Pequeña flor (2022) es una película de Santiago Mitre, el mismo director de Argentina 1985, que se estrena en cines este 9 de diciembre. La película, ambientada en Francia, es una coproducción de numerosos países (incluido España, que aporta una cuota de actores) que a pesar de ser mucho más minimalista y con menos pretensiones que su anterior película citada, demuestra a cada minuto la esencia del director. Un aperitivo apto por cierto para muchos tipos de públicos, desde los amantes al cine de género pasando por cualquier pareja que quiera pasarse por las salas para ver una película en la que muchos se verán reflejados.



Petite fleur filme

Crítica de 'Pequeña flor'

Ficha Técnica

Título: Pequeña flor
Título original: Petite fleur

Reparto:
Daniel Hendler (José)
Vimala Pons (Lucie)
Melvil Poupaud (Jean-Claude)
Sergi López (Bruno Rodriguez)
Françoise Lebrun (Agnès)
Eric Caravaca (El editor)

Año: 2022
Duración: 98 min.
País: Francia
Director: Santiago Mitre
Guion: Mariano Llinás, Santiago Mitre. Novela: Iosi Havilio
Fotografía: Javier Juliá
Música: Gabriel Chwojnik
Género: Intriga. Terror
Distribuidor: Surtsey Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Pequeña flor'

Dónde se puede comprar la novela

Oferta

Sinopsis

José es un dibujante argentino que vive en Francia junto a su mujer y su hija. La pérdida de su trabajo, la crisis de pareja que llega con la recién nacida y el encuentro con un extraño vecino le harán descubrir una serie de destrezas desconocidas: cuidar a la bebé, salvar su pareja y asesinar a su vecino… una y otra vez. (Surtsey Films)

Dónde se puede ver la película en streaming



El fantástico como tapadera

Es cierto que cada vez hay menos críticos que consideran géneros como el fantástico o el terror como géneros menores, pero desde luego sigue habiéndolos (solo hay que ver quien gana qué en los grandes festivales de cine). Pequeña flor es la demostración de que el género se puede utilizar para contar cosas muy cercanas al ser humano, y Santiago Mitre nos lo presenta con un envoltorio con mucha personalidad.

Pequeña flor nos presenta a una pareja. Él, interpretado por Daniel Hendler. Ella, por Vimala Pons. Un argentino y una francesa que viven en un pequeño pueblo de Francia donde nunca pasa nada. La primera media hora de Pequeña flor es un gran ejercicio de guion en el que se muestran los engranajes de una relación de parejas, con sus altibajos.

Él, es incapaz de admitir que se trata de un historietista frustrado que no llegó a triunfar, pero que sin embargo encuentra la felicidad en el cuidado de su hija. Ella, una mujer a ratos insatisfecha, que es incapaz de encontrar una estabilidad para poder conciliar trabajo y vida personal. A todo esto hay que sumar esa capacidad de la película tan interesante para ir intercambiando el francés y el español como una herramienta y a veces un arma entre la pareja. Y la retranca irónica que ambos se gastan en los maravillosos diálogos.

Y todo esto que a priori puede sonar como pesado, en realidad se hace ameno y adictivo. Seguramente, porque Santiago Mitre trata con intimismo todas estas escenas, pero a la vez desde una perspectiva muy interesante, fresca y sin complejos.

Pequeña flor película
Copyright Surtsey Films

El tono

Pequeña flor consigue un tono particular, que es lo que desde luego le da identidad al filme. El humor negro es uno de los sellos, pero a la vez se combina con un gran amor por los personajes de la película. No es una obra en la que se destile un odio o un humor de aquellos en los que uno solo siente ira por el mundo. Más bien al revés, esas pequeñas dosis están bien gestionadas para que queramos a nuestros protagonistas, incluido el pobre de Melvil Popaud, que en principio no nos puede caer peor (muy bien logrado ese arquetípico del pijo francés corrigiendo la pronunciación del personaje argentino).

Petite fleur filme
Copyright Surtsey Films

Pequeño bajón

Desafortunadamente, Pequeña flor sufre un pequeño bajón en su trayecto final. La película no explica nada sobre su giro fantástico y desde luego no es necesario porque tal y como se presenta en el filme queda de una manera natural, pero la introducción del personaje de Sergi López, abriendo un nuevo frente en la película es demasiado y el cierre un tanto precipitado.

Pequeña flor película
Copyright Surtsey Films

Conclusión de 'Pequeña flor'

Pequeña flor es una película con muchos alicientes. No es una película perfecta, pero sí una con mucha personalidad. Tiene unos buenos diálogos, y unos buenos actores, así como una trama en la que cualquiera puede conectar fácilmente con lo que está viendo, a pesar de lo marciano que puede sonar todo en primer momento. Desde luego, una obra que sirve para asentar la trayectoria de un director con un gran futuro y un brillante presente.

Reportaje de Pequeña flor en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7 / 10
70 %
Artículo anterior"Cuento de Navidad": El clásico de Dickens en el Pavón
Artículo siguiente"Avatar": Pandora te ve
Guillermo
Nací en Barcelona y estudié historia del arte. Después de realizar un Master me trasladé a Rusia para trabajar como profesor de español. Dedicándome al Cvlt desde el año cero.
pequena-flor-pelicula-critica-estreno-cinePequeña flor es una película con muchos alicientes. No es una película perfecta, pero sí una con mucha personalidad. Tiene unos buenos diálogos, y unos buenos actores, así como una trama en la que cualquiera puede conectar fácilmente con lo que está viendo, a pesar de lo marciano que puede sonar todo en primer momento. Desde luego, una obra que sirve para asentar la trayectoria de un director con un gran futuro y un brillante presente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí