Paula Guida es la protagonista y guionista de Noche de juegos. Su carrera artística comenzó con «Arlequino, servidor de dos patrones», dirigido por Carlos Bosso, director del Piccolo Teatro de Milán. La obra recorrió teatros tan conocidos como el Teatro Clásico de Almagro y el de Alcalá de Henares. En 1999 fue ganadora del premio a la mejor actriz en los premios de la Comunidad de Madrid con «Amantes y otros extraños», otorgado por Blanca Portillo.

En 2005 realiza la película «Interior (noche)» de Miguel Ángel Cárcano, presentada en el Festival de Cine de San Sebastián. En 2013 forma su propia compañía de teatro Guionycuentanueva, aunque en la actualidad, ya no forma parte de ella. Ahora ha creado junto a Esteban Ciudad, su compañero en la obra, una nueva compañía teatral llamada «El vuelo de Elliot».

En Cinemagavia hemos tenido la oportunidad de hablar con Guida sobre cómo se formó este proyecto tan personal, su inspiración para la obra y el trasfondo que transmite al público. Además, habla de cómo el cine influye en su carrera artística y cómo ve las diferencias en el mundo artístico. También explica por qué decidió crear su propia compañía de teatro y los futuros proyectos que tiene en mente. En el Teatro NueveNorte los viernes de octubre a las 22:15.

Entrevista a Paula Guida

Foto de Beatriz Olivares

Diego Da Costa/Cinemagavia: Eres protagonista de Noche de juegos, pero también guionista, ¿cómo se te ocurrió la idea para este guion? ¿Fue complicado al ser el primero de forma íntegra?

Paula Guida: En realidad, no sé cómo se me ocurrió, fue algo que simplemente pasó. Un día me senté a escribir y en 4 días había escrito 40 páginas. Venía de un momento emocional fuerte y creo que eso lo impulsó. Pero como siempre digo, este guion no nació de una experiencia concreta, sino de un cúmulo de aprendizajes. Mentiría si te dijera que fue difícil, porque no lo siento así. Eso no significa que escribir no sea difícil (que lo es), y yo lo respeto muchísimo, pero este caso concreto, fue algo muy liberador, muy motivador y fluyó de forma increíble.

D.D./CG: ¿Cómo te preparas el personaje con toda la carga dramática que hay en él?

P.G.: Pues no uso una “técnica” concreta. A mí me funciona mucho el estar presente en el momento. Mirar y escuchar mucho a mi compañero. Trato de estar abierta y preparada para que las emociones se muevan sin ataduras. El resultado no siempre es el mismo, pero es auténtico todas las veces. Lo que hago es “aflojar las emociones” y confiar en que salgan en el momento adecuado. Para eso estoy en el “aquí y ahora”. También tener la suerte de trabajar con un compañero con el que tienes química ayuda. En este caso, con Esteban es fácil.

Paula Guida
Foto de El vuelo de Elliot

La apuesta de Paula Guida

D.D./CG: ¿Te imaginabas que tendría tanto éxito entre el público?

P.G.: No me imaginaba nada de lo que ha pasado con esto. Como mucho podía pensar que quizá se estrenara en una sala pequeña con mi presupuesto que eran 50€ literales. Pero de repente aparecieron dos personas, Mario Vara y Marisa Diez que vieron potencial en el proyecto y conectaron con él desde el inicio y decidieron apostar. Gracias a ellos, luego pudimos sumar a gente al equipo como Juanjo Llorens, que es una eminencia para mí en el mundo de la iluminación y una bellísima persona, David Pizarro que es un escenógrafo increíble.

Javier Albalá se unió al proyecto para darnos una dirección más concreta, le puso todo su corazón y el señor Javier Naval, el fotógrafo por excelencia. Con semejante equipo, yo ya me esperaba cualquier cosa. Pero fue la sala Nueve Norte, la única que nos abrió las puertas y confió en el proyecto. Y fue un gran acierto, son gente maravillosa, que cree y cuida a los artistas. Allí estamos desde el estreno y siempre será nuestro hogar. En resumen, que me enrollo mucho… no me esperaba nada, pero ya me espero cualquier cosa.

Foto de El vuelo de Elliot

La conexión con Esteban Ciudad

D.D./CG: Cuando estabas escribiendo el guion, ¿tenías claro que ibas a ser tú la protagonista y Esteban Ciudad el otro actor?

P.G.: Sí, ambas cosas. Cuando yo escribí esto, Esteban y yo ya habíamos decidido que queríamos trabajar juntos. Empezamos con otro proyecto, que finalmente no nos convenció, y precisamente por las ganas de trabajar juntos, fue por lo que me decidí a escribir. Si no, quizá Noche de juegos no habría existido. Así que no solo tenía claro que él iba a ser el actor, sino que estuvimos juntos en todo el proceso de creación, y aunque el guion es mío hay mucho de él, tanto en el texto como en el proyecto en sí.

D.D./CG: Además de actriz y guionista, formaste tu propia compañía: “Guionycuentanueva” y ahora, con Esteban Ciudad, «El vuelo de Elliot», ¿cómo surgió esta vena emprendedora en Paula Guida?

P.G.: La compañía «Guionycuentanueva» se materializó en 2013 con Jorge Ahijado y Juan Carlos Guerra, los tres nos conocíamos desde hacía 13 años y ya habíamos creado muchas cosas juntos. Esto fue “ponerle seriedad” a lo que ya hacíamos. Juntos creamos eventos, teatro y musicales familiares, el más importante “Esos locos fantasmas” que estuvo tres temporadas en el Teatro Lara y dos años de gira. Fue candidato a los premios Max. Guardo muy buenos recuerdos de esa época. Ahora Jorge y Juan Carlos trabajan juntos en otros proyectos y yo he creado con Esteban esta nueva compañía “El vuelo de Elliot”.

Paula Guida
Foto de Beatriz Olivares

Las diferencias sociales

D.D./CG: En cine y televisión, todavía no hay una igualdad en puestos de decisión entre hombres y mujeres, ¿en el teatro hay más igualdad o por el contrario, has sentido la diferencia?

P.G.: Es complicado, sigue habiendo diferencias en todas partes, pero es importante remarcar que no solo por ser hombres o mujeres, sino por el estatus social, o el entorno político. Durante muchísimos años la empresa de teatro musical más importante de España la capitaneaba una mujer. La diferencia, es que probablemente las mujeres tenemos que hacer más esfuerzos para que se nos tome en serio. Un hombre con las cosas claras es admirado, a una mujer con las cosas claras se la considera una “tirana”. Pero ahora este tema está sobre la mesa, y hay subvenciones, festivales, certámenes y ayudas destinadas a todos los proyectos creados por mujeres.

Ojalá llegue un día, en que los puestos de lo que sea se obtengan por méritos propios, y no tengan que ver con la raza, el sexo o el estatus político. Este tema da para mucho.

Paula Guida
Foto de El vuelo de Elliot

Las referencias en Noche de juegos

D.D./CG: A través del humor, se podría ver un trasfondo feminista en la obra, ¿tenías esta intención de reivindicación del papel de la mujer en la sociedad?

P.G.: Quería hablar de “personas” que sienten de esta o de aquella manera, no de los hombres son así y las mujeres asá. Eso hace que la obra se vea feminista, pero no porque lo sea a propósito, sino porque la mujer de esta obra no cumple con las normas del “heteropatriarcado”, como tampoco lo hacen la mayoría de mujeres reales de hoy en día.

Pero tampoco el hombre de la obra cumple con esos clichés, igual que en la vida no todos son machistas. En ningún momento hemos querido ser panfletarios, hemos querido hablar de emociones reales y de verdad. De personas con miedos, con inseguridades, con bloqueos, con amor, con ganas… lo demás depende más de los ojos del espectador que de nosotros mismos.

D.D./CG: Hay una gran cantidad de referencias cinematográficas en la obra, ¿por qué decidiste utilizar este recurso?

P.G.: Fue algo que me vino a la cabeza de repente, pensé: «¿Qué pasaría si alguien no pudiera hablar de sus emociones con sus propias palabras y tuviera que usar las de otros?». Y si esas “otras” palabras fueran grandes frases del cine… Esas frases que todos hemos oído y que siempre hemos querido decir o qué nos digan. Y de repente, todo encajaba perfectamente con lo que queríamos contar y el famoso tema de la “comunicación”. Y con eso fuimos dando forma a todo esto.

Foto de El vuelo de Elliot

El futuro profesional de Paula Guida

D.D./CG: Te hemos visto sobre todo en teatro, ¿por qué te has decantado más por esta industria?

P.G.: Bueno, no me he decantado (risas), es lo que ha venido. Es cierto que me encanta y que como “medio” para trabajar me llena más el teatro. He tenido la suerte de trabajar bastante en este medio, pero estoy deseando que los directores de cine digan: “Mira, esta chica puede ser interesante.” Señores directores, aquí estoy deseando trabajar en la gran pantalla. Ya lo hice con Miguel Ángel Cárcano en “Interior (noche)” en el año 2005 y acabamos en el festival de San Sebastián. Fue una experiencia maravillosa.

D.D./CG: Por último, ¿cuáles son tus próximos proyectos? ¿Te gustaría lanzarte a la industria cinematográfica o televisiva como guionista o productora?

P.G.: ¡Uy! No sé si estoy preparada para algo así aún (risas). Algún día me encantaría. De momento, estoy entusiasmada con esta nueva aventura, que es “El vuelo de Elliot”. Ya estamos trabajando juntos en el próximo proyecto. Esta vez el guion es de los dos desde el inicio, codo con codo y estamos muy motivados. Y, por supuesto, a Noche de juegos aún le queda mucha vida. Empezamos esta semana la gira y seguimos en Nueve Norte haciendo funciones los viernes. Así que “El vuelo de Elliot” no ha hecho más que despegar.

Puedes leer la crítica de Noche de juegos, obra teatral escrita por Paula Guida, pulsando aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí