El director surcoreano Kim Yong-Hoon escribe y dirige su ópera prima, Nido de víboras (Beasts That Cling to the Straw), con la delicadeza y pulcritud de un verdadero maestro. En su debut detrás de la cámara, revela un gran talento tanto en la parte estética como en la de escritura del guion, basado en una novela de Keisuke Sone. Se estrena en España el 3 de diciembre de 2021.



Nido de víboras (Beasts That Cling to the Straw)

Crítica de 'Nido de víboras'

Ficha Técnica

Título: Nido de víboras
Título original: Beasts That Cling to the Straw

Reparto:
Jeon Do-yeon (Yeon-hee)
Jung Woo-sung (Tae-young)
Sung-Woo Bae (Joong-man)
Yuh-Jung Youn (Soon-ja)
Shin Hyon Bin (Mi-ran)
Man-sik Jeong (Park Doo-man)
Jin Kyung (Young-sun)
Ga-ram Jung (Jin-tae)

Año: 2020
Duración: 109 min.
País: Corea del Sur
Director: Kim Yonghoon
Guion: Kim Yonghoon. Novela: Keisuke Sone
Fotografía: Kim Tae-Soo
Música: Nene Kang
Género: Drama. Thriller
Distribuidor: Festival Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Nido de víboras'

Sinopsis

Los destinos de un mediocre grupo de desgraciados comienzan a converger a medida que se desmoronan. Joong Man lucha por llegar a fin de mes trabajando en una sauna mientras cuida de su madre enferma, pero un día se encuentra una bolsa llena de dinero en los vestuarios. Tae Young intenta arreglar que su novia se haya dado a la fuga con el dinero que él había pedido a un prestamista. Poco después, un cadáver aparece misteriosamente. Mi Ran, acorralada entre las agresiones de su marido y su trabajo sin futuro como chica de alterne, encuentra a un joven amante, Jin Tae, quien se ofrece a matar a su pareja. Así arranca este juego despiadado que solo puede ganar el más fuerte. (Festival Films)

Dónde se puede ver la película



Una narrativa no lineal perfectamente construida

Nido de víboras se trata de tres historias, en apariencia distintas, que se entrecruzan en un rompecabezas narrativo cada vez más complejo. En ocasiones recordando en estructura y modalidad a lo que hizo Iñárritu en su aclamada trilogía (Amores perros, 21 gramos y Babel). El clímax del filme, que aparece pasada la mitad del metraje, es un salto temporal interesante e inesperado, la inconexión del relato hasta ese momento se convierte en un juego de persecución a matar. Hasta que la red que conecta a todos los personajes queda finalmente clara.

Los flashbacks y flashforwards son inesperados y están muy bien elaborados. La construcción absolutamente excéntrica de la historia deja al espectador cierta libertad en el gusto de unir las piezas y establecer los vínculos afectivos o familiares. En comparación con el libro, el director agiliza la exploración psicológica de algunos personajes. Así, Nido de víboras se sostiene y es sólida gracias al entrelazamiento de muchas vidas, dejando en segundo plano las facetas personales de los individuos.

Nido de víboras
Copyright Wild Bunch

Estética neo-noir

Nido de víboras tiene un tono más aireado que el típico thriller coreano. Yong-Hoon es capaz de combinar la atmósfera de este género con un matiz irónico e inquietante donde el humor grotesco y negro conviven fantásticamente. La personalidad inconfundible de la película ofrece una mirada caricaturesca en momentos de máxima tensión; personajes ambiguos e imperfectos subrayan constantemente la importancia del karma y las consecuencias que tienen nuestros actos contra nosotros mismos.

La puesta en escena, así como la fotografía, es muy acertada. Los escenarios suelen estar encerrados en espacios estrechos, donde la mirada y la miseria se observan sin dar lugar a equívocos. Los rostros, a menudo, son atravesados por potentes luces de neón, a veces rojizas, otras azuladas, que reverberan en ellos el mundo de la noche (clubes, actividad comercial hasta altas horas, comida basura).

Nido de víboras
Copyright Wild Bunch

Conclusiones de 'Nido de víboras'

Nido de víboras (Beasts That Cling to the Straw) escapa de las imposiciones del género y, aunque se acerca en espíritu a la comedia ultra violenta, consigue renunciar a la linealidad japonesa del libro en que se inspira. En este aspecto, la película muestra grandes deudas con películas como Pulp Fiction de Tarantino o con el tono irónico tan personal que caracteriza al cine de los hermanos Coen. 

La principal diferencia es que Yong-Hoon quiere dar credibilidad a la historia pese a lo grotesca que sea una situación, que lo es, sin duda, siendo sutilmente trágico al mirar la estupidez humana y no dejándose llevar por todas las reglas que dominan al cine posmoderno de otros autores. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí