Esta semana del 22 al 26 de octubre tiene lugar el VII Festival Internacional de Cine Fantástico Nocturna Madrid, edición en la cual se presentará la mayor selección de cortometrajes de cine fantástico y de terror de su trayectoria.

Sobre Nocturna Madrid

Con un total de 300 obras recibidas, el festival impulsado por La Cruzada Entertainment proyectará entre Cinesa Proyecciones, la Sala Berlanga de la Fundación SGAE y el Forum FNAC Callao más de una treintena de largometrajes y 28 cortometrajes, de entre los cuales 19 serán de origen nacional.

Según declaraciones de Sergio Molina, director del festival, y Marc Castro, programador de la sección de cortometrajes, en España existe muy buen material y muy diverso que sin embargo cuenta con poco apoyo nacional e internacional. De esta manera, Nocturna Madrid pretende apoyar la creación nacional de contenido cinematográfico para hacer ver el excelente contenido español y a todo el equipo que hay detrás, desde directores hasta maquilladores, para así impulsar la cantera de creadores tanto dentro como fuera del país. Como consecuencia de esta política, diversos cortos exhibidos en este Festival de Cine Fantástico han triunfado en la Comic Con de San Diego, EE.UU., o en el Festival Korea BIFF; así como destaca el apoyo recibido por parte de Sam Raimi a la adaptación a la gran pantalla de Behind, corto de Ángel Gómez Hernández.

Cortometrajes nacionales en competición

De entre la gran variedad de cortometrajes nacionales participantes en competición, se encuentran obras como La Habitación Blanca (Carlos Moriana), en la cual se produce un enfrentamiento entre la realidad versus la imaginación, Amargo era el postre (Diego H. Kataryniuk Di Costanzo), donde sucede una amena y controversial charla entre un noble francés y sus amistades más próximas.

Dando voz a los niños como catalizadores del miedo y la angustia de los adultos, Victor Català presenta A Little Taste. Y siguiendo con la línea infantil, El Cuento (Lucas Paulino y Ángel Torres) trata sobre los temores que sienten los niños en la madurez.

Tomando como premisa la cínica y dura realidad así como la fortaleza de la mente para mantener cuerdo el pensamiento o escapar de todo razonamiento a través de la luz y el color, Jordi Capdevila presenta Hawaii y Alberto Evangelio Ramos, Casa, donde se juega con la realidad en clave de terror.

Pasando al campo del amor y las relaciones sentimentales, Sonrisas (Javier Chavanel) mostrará al público lo difícil que puede resultar conocer a la familia política por primera vez. Por otra parte, Olga Osorio  con Tinder Time trata desde el punto de vista de la ciencia ficción en clave de humor una primera cita concertada a través de una aplicación para conocer pareja.

Nocturna Madrid

También en Nocturna Madrid se jugará con las fobias para propiciar el ambiente claustrofóbico y agobiante que crea Juan Carlos Mostaza en Amandine, protagonizada por Mariam Hernández y Javier Pereira.

Además, se adaptará «El corazón delator» de Edgar Allan Poe a manos de David Salgado con El Rastro del Cazador, proporcionando así un carácter gótico que combina muy bien con la temática del festival; así como No Apto para Menores (Daniel Noblom) muestra el cine negro detectivesco desde una distinta perspectiva. Asimismo, Abuelita de Wiro Berriatúa parece presentar una parodia del cine de superhéroes y villanos a través del humor negro.

Todos estos títulos aunados a los ya anunciados Tu último día en la Tierra, de Marc Martínez Jordán, El fin de todas las cosas, protagonizado por Paola Bontempi, Equals de Javier Yáñez, Hopes de Raúl Monge, La octava dimensión, dirigido por Kike Maíllo y protagonizado por Najwa Nimri y Cinco Reyesde Alberto Pons forman la sección de cortos en competición.

Cortometrajes internacionales

Nocturna Madrid contará con seis cortometrajes internacionales procedentes de países como EEUU, Canadá, Andorra, Francia, Croacia y Perú que participarán también por el premio del festival.

Además de Lay them straight (Robert DeLeskie), se indagará en otros rincones del cine fantástico con I’m sorry de Kris Carr y Sam Fowler, directores británicos que también competirán en la Sección Oficial con su largometraje The Young Cannibals.

À L’aube (Julien Trauman) evocará al espectador las locuras propias de la juventud y la rapidez con la que pueden convertirse en el peor de los temores de la mano del francés director, así como desde Croacia se presenta un desalentador futuro donde el agua es sumamente escasa en The Last Well de Filip Filković.

Álvaro Rodriguez se remonta a la II Guerra Mundial con Le Blizzard, donde un grupo de refugiados encabezados por Aida Folch, que va en busca de su hija, deberán emprender una dura huida. Por otra parte, El Juego (Rogger Vergara Adrianzén) es capaz de provocar terror sin decir una sola palabra, mostrando a una mujer que despierta en una tenebrosa sala donde un ser imita todos sus movimientos.

Nocturna Madrid

Fuera de competición

Se proyectarán también tres cortos que, en palabras de Molina, «no se puede perder el público» como bien son La Colleja de Sergio Morcillo, quien además de ser una personalidad recurrente en Nocturna Madrid, ejercerá de jurado para la Sección Oficial. Se trata de una comedia negra que cuenta con Itziar Castro, Nacho Guerreros y Lluvia Rojo en su reparto y trata sobre un padre que cometerá un inmenso error que conllevará unas inesperadas consecuencias.

El día de la inaguración será posible ver Reality de Alejandro Ibáñez, que mezcla el terror con la realidad; y La Virgen Descalza de Lone Faerch (Lone Fleming), obra de suspense y de época que gira en torno a una joven a punto de casarse.

Homenaje a Narciso Ibáñez Serrador

Nocturna Madrid homenajeará al famoso cineasta con un ciclo de cine gratuito hasta completar aforo programado de manera conjunta con la Fundación SGAE y la Sala Berlanga. Dicho ciclo reproducirá trabajos creados para la serie Películas para no dormir, telefilmes independientes donde seis directores entre los que se encuentra Narciso Ibáñez Serrador buscan provocar el insomnio; e Historias para no dormir, célebre serie que en los sesenta elevó el valor del cine de terror, hasta entonces casi desconocido en cine o televisión en España, y que estaba presentada y dirigida por Ibáñez Serrador.

“Es una estupenda guía para iniciarse en la oscuridad, aunque en realidad son series que iluminan y que nos devuelven, como Historias para no dormir, a aquella tele de dos rombos que forma parte de nuestra historia y de la historia del fantaterror en España”, apunta Sergio Molina

El ciclo tendrá lugar el lunes 21 de octubre a las 21.30h, un día antes de la inaguración de Nocturna Madrid, con la proyección de La Culpa, que trata sobre un funesto hospital en el que se realizan abortos y forma parte de Películas para no dormir; está dirigida por Chicho Ibáñez Serrador y protagonizada por Nieve de Medina y Montse Mostaza.

Previamente (20.00h) se llevará a cabo la mesa redonda “Chicho, la fantasía conquista la pequeña pantalla española”, con la presencia de Alejandro Ibáñez cineasta e hijo del autor, Carlos Urrutia, actor y biógrafo de Chicho Ibáñez Serrador; y Sergio Molina, director del festival.

El martes 22 de octubre a las 19.00h se proyectará Para entrar a vivir de Jaume Balagueró, protagonizada por Macarena Gómez, Adrià Collado y Nuria González, que trata sobre un matrimonio desesperado por encontrar piso que se verá envuelto en una pesadilla cuando lo encuentren. También El muñeco y La zarpa , ambas de Ibáñez Serrador, creadas en 1966 y 1967 respectivamente para Historias para no dormir. Mientras que la primera trata sobre una niña que es visitada por el espíritu de su antigua institutriz, la segunda trata sobre la desesperación y el coste de los sueños.

Películas para no dormir

La habitación del niño de Álex de la Iglesia se verá el miércoles 23 de octubre a las 19.00h. Un matrimonio se muda a una nueva casa y descubren que un extraño hombre se sienta al lado de la cuna de su hijo por las noches. Además, se proyectará El fin empezó ayer (1982, Historia para no dormir) de Ibáñez Serrador, que narra cómo en una universidad italiana un alumno que sobresale del resto pide al rector poder realizar los seis años de carrera en un solo curso.

El jueves 24 de octubre le tocará el turno a Películas para no dormir como Adivina quién soy de Enrique Urbizu (2005), protagonizada por Goya Toledo y José Mª Pou, en la que la hija de una enfermera se encuentra inmersa en un mundo de fantasía, monstruos y vampiros en el que no todo es imaginario, y Cuento de Navidad de Paco Plaza, sobre cinco amigos que viven en un pueblo de veraneo de la Costa Brava, una ladrona que merodea la zona y un crimen en el que la víctima desaparece. Por último, la Historia para no dormir El trasplante de Ibáñez Serrador (1968) con José Mª Parada y Lola Herrera, en la que un hombre rechaza de plano los trasplantes de órganos porque cree que de esa manera conserva su integridad.

El ciclo finalizará el viernes 25 de octubre con Regreso a Moira de Mateo Gil (Película para no dormir) con Natalia Millán, Juan José Ballesta y Jordi Dauder, en la que un escritor de éxito de edad avanzada, tras la súbita y violenta muerte de su esposa, recibe la carta del “Enamorado” del tarot, que parece tener para él un inquietante significado. También podrá visionarse El televisor (Especial Historias para no dormir), uno de los más queridos y recordados especiales de Chicho para televisión, en un espeluznante retrato de una época donde los televisores cambiarían la vida de las personas hasta puntos imprevisibles. 

Los días 22 y 23 el ciclo Historias para no dormir será presentado por el cineasta Elio Quiroga, mientras que los días 24 y 25 será el crítico Jesús Palacios quien se encargue.

Homenaje a Eugenio Martín

El día 22 de octubre a las 17.00h en la Sala Berlanga en colaboración con el Consejo Territorial de Madrid de la Fundación SGAE y patrocinado por 8 Madrid TV, se proyectará la coproducción hispano-italo-germánica de 1962 con la que Nocturna Madrid homenajeará también a Eugenio Martín: Hipnosis.

Eugenio Martín

Antes de Pánico en el Transiberiano (1973), Eugenio Martín apostó por el género de terror con esta película que desafía a la ambigüedad con la presencia de Grog, un siniestro títere, y su ventrílocuo (Jean Sorel), que es incapaz de detener la ola de crímenes que debe perpetrar para tapar el primero. En la versión alemana, el título fue Sólo los testigos muertos están en silencio, transmitiendo así la esencia de esta obra de culto perteneciente al denominado cine giallo que, en palabras de Sergio Molina, resulta un «admirado y objeto de interés cinéfilo como todo lo que ha dirigido Eugenio Martín».

Más información en http://nocturnamadrid.com/es

Fuente Nocturna Madrid

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí