Para ver si así me quieres es un proyecto de Círculo Barcelona dirigido por Marta Albert y protagonizado por Claudia Melo y Daniel Rived. La obra se basa en una experiencia personal de la actriz protagonista y estará en la Sala Mirador de Madrid.



Para ver si así me quieres

Crítica de 'Para ver si así me quieres'

Ficha Técnica

Título: Para ver si así me quieres
Título original: Para ver si así me quieres

Reparto:
Clàudia Melo
Daniel Rived

Duración: 75 min. apróx.
Dirección: Marta Albert
Dramaturgia: Marta Albert
Dirección artística: Anna Cornudella
Vestuario:
Nèstor Reina
Fotografía: Júlia Ruiz
Producción: Círculo Barcelona

Tráiler de 'Para ver si así me quieres'

Sinopsis de 'Para ver si así me quieres'

Para ver si así me quieres nos presenta a Andrea, que es una niña, una joven y una adulta que busca un lugar en el mundo. La pieza, como la vida, empieza con la infancia donde la protagonista ansía a unos padres a los que necesita y no encuentra y entonces, como compañera, aparece la anorexia. El fantasma de la anorexia acompaña a Andrea durante toda la obra como esqueleto pero nunca es la protagonista de la historia. Andrea crece y conoce el amor e, intentando hacerse un lugar allí también, la anorexia suple y embalsama el dolor que deja el desamor y el abuso. Finalmente Andrea, adulta y cansada, renuncia a buscar el amor en el otro, enterrando así a su compañera. (SALA MIRADOR). 



Para ver si así me quieres
Foto de Júlia Ruiz

Dos mujeres, millones de experiencias

Fue a los 15 años cuando Claudia Melo recibió el primer impulso para dedicarse a la interpretación al escuchar, en un curso de directores de casting, que tenía talento de sobra para ponerse delante de una cámara. Mucho antes, ya de niña, Claudia quería ser actriz y hoy en día sigue sin tener un plan B, aunque en una entrevista comentó que si el teléfono dejara de sonar estudiaría psicología. Estudió en la escuela de Cristina Rota, en la misma en la que este 21 de enero ha estrenado Para ver si así me quieres, una obra que protagoniza y que ha coescrito junto a Marta Albert, de la compañía Círculo Barcelona.

Marta Albert, cofundadora de la compañía Círculo Barcelona, aceptó el reto de Claudia de contar su experiencia personal y mientras trabajaban en el libreto experimentaron cómo lo íntimo trasciende a lo colectivo y lo social. La experiencia de la anorexia está ligada a un tipo de educación y a un tipo de sociedad, por lo que va mucho más allá del trastorno de la conducta alimentaria. Y por eso también es común a muchas generaciones de mujeres y de niñas, sobre todo. No es un problema de niñas que quieren ser modelos, ha recalcado Claudia en numerosas ocasiones, aunque así se viera el problema en los 90, es un problema social y la alarma debería ser también social. Marta Albert comenta sobre la obra: Ha sido una transformación y un acto muy revolucionario al coger una experiencia propia y sacarla fuera.

Sala Mirador
Foto de Júlia Ruiz

La mujer como trofeo

Para ver si así me quieres es una obra con varias capas que van surgiendo según avanza la trama. En escena, Claudia situada en el interior de un cubo de luz espera a que el público ocupe sus asientos. Una conversación con el psiquiatra que aparece proyectada en la pantalla del fondo, abre la función. Claudia se quita la ropa, el psiquiatra le dice que se tiene que pesar, y se viste de la niña que fue para instalarnos en el momento en el que todo comienza. Porque todo germina allí, en la infancia. Sobre un espacio escénico casi desnudo, la niña Claudia nos va narrando las relaciones con los adultos que le sirven de referencia: una madre con carencias emocionales y un padre ausente que van a marcar su adolescencia y su madurez.

La interpretación de esta joven actriz valenciana es muy cuidada desde las primeras escenas. Al tiempo que traza el mapa de la obra, nos descubre el proyecto vital que trasciende a lo que nos cuenta. Pasando por la infancia, la adolescencia y la madurez,  realiza un trabajo actoral de edificación de personaje sin necesidad de réplica. La tiene, sin embargo, en su compañero de reparto Daniel Rived, cuya presencia se desdobla en varios personajes sin voz. La música y las proyecciones acompañan la interpretación de Claudia, le dan fuerza y ayudan a mirar más allá de la particularidad de la historia.

Hacia el final de la obra, la voz de  se apaga y, mientras ella permanece inmóvil con una sonrisa forzada y congelada, las proyecciones en pantalla se suceden: Leonardo DiCaprio con su Oscar en la mano, un trofeo como las mujeres cada vez más jóvenes con las que sale, Amy Winehouse, Britney Spears, los concurso de belleza para niñas, las operaciones de estética.

Para ver si así me quieres
Foto de Júlia Ruiz

Carta a la madre

Antes muerta que sencilla. La terrible representación de la mujer en los medios, la sexualización de las niñas en la publicidad, el control sobre el cuerpo de la mujer. Para ver si así me quieres no es solo una obra de teatro, es una inmersión en un problema social que viene de lejos y sobre el que sigue sin haber mucha luz.

La voz en off de  pone el broche de oro a una función que nos deja con el alma encogida. Una Claudia que sigue recuperándose de su enfermedad y que acepta que su madre también es una víctima del sistema. Entre líneas, nuestra protagonista reconoce que su madre lo hizo lo mejor que supo y que sigue aprendiendo a no sustituir el cariño que nunca recibió.

Aplausos del público.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8,5 / 10
85 %
Artículo anterior"El mago de Oz" se representará en el Teatro Sanpol desde el 29 de enero, sábados y domingos con doble función
Artículo siguiente"Manuel Campo Vidal: Pasión por la Comunicación", de Camporrélls a Madrid
Mitad persona mitad animal, quizás un pez (por lo de piscis) pero no sirena (muy aburrido). Experta en perder el tiempo. Lo que más me pone: los atlas de geografía. Lo que menos: las injusticias. Me fastidian las gotitas líquidas de colores que chorrean cuando comes fruta, pero me encantan las fresas.
Antes muerta que sencilla. La terrible representación de la mujer en los medios, la sexualización de las niñas en la publicidad, el control sobre el cuerpo de la mujer. Para ver si así me quieres no es solo una obra de teatro, es una inmersión en un problema social que viene de lejos y sobre el que sigue sin haber mucha luz. La voz en off de  pone el broche de oro a una función que nos deja con el alma encogida. Una Claudia que sigue recuperándose de su enfermedad y que acepta que su madre también es una víctima del sistema. Aplausos del público.para-ver-si-asi-me-quieres-teatro-critica

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí