El sueño de Ellis (The Immigrant) es un melodrama de James Gray (La noche es nuestra, Two Lovers), que escribe el guion junto a Ric Menello. Ambientada a principios de los años 20, narra la tragedia de la inmigración cuando dos hermanas polacas son separadas al llegar a los Estados Unidos. Acogida una de ellas por un charlatán que trabaja en un espectáculo de variedades, terminará ejerciendo la prostitución para conseguir el dinero que le permita reunirse con su hermana e iniciar una nueva vida.

Está protagonizada por Marion Cotillard (Cara de ángel, De óxido y hueso), Joaquin Phoenix (Her, En la cuerda floja), Jeremy Renner (Wind River, La Llegada), Angela Sarafyan (Westworld, Telling Lies), Antoni Corone, Dylan Hartigan, Dagmara Dominczyk, Jicky Schnee y Yelena Solovey. La película se estrenó en España el día 13 de junio de 2013 y tuvo su premiere en nuestro país con anterioridad dentro de la programación de la 10.ª Edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla, al tratarse de una coproducción estadounidense con Francia.



El sueño de Ellis (The Immigrant)

Crítica de ‘El sueño de Ellis (The Immigrant)’

Ficha Técnica

Título: El sueño de Ellis
Título original: The Immigrant

Reparto:
Marion Cotillard (Ewa Cybulska)
Joaquin Phoenix (Bruno Weiss)
Jeremy Renner (Orlando el mago / Emil)
Angela Sarafyan (Magda Cybulska)
Antoni Corone (Oficial de Aduanas Thomas MacNally)
Dylan Hartigan (Roger)
Dagmara Dominczyk (Belva)
Jicky Schnee (Clara)
Yelena Solovey (Rosie Hertz)
Maja Wampuszyc (Edyta Bistricky)
Ilia Volok (Wojtek Bistricky)

Año: 2013
Duración: 113 min.
País: Estados Unidos
Director: James Gray
Guion: James Gray, Ric Menello
Fotografía: Darius Khondji
Música: Chris Spelman
Género: Drama
Distribuidor: Vértigo Films España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘El sueño de Ellis (The Immigrant)’

Donde puedes comprar la película

El Sueño De Ellis [DVD]
  • Precio mínimo ofrecido por este vendedor en los 30 días anteriores a la oferta: 9.99€
  • Marion Cotillard, Joaquin Phoenix, Jeremy Renner (Actors)
  • James Gray (Director) - Varios Productores (Producer)

Sinopsis

James Gray (Little Odessa, Two Lovers), firma la que podría completar una ideal saga de inmigrantes formada por América, América (Kazan), Erase una vez en América (Leone) y El Padrino II (Coppola). 1921. Ewa (Marion Cotillard), polaca, desembarca en América. Cuando su hermana es retenida en cuarentena por tuberculosis, y los familiares que la esperaban la repudian, Bruno (Joaquin Phoenix) la “salva” de la situación, recluyéndola en un casa de citas. Cuando aparece el primo de él, el mago Orlando (Jeremy Renner), una vía de escape se abre para ella. (Filmin)

Premios

  • Festival de Cannes: Sección oficial largometrajes a concurso. 2013
  • Festival de Sevilla: Sección oficial a concurso. 2013
  • Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actriz (Cotillard) y fotografía. 2014
  • Premios Independent Spirit: 2 nominaciones incluyendo Mejor actriz (Cotillard). 2014

Donde se puede ver la película



Cuando hasta la estatua de la libertad te da la espalda

Si el cine de James Gray está a menudo menospreciado por parte de la crítica, acaso El sueño de Ellis (The Immigrant) sea una de sus películas más injustamente vilipendiadas. Melodrama de corte clásico, mantiene todas las constantes del cine de su autor, con la salvedad de situar la acción a principios de los años 20. Ese dato encierra un homenaje a sus propios abuelos que, al igual que las hermanas polacas del filme, arribaron como inmigrantes a la Isla de Ellis (aduana de entrada a Nueva York), huyendo de los conflictos y persecuciones antisemitas de sus países de origen.

El sueño de Ellis (The Immigrant) comienza con un plano general de la Estatua de la Libertad de espaldas. Como siempre, Gray, inicia la película con una declaración de intenciones. Cuando el símbolo más preciado de Estados Unidos te da la espalda, ya queda claro que los inmigrantes que llegan al puerto no lo van a tener fácil. Pero el momento aún es más esclarecedor. En lugar de acercarse, la cámara se aleja del monumento hasta descubrirnos la silueta de un hombre que mira a la dama de la antorcha desde la distancia, con el sonido de fondo de las sirenas de los barcos.

Lo curioso, entonces, es descubrir que la mirada no es de un inmigrante recién llegado a la Tierra Prometida, si no del personaje que interpreta Joaquin Phoenix, un norteamericano nacido en los suburbios de la ciudad, llamado Bruno Weiss (que por casualidad o no, comparte nombre con un compositor judío que estuvo apresado en los campos de concentración nazis). Es un personaje ambiguo, una persona de apariencia sociable, pero en realidad inadaptada, que trapichea y se gana la vida como proxeneta, aprovechándose de la necesidad de las recién llegadas. Su mirada denota desazón, conformismo y desafección.

El sueño de Ellis
Foto de Anne Joyce – © 2013 – Wild Bunch

La pasión por los clásicos 

James Gray vuelve a insuflar a El sueño de Ellis (The Immigrant) de su pasión por los clásicos. Su adorado Coppola está presente en las secuencias iniciales que inexorablemente recordarán a la llegada a América de Vito Andolini (posteriormente Corleone) en el El Padrino II. También la magnífica fotografía de Darius Khondji emula sin tapujos a la que Gordon Willis realizó para la mítica trilogía. Los clarosocuros y los tonos neutros habituales en el cine de Gray siguen sirviendo para poner de manifiesto la dualidad moral que tienen todos sus personajes.

Encontraremos muchas más referencias al cine clásico de Hollywood. Desde el Sergio Leone de Érase una vez en América, hasta el Charles Chaplin de El Inmigrante (con la que comparte el título original, no el estúpido que le pusieron en España). También hay reminiscencias del melodrama con tintes épicos de Elia Kazan o D. W. Griffith, pero al final, en los momentos cruciales de la película, siempre acaba tirando de cine realizado en Europa.

El siempre presente Visconti aparece en el apasionante uso de los espejos y de los reflejos que hace en El sueño de Ellis (The Immigrant). Pero también encontraremos la inspiración de Dreyer en la manera de filmar el rostro desamparado de Cotillard, o muchas similitudes entre el triángulo amoroso central y el existente en la La Strada de Fellini, con ese trasfondo del teatro de variedades.

The Immigrant
Copyright Universum Film

Análisis de la escena del confesionario

La escena del confesionario en El sueño de Ellis (The Immigrant) es un momento ejemplar. En contenido y forma. Por un lado se nos descubrirá una información clave que determinará los acontecimientos posteriores. La religión y la moral, son dos temas que obsesionan a su director, al igual que el sentimiento de culpa. Esa culpa se trasladará desde el interior del confesionario al exterior. Mientras Marion Cotillard se derrumba al contar su experiencia desde que se subió al barco, Joaquin Phoenix la escucha y comprende que es él quien ahora debe realizar un sacrificio.

Al principio de la escena, vemos a Cotillard en penumbra, con su silueta recortada por la luz que entra a través del enrejado del habitáculo. Casi de manera imperceptible, la luz del fondo desaparecerá y el rostro de la actriz quedará rodeado por una completa oscuridad. El director acrecienta esa sensación de soledad y vacío, con un leve movimiento de cámara que deja a la protagonista en contrapicado, bajo la mirada de Dios. Parece un plano extraído de La pasión de Juana de Arco de Dreyer.

The Immigrant
Foto de Anne Joyce – © 2013 – Wild Bunch

Análisis de la escena final

La secuencia final de El sueño de Ellis (The Immigrant) es también un prodigio narrativo. El reencuentro de las hermanas lo vemos a través de una ventana, tras la que aguarda el personaje de Phoenix. Apaleado y completamente desolado, se mira en un espejo antes de abandonar la habitación. La cámara se acerca sigilosamante hacia ese espejo que se encuentra junto a una ventana. A través del reflejo en el espejo, veremos al hombre salir apesadumbrado. Está roto de dolor, pero redimido de sus pecados, afuera ha empezado a nevar.

Con un leve transfoco, Gray centra nuestra mirada en la ventana que hay junto al espejo. Veremos partir al velero donde las hermanas escapan hacia una nueva vida juntas. Todo sucede en un breve plano secuencia únicamente al alcance de los genios. Solo queda levantarte y aplaudir. No pensó lo mismo el productor Harvey Weisntein que quería cambiar ese final y que viéramos a las hermanas caminando por una colina de Los Ángeles gritando felices «lo hemos conseguido». Por suerte, Gray no cedió, ya le habían obligado a suavizar el final de La otra cara del crimen.

El sueño de Ellis
Foto de Anne Joyce – © 2013 – Wild Bunch

Conclusión de ‘El sueño de Ellis (The Immigrant)

El sueño de Ellis (The Immigrant) es un melodrama con trasfondo social filmado con maestría por James Gray. A través de la llegada a Estados Unidos de inmigrantes a principios de los años 20, nos muestra como los sueños y esperanzas chocan siempre con la cruda realidad (la diferencia entre la magia y la vida fuera del escenario). Algo que podría extrapolarse a nuestra época actual. La película tiene una ambientación exquisita y desprende un romanticismo decadente, semejante al de su mejor obra hasta la fecha, Two Lovers.

En El sueño de Ellis (The Immigrant) vuelve a empapar su historia con una cadencia de amargura y negrura que nos cala hasta los huesos. Esa sensación está subrayada por la espléndida fotografía de Darius Khondji, donde las sombras que cubren los rostros, absorben toda la ambigüedad moral que encierran. La tragedia operística, siempre latente en su cine, contiene aquí una fuerte carga de tensión y amenaza cercana al thriller criminal de sus primeras películas. Es algo que se acrecienta en la sobrecogedora media hora final que desemboca en uno de los planos finales más bellos y expresivos que ha dado el cine contemporáneo.

El sueño de Ellis (The Immigrant) nos muestra a un James Gray maduro y fiel a su estilo. Un creador de atmósferas que, a menudo, están por encima de las historias que explica. Es un cineasta que recurre a la pintura tenebrista de CaravaggioDe La Tour, para perfilar emociones dolorosas y retratar a perdedores que se debaten entre la culpa y el perdón. Con unas interpretaciones memorables de Joaquin Phoenix y Marion Cotillard, la película es una excelente muestra de cine melodramático que bebe de los clásicos, un tipo de cine que se echa en falta en la cartelera actual.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí