Nación Cautiva (Captive State) es un film de ciencia ficción estadounidense dirigido por Rupert Wyatt (El origen del planeta de los simios, El jugador), que también escribe el guion junto a Erica Beeney (The Battle of Shaker Heights). Nos plantea un mundo invadido por los extraterrestres que utilizan a humanos colaboracionistas para gobernarlo con sus propias leyes, mientras otros humanos montan una red de resistencia para planear una revolución.

Está protagonizada por John Goodman (Calle Cloverfield 10, Argo), Ashton Sanders (The Retrieval, Todo el día y una noche), Vera Farmiga (Expediente Warren, Bates Motel), Madeline Brewer (Cam, Flesh and Blood), Machine Gun Kelly, D.B. Sweeney, Kevin Dunn, Lizzy Leigh, Daniel Craig Baker y Jonathan Majors. La película se estrena en España el día 9 de octubre de 2020.



Nación Cautiva (Captive State)

Crítica de ‘Nación cautiva’

Ficha Técnica

Título: Nación cautiva
Título original: Captive State

Reparto:
John Goodman (William Mulligan)
Ashton Sanders (Gabriel Drummond)
Vera Farmiga (Jane Doe)
Madeline Brewer (Rula)
Machine Gun Kelly (Jurgis)
D.B. Sweeney (Levitt)
Kevin Dunn (Comisionado Eugene Igoe)
Lizzy Leigh (Fan)
Daniel Craig Baker (Elroy)
Jonathan Majors (Rafe Drummond)
Marc Grapey (Mayor Ed Lee)

Año: 2019
Duración: 109 min.
País: Estados Unidos
Director: Rupert Wyatt
Guion: Erica Beeney, Rupert Wyatt
Fotografía: Alex Disenhof
Música: Rob Simonsen
Género: Ciencia Ficción
Distribuidor: Entertainment One Films Spain

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Nación cautiva’

Sinopsis

La Tierra ha sido ocupada por una fuerza alienígena. Una década después la humanidad se ha dividido en dos bandos: uno de ellos trata de mantener la paz en lo posible con los poderosos invasores y el otro trata de demostrar que nuestro planeta no ha sido aun conquistado y se constituye como una fuerza de resistencia. En medio de este caos, un joven llamado Gabriel recibe la propuesta de Mulligan, una de las figuras más influyentes en el bando rebelde, para combatir junto a él. Este chico hará todo lo posible para tratar de derrotar a sus oponentes y vengar la muerte de su padre. (Entertainment One Films Spain)



La invasión subterránea

Las invasiones alienígenas son un tema recurrente de la ciencia ficción que, en los últimos tiempos, nos ha regalado películas de grandes directores como La guerra de los mundos (Steven Spielberg, 2005) o La Llegada (Denis Villeneuve, 2016). Ambas afrontaban esa visita extraterrestre desde las antípodas, ya que en la primera el objetivo de los forasteros espaciales era exterminarnos y en la segunda ayudarnos a sobrevivir. Nación Cautiva (Captive State) apuesta por acercarse más al espíritu de la primera, es decir, son unos cabroncetes de cuidado.

Aquí, los alienígenas viven en habitáculos subterráneos y dominan el mundo a través de humanos que se han rendido a su poder. Se autodenominan “legisladores” y han impuesto una especie de ley marcial para controlar a la humanidad. También, utilizan unas larvas injertadas en los cuerpos de las personas que actúan como localizadores GPS. Tan sólo un pequeño grupo de humanos disidentes actuará en la sombra para buscar la forma de enfrentarse a ellos en una misión casi suicida.

Es un planteamiento reconocible en este tipo de ficciones y un punto de partida más o menos interesante. Por desgracia, hay muchos cabos sueltos y la información que se nos entrega resulta insuficiente. Nunca sabremos muy bien qué hacen esos extraterrestres y porqué necesitan vivir en la Tierra. Durante el visionado de la película, nos seguirán surgiendo diversas dudas, pero pocas serán resueltas.

Nación Cautiva (Captive State)
Fotos de IMDB

Una revolución caótica

Y es que Nación Cautiva (Captive State) no sabe muy bien a qué quiere jugar, ni lo que quiere contar. Es una lástima, porque la primera secuencia es brutal y está magníficamente rodada. Sin embargo, a partir de ahí, asistiremos a una acumulación de secuencias y personajes que no parecen llevarnos a ningún sitio. La contraposición de los puntos de vista entre humanos colaboracionistas y disidentes se revela estéril y poco definida. Ni siquiera los paralelismos trazados con la ocupación nazi o otras oligarquías son eficaces. El montaje y el guion se embarran, convirtiendo una historia que en el fondo es bastante simple en algo farragoso y confuso.

La ciencia ficción parece querer dar paso al drama social y la alegoría política, pero tampoco profundiza ni en la diferencias de clases ni en otros aspectos que se apuntan de forma tímida. Los extraterrestres aparecen con cuentagotas en la pantalla y cuando lo hacen suelen ser secuencias rodadas en una penumbra irritante que limita la tensión dramática.

Nación Cautiva (Captive State) es una película que se deja ver, tiene una ambientación apañada y algunos momentos donde se recupera el espíritu de entretenimiento palomitero de la ciencia ficción con la que se emparenta. Pero da mucha rabia hasta ver cómo se desaprovecha la presencia de una actriz como Vera Farmiga.

Nación Cautiva (Captive State)
Fotos de IMDB

Conclusión de ‘Nación Cautiva (Captive State)’

Nación Cautiva (Captive State) es un filme estadounidense de ciencia ficción dirigido por Rupert Wyatt. Si en la estupenda El origen del planeta de los simios el director mostraba la revolución de los monos contra siglos de abusos por parte de los hombres, en esta nueva película son los propios humanos los que deberán sublevarse ante el dominio de su especie por parte de unos extraterrestres.

La película tiene una primera secuencia espectacular para luego caer en una narrativa embarullada que se olvida de profundizar en los hechos y en los personajes. Asistimos al espectáculo con la sensación de no disponer de información básica, lo que resta emoción a todo lo que sucede en pantalla. De hecho, toda la información que obtendremos saldrá de los créditos iniciales, donde se nos explica con detalle una situación que luego no acabaremos de ver plasmada en el transcurso de la película. Nación Cautiva (Captive State) tiene un reparto interesante con nombres atractivos como John Goodman, Vera Farmiga o Madeline Brewer, por desgracia, se desaprovecha su presencia, especialmente la de las actrices.

La película puede servirte como un entretenimiento pasajero si eres un fan acérrimo de la ciencia ficción, pero, en general, el resultado estará por debajo de tus expectativas.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí