo La Mensajera, cualquiera se puede hacer a la idea de que es una simple película de serie B para ver después de comer y para echar una siesta larga.

Lo que llama la atención es ver a una figura tan reconocida como Gary Oldman en un film que está claro, le queda muy pequeño. Y a pesar de su presencia, desde luego la trama no va a mejorar, aunque eso en este caso no es culpa de los actores, sino del guión y la dirección. Cada vez que aparece en escena, uno no puede dejar de pensar en voz alta “¿Qué narices haces aquí, Gary?”. Es como si el actor fuera un elemento externo, añadido posteriormente en la producción, como si no supiera lo que estaba haciendo, o en dónde se metía. No es que él no encaje en la película, es que la película no encaja con él.

La Mensajera
© Signature Entertainment. Foto de Gareth Gatrell

Ni para película de culto

La Mensajera probablemente quede en el olvido, y pase desapercibida incluso entre aquellas consideradas de culto hoy día, que antaño fueron duramente criticadas.

Es un film en el que se puede percibir claramente el poco trabajo realizado, y que con razón no ha terminado estrenándose en cines. Sus robóticas coreografías de acción resultan aburridas y nada creíbles, y probablemente en una función infantil le pusieran más entusiasmo. En muchas ocasiones, hay escenas que dan la sensación de haberse improvisado sobre la marcha, como cuando un plan sale mal y debes arreglarlo rápidamente para que no se note, aunque el resultado sea peor. Los diálogos son bastante absurdos, y algunas de las bromas o chascarrillos que sueltan, de forma forzada, rozan lo ridículo.

Este tipo de detalles, podría convertir a La Mensajera, en una película que se podría recordar en un futuro, aunque solo fuera por lo decadente que resulta. En cambio, lo más probable es que se quede en el olvido, como otras tantas películas que no innovan en absoluto, ni para bien ni para mal. Es más, según como acaba la película, resulta imposible pensar que realmente todo lo que has visto no ha cambiado en nada la historia, y que por lo tanto, lo único que has hecho ha sido perder el tiempo.

The Courier
© Signature Entertainment. Foto de Gareth Gatrell.

Conclusión de ‘La Mensajera’

La Mensajera es una película que se olvidaría fácilmente, con una historia sin atractivo y una peor ejecución. Hay demasiadas escenas que evidencian el poco trabajo que se ha llevado a cabo, con diálogos absurdos, bromas forzadas y sin gracia, y escenas de acción que parecen haber sido pensadas sobre la marcha. Hace que te cuestiones por qué Gary Oldman se ha prestado a participar en algo tan aburrido y condenado al desastre desde que comienza.

Al final, cuando terminas de verla, lo único en lo que puedes pensar es en lo mucho que has perdido el tiempo, con un film que solo puede interesar para echar la siesta.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

1 COMENTARIO

  1. Pues yo quiero la segunda parte, me parece bien la idea de estrenar este tipo películas en plataformas digitales, es una peli rápida, para ver antes de acostarse. Otras muchas han triunfado ,como la película que se estrenó en el 2002 “la última llamada”
    Así que está bien para una clientela que acostumbrado haber solo series en plataformas digitales, en mi opinión me introduce en la trama con suspense y engancha para ver que sucede al final.
    Le doy un 10

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí