No podréis Matar a David Arquette se trata de un rarísimo documental, que nos muestra la pasión del actor de Hollywood David Arquette por la lucha libre, el Wrestling como dirían los yankis. No solo eso, sino que además seremos testigo de cómo el actor se convierte, a sus 46 años de edad, en un luchador profesional. La película tiene un gran parecido al documental de I'm Still Here con Joaquin Phoenix, sobre todo en su tono, como veremos más adelante.



No podréis matar a David Arquette

Crítica de 'No podréis matar a David Arquette'

Ficha Técnica

Título: No podréis matar a David Arquette
Título original: You Cannot Kill David Arquette

Reparto:
Courteney Cox
Patricia Arquette
Rosanna Arquette
Luke Perry
David Arquette
Kevin Nash
Richmond Arquette
Tyrus
Christina McLarty Arquette
Diamond Dallas Page
Coco Arquette
Ric Flair

Año: 2020
Duración: 90 min.
País: Estados Unidos
Director: David Darg, Price James
Guion:
Fotografía: David Darg, Price James
Música: Matt Glass, Dimiter Yordanov
Género: Documental deportivo
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de No podréis matar a David Arquette

Sinopsis

Puede que no lo sepas, pero durante mucho tiempo el actor David Arquette ("Scream") fue considerado como el hombre más odiado en el mundo de la lucha libre. Una historia inverosímil como pocas que cobra vida en No podréis matar a David Arquette, el camino de redención de un actor al que Hollywood deshechó con una patada y él decidió devolverla.

En 2000, David Arquette gana el Campeonato Mundial Peso Pesado de la WCW como parte de la estrategia promocional de su última película. Esto provoca las iras de los fans del universo de la lucha libre, que desde ese momento le declaran persona non grata en el deporte. Años después, olvidado por Hollywood y en plena crisis existencial, el actor intenta redimir su reputación y recuperar su amor propio. Y esta vez no se detendrá ante nada ni nada para ganarse su lugar en la lucha libre profesional.

Dónde se puede ver la película en streaming



¿Pero quién **** es David Arquette?

Para el espectador español, No podréis Matar a David Arquette es impactante desde el primer minuto. A David Arquette en España se le conoce principalmente por solo un hecho: Ser el policía en la saga de Scream. Un personaje sin duda carismático, a pesar de interpretar el papel de un hombre más bien de inteligencia justita. E inconscientemente, nosotros tenemos una imagen de Arquette como una persona parecida a la de su personaje, bonachón y tranquilo. No podréis Matar a David Arquette nos demuestra todo lo contrario. ¿O no?

David Arquette ha sido desde siempre un gran aficionado a la lucha libre americana. No solo eso, sino que mediante un truco rastrero, llegó a convertirse en campeón de la WWE, en un giro de guion que decepcionó a todos los fans y que nunca llegaron a perdonar ese hecho. No podréis Matar a David Arquette parte precisamente a partir de este motivo, que seguramente resultó traumático para el actor. David Arquette se involucra totalmente con esta película, queriendo redimirse a los ojos de los aficionados al Wrestling, convirtiéndose en un luchador, pero esta vez, de verdad, no como cuando consiguió el título de rebote.

No podréis Matar a David Arquette
Copyright Filmin

I'm Still here

Se produce entonces un doble juego. Arquette interpreta a cámara un papel, porque evidentemente nadie puede estar tan mal de la azotea como pretende demostrar el actor en No podréis Matar a David Arquette. Está claramente actuando, pero por otro lado, somos testigos de la auténtica preparación física de David Arquette y desde luego es totalmente real. Arquette se convierte en una máquina y consigue realizar grandes movimientos de lucha libre, que serían incapaces de ser realizados para la mayoría de espectadores (entre los que me incluyo). Este doble juego le dota una gran versatilidad a la película. El espectador queda totalmente desconcertado e impresionado a la vez, por la cantidad de imágenes bizarras que la obra le suelta a la cara.

Un claro ejemplo de este tono jocoso, pícaro lo encontramos en la propia estructura de No podréis Matar a David Arquette, que está claramente inspirada en una parodia/reestructuración del mito del ave fénix. En mil y una veces hemos visto en películas de Hollywood este tipo de temática en la que un personaje que se encuentra en los infiernos resucita para volver al sitio que le corresponde. El guion de No podréis Matar a David Arquette se aprovecha de esta misma situación para mostrarla desde un punto de vista totalmente desfasado y pasada de rosca.

Price James
Copyright Filmin

Esto no es una broma

Qué todo lo que estamos viendo tiene sus consecuencias físicas para el propio actor lo podemos comprobar durante una de las secuencias más críticas de la película, en la que el actor, durante uno de sus combates recibe accidentalmente una herida en el cuello, que por un par de centímetros no se convierte en una herida mortal. David Arquette podría haber muerto fácilmente en un combate de Wrestling mientras se grababa un documental a la vez. Pero como dice el título de la película, nadie puede matar a David Arquette.

No podréis matar a David Arquette
Copyright Filmin

Un montaje fallido

El gran problema por el que No podréis Matar a David Arquette no se convierte en una obra maestra es el montaje, que no presenta las situaciones de una manera demasiado ordenada, sino que se presenta confusa (involuntariamente), lo que desorienta totalmente al espectador, que en muchas ocasiones no sabe lo que está viendo y puede sentirse perdido, sobre todo en la primera parte de la película. El montaje también lastra la propia historia de superación principal.

Price James
Copyright Filmin

Conclusión de 'No podréis Matar a David Arquette'

No podréis Matar a David Arquette se trata de una película de falso documental totalmente loca y desenfrenada. Si no te interesa la lucha libre da completamente igual, porque la película tiene los suficientes valores cinematográficos como para verla y quedarse en shock. Mis respetos para el señor David Arquette.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM