Para esta temporada estival, Netflix se ha hecho con los derechos de Words Bubble Up Like Soda Pop (Palabras que burbujean como un refresco, en español), la última película de animación del estudio flying DOG, responsable de obras como Samurai Champloo o Carole & Tuesday. Dirigida por Kyōhei Ishiguro, productor de Your Lie in April, nos brinda una entrañable historia de amor entre dos jóvenes, Cherry y Smile, cuyos mundos completamente diferentes se cruzan por medio de un fortuito accidente.

Por medio de una animación diferente y original, el estudio nos trae con un peculiar estilo una película donde predomina el romance, aunque también la comedia o el misterio, lo que la convierten en una película altamente adictiva para ver en vacaciones. Desde el 22 de julio en Netflix.



Palabras que burbujean como un refresco (Words Bubble Up Like Soda Pop)

Crítica de ‘Palabras que burbujean como un refresco’

Ficha Técnica

Título: Palabras que burbujean como un refresco
Título original: Cider no Yō ni Kotoba ga Wakiagaru

Reparto:

Año: 2021
Duración: 87 min.
País: Japón
Director: Kyōhei Ishiguro
Guion: Dai Satō
Fotografía:
Música: Kensuke Ushio
Género: Animación
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Palabras que burbujean como un refresco’

Sinopsis

Tras conocerse en un día soleado, un chico tímido que se comunica con haikus y una chica alegre pero insegura disfrutan de un breve y mágico verano juntos.

Dónde se puede ver la película



Palabras que burbujean como un refresco

La pieza central será la relación entre los protagonistas y como a pesar de sus diferencias, conformarán por medio del interés mutuo una preciosa amistad. La afición principal de Cherry será los haikus (poemas cortos originales del país nipón) y gracias a ellos es capaz de transmitir la mayoría de sus sentimientos, y conseguir a su vez, una narrativa poética en la mayoría de los diálogos. Por su lado, el lado inocente y bondadoso de Smile, se traduce su perfil como influencer, que hará sacar el lado más atrevido del chico.

Por otro parte se agradece como esta cinta sale de la norma al no ambientar la historia durante la secundaria, entorno fetiche para los animes de romance. En su lugar, la ciudad será su escenario y se producirá un choque entre dos visiones de Japón. Cherry representa la tradición con su hobby, mientras la amante de lo digital, Smile, engloba a todos aquellos nativos y amantes digitales. Las diferentes perspectivas se fundirán en un nexo muy fuerte de compresión.

Respecto a los personajes secundarios, a pesar de no estar muy desarrollados, debido a la duración de la película, sirven como elementos de apoyo y motivan a los jóvenes en sus diferentes aficiones. Smile es influencer junto con dos amigas de la infancia y la ayudan a conocer más a Cherry, mientras que Beaver aprecia el arte de los haikus de su amigo, llenando la ciudad con ellos, como señal de admiración. Nuestros protagonistas no se encuentran solos en ningún momento, y de manera positiva nos enseñan su lado más humano.

Palabras que burbujean como un refresco
Copyright Netflix

Cerezo silvestre, me gustan las hojas que has escondido

A partir de la segunda mitad de Palabras que burbujean como un refresco, con el fin de enfatizar el drama se hará más visible la mudanza de Cherry que deberá abandonar la ciudad. Con ello, se le suma un objetivo común que comparten el grueso de los personajes que será la búsqueda de un disco de vinilo para un anciano, presentada desde el comienzo de la cinta. Gracias a sus círculos de amistades, se embarcan en esta aventura con el fin de conseguir de hacer feliz al señor Fujiyama.

Con esto, se vuelve al tema recurrente en el film, que será la unión de aspectos contrapuestos pero a su vez, complementarios. Mientras que la relación de amor se da entre dos personas muy diferentes y como son capaces de congeniar, el sentimiento romántico también une presente y pasado con la historia del anciano y su fallecida esposa y el deseo de escucharla una vez más. Con esto el amor se convierte en un elemento atemporal y prácticamente en los nexos entre las generaciones tan dispares que presenta la sociedad japonesa.

Dentro del apartado musical, destacamos la magnífica banda sonora del compositor Kensuke Ushio, conocido por el uso de música ambiental, experimental y techno para la mayoría de sus obras. Entre sus trabajos destacamos el apartado sonoro de A Silent Voice, que le llevó a la fama, demostrando ser capaz de unir su estilo tan peculiar como momentos tanto alegres como dramáticos. Habrá que ver como en un futuro, más compositores se animan a utilizar este tipo de música prácticamente electrónica para la multitud de géneros que abarca el cine de animación o el séptimo arte en general.

Palabras que burbujean como un refresco
Copyright Netflix

Conclusión

Palabras que burbujean como un refresco (Words Bubble Up Like Soda Pop)  es una película simple y emotiva, un homenaje al amor más tierno y puro. Une a la juventud y vejez, compartiendo un único sentimiento, y como hay que luchar por él. El uso poético y visual de los haikus marca la originalidad del relato aunque que para los espectadores ajenos a este arte quizás nos resulte algo extraño, en comparativa a la poesía “común”.

Esta cinta es altamente recomendable para todos aquellos que queremos sentir el amor, el amor que nos traslada a nuestra adolescencia y hacia los veranos donde nuestros problemas de la vida diaria desaparecen.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí