Isi & Ossi, o como a mí me gusta llamarla Advertimos que puede herir la sensibilidad del espectador, es una supuesta comedia romántica, de nacionalidad alemana, escrita y dirigida por Oliver Kienle.

La película es una producción de X-Filme Creative Pool por encargo de Netflix, para ser distribuida mundialmente por la plataforma de streaming el 14 de Febrero de 2020 (la fecha del estreno parece elegida por HBO).

Los que anden con un poco de falta de neuronas, como yo, se pueden ahorrar estas casi dos horas de perdida masiva de las mismas, los que no ¿Quién dijo miedo?.



Isi & Ossi

Crítica de Isi & Ossi

Ficha Técnica

Título: Isi & Ossi
Título original: Isi & Ossi

Reparto:
Lisa Vicari (Isi)
Dennis Mojen (Ossi)
Walid Al-Atiyat (Tschünni)
Pegah Ferydoni (Druck Teacher)
Ernst Stötzner (Abuelo)
Lisa Hagmeister (Betty Markowski)
Christina Hecke (Claudia Voigt)
Langston Uibel (Finn, Rich date)
Hans-Jochen Wagner (Manfred Voigt)
André Eisermann (Spasti, entrenador de Ossi)

Año: 2020
Duración: 113 min.
País: Alemania
Director: Oliver Kienle
Guion: Oliver Kienle
Fotografía: Yoshi Heimrath
Música: Michael Kadelbach
Género: Comedia romántica
Distribuidor: Netflix España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Isi & Ossi

Sinopsis 

La hija de un gran multimillonario, Isi (Lisa Vicari), lo único salvable de la película, ante la oposición de sus padres por estudiar lo que desea desde niña, ser chef, llega a un acuerdo con un proyecto de boxeador, Ossi (Dennis Mojen) con problemas económicos.

Una especie de chantaje amoroso, que le permita a ambos seguir con sus sueños, mediante la claudicación de los padres de ella.



Isi y su familia

Isi & Ossi, vamos con ella, Isi (buena, bella, perfecta); Desde pequeña una enamorada del arte culinario, pero en los estudios no es precisamente prima hermana por parte de padre de Alfred Einstein.

Descubre que incluso ha aprobado la selectividad gracias a la influencia de su madre, una gran dama con secreto incluido, recién salida de la última temporada de Dinastía y con un gran palo metido por cierto hueco del cuerpo, que le impide algo de expresividad y afecto.

El padre, cuya principal virtud es cómo cuenta el dinero con los dedos, pinta menos que Ibáñez en la Ciudad del Vaticano, vive según las normas que dicta la ínclita bruja materna y tiene una colección de coches, que solo por eso merece la pena perder alguna neurona viendo la película.

Ambos, amantes del arte, la sofisticación, la moda, En fin con más tonterías que el ropero de Toro Sentado y Chato El Apache compartiendo apartamento.

Una rubia espectacular, la muy mejor amiga de Isi, que piensa que la vida es como una caja de bombones que nunca sabes el que te va a tocar, pero que esnifa cocaína hasta con mortadela rellena de aceitunas.

Y el castigo de Isi a sus padres, irse a trabajar a una hamburguesería con la jefa y el personal sacados de la tercera temporada de The Walking Dead y donde no comería ni Torrente después de 3 meses en Supervivientes.

Y el milagro, se encuentra con Ossi.

Isi & Ossi
© Netflix

Ossi; su familia y entorno

Isi & Ossi, vamos con él, Ossi y entramos en otro tipo de película; Ossi es límite, Forrest Gump (1994) en una prueba de coeficiente intelectual ni tiene que sacar el lápiz. Su aspiración a ser boxeador profesional parece que justifica un lenguaje soez, un trato torrentiano y tratar a Isi como si ejerciera la profesión más antigua y rentable (por desgracia) del mundo.

Pero la cosa no queda aquí, su muy mujer amigo, es un moro chillón que se tira a su madre (la de Ossi, claro) y cuyo único objetivo en el mundo es sobarle el culo donde sea a la madre del boxeador.

La madre, otro regalito, más floja que el cuñado de Rocky (1976) y lo mejor del guion, propietaria de una gasolinera con 27 euros en el banco, y con el pensamiento de si te debo 1 dólar tengo un problema, si te debo un millón el problema es tuyo. No le hace ascos al moro y su ardua tarea de sobarle el culo.

¿En Alemania ni se traspasan ni se venden gasolineras?.

Vamos a pasar por alto el estado de la casa de Ossi y vamos al apartado estrella del guion.

Isi & Ossi
© Netflix

El abuelo de Ossi

Isi & Ossi, el verdadero protagonista de la cinta, el abuelito de Heidi, perdón de Ossi. El Torrente alemán, límite como el nieto (no tanto), se equivoca al atracar un banco y le caen 14 años.

Recién salido de la cárcel; homófobo, racista, asalta cunas, chulo y amante de los bares con luces rojas, por meterse, se mete hasta con Hitler.

Y llega el amigo Oliver y con más de setenta años, lo convierte en una estrella del Rap, eso sí, en su lenguaje convierte a Torrente en el Padre Apeles y ojo que ahora el comentario de cabecera deja de ser una broma. Es una película para adultos, no por puritanismo sino por una mínima falta de educación y respeto en el vocabulario que no crea que sea lo que busquen los que vayan a visionar esta maravilla de cinta.

Isi & Ossi: El acuerdo

Isi (Lisa Vicari), alemana, no va ser de Matalascañas, lo repito, lo único salvable de esta aberración. Bella, atractiva y elegante y vinculada desde el 2017 a Netflix con la serie Dark.

¿Pero, qué has hecho para merecer esto? No te das cuenta de dónde te metes, preciosa. Estás en offside continuo, tú no puedes beber ginebra de garrafón, que la beban los directivos de Netflix, exige de Brockmans en adelante querida.

El acuerdo: Te haces pasar por mi novio y cuando cobre un dinero que voy a recibir, te doy 25.000 euros.

Ossi (Dennis Mojen), el boxeador límite, con más movimiento que la Falla de San Andrés, pero yo ni le conozco nada ni después de hoy tengo el mínimo interés, que no quiere decir que no vaya a volver a ver al chaval, pero una y no más Santo Tomás.

Quiero pensar que es un fallo en la elección del personaje, del director, del guion…. pero querido si es tu forma de actuar, en el Falla hacen falta figurantes para los Carnavales de Cádiz, seguro que tan guapo y tan fuerte, te hacen un hueco (entiéndase bien).

El acuerdo: Me hago pasar por tu novio medio delincuente y me das 25.000 euros para la pelea de boxeo y las deudas del regalito de mi madre.

Isi & Ossi
© Netflix

Isi & Ossi, el que parte el bacalao

Isi & Ossi, Oliver Kienle, guionista y director, tomá ya.

Le conozco Cuatro manos (2017), una película de suspense que sin ser gran cosa ni aportar nada nuevo al género, se dejaba ver igual que se olvidaba.

Pero esto Oliver, o me dices que el guion te lo ha escrito un negro, o me dices que tenías 40º de fiebre o que te has bebido una botella de Capitán Morgan a palo seco.

Lo contrario es que has vendido tu alma al diablo (Netflix); pero sí me ha dado vergüenza catalogar la película de comedia romántica, ¿dónde está la comedia? En el montón de palabras soeces que se escuchan en la cinta y lo de ¿Romántica? Si hay menos química entre los dos protagonistas que entre Bertín Osborne y Pablo Iglesias.

Conclusión de Isi & Ossi

Isi & Ossi, ya saben que nunca desaconsejo ver una película, pero tampoco seré yo quien aconseje ver este engendro.

Seguramente como siempre me pasa cuando hablo mal de una cinta Netflix, que es lo normal, habrá cientos o miles de lectores y la visionarán más gente de la que lo tenía pensada.

Y mira que iba a hacer la crítica de la cinta polaca Netflix con Bill Pullman haciendo del abuelo de Bobby Fischer, pero si la tuve que quitar almas de Netflix, de aburrimiento.

En fin, la cinta es para adultos, la supuesta comedia se basa en la homofobia y el racismo del abuelito y a veces el nieto, el romanticismo, menos que en Los santos inocentes (1984), el guion está ausente y las dos horas se convierten en cuatro.

Netflixnianos y acoplados, hagan lo que les plazca. En películas Netflix cada vez tiene menos donde elegir (autóctonas) y la verdad es que no lo entiendo, como no entiendo su manera de gastar el 99% del dinero anual en 3 películas para mendigar algún Óscar, en vez de dar un toque de calidad al resto de producciones y al 2020 me remito.

Sr. Oliver, Sres. de Netflix, ¿Ninguno ha visto El diario de Noa (2004)? ¿Ninguno sabe que existe una plataforma española llamada Filmin?.

» Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo »

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí