El placer es una película francesa dirigida por el director alemán Max Ophüls.  Esta película es perteneciente a su periodo francés, ya que también llevo a cabo películas en Estados Unidos y en su país natal. Esta cinta está basada en tres cuentos del formidable escritor francés, Guy de Maupassant. El placer indaga a través de sus tres historias, el precio que paga el ser humano cuando se entrega en cuerpo y alma a sus deseos más bajos. El placer es sin duda una de las obras cinematográficas más revolucionarias de la historia del séptimo arte. La magistral dirección de Ophüls, más la brillante adaptación de los cuentos de Maupassant, hacen de El placer un milagro fílmico en sí mismo.

El placer está protagonizada por Gaby Morlay, Madeleine Renaud, Danielle Darrieux, Jean Gabin y Simone Simon, entre otros.  La película fue estrenada el 29 de Febrero de 1952 en Francia.



El placer

Crítica de ‘El placer’

Ficha Técnica

Título: El placer
Título original: Le plaisir

Reparto:
Claude Dauphin (El doctor)
Gaby Morlay (Denise, la mujer de Ambroise)
Madeleine Renaud (Julia Tellier)
Ginette Leclerc (Madame Flora dite Balançoire)
Mila Parély (Madame Raphaële)

Año: 1952
Duración: 93 min
País: Francia
Dirección: Max Ophüls
Guion: Jacques Natanson y Max Ophüls
Música: Joe Hajos
Fotografía: Philippe Agostini y Christian Matras
Género: Drama
Distribución: A Contracorriente Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘El placer’

Dónde se puede comprar la película

El Placer [Blu-ray]
  • Jean Gabin, Danielle Darrieux, Simone Simon (Actors)
  • Max Ophüls (Director) - Edouard Harispuru (Producer)

Sinopsis de ‘El placer’

Nominada al Oscar a la Mejor Dirección Artística y dirigida por Max Ophüls (“La ronda”), a partir de tres cuentos de Guy de Maupassant. Con un reparto encabezado por Jean Gabin (“Al despertar el día”), Danielle Darrieux (“Madame de…”) y Simone Simon (“La mujer pantera”). Una película admirada por directores como Bernardo Bertolucci o Stanley Kubrick y considerada como una de las adaptaciones más bellas que se han hecho jamás de un texto literario a la pantalla de cine.

Las diferentes caras del placer vistas a través de tres historias. “La máscara” cuenta la historia de un hombre que oculta su identidad bajo una careta para mantener su estatus en el juego y con las mujeres. “La casa Tellier” narra el viaje al campo de la madame de una casa de citas, junto a sus pupilas, para asistir a la comunión de su sobrino. Por último, “La modelo” versa acerca de un pintor que seduce a una joven para convertirla en su musa artística. (FILMIN)

Premios

  • Nominada al Oscar: Mejor dirección artística (Blanco & Negro). 1954

Donde se puede ver la película



El placer
Foto de A Contracorriente Films

El placer y la vejez

El placer arranca con un fundido a negro, en el que escuchamos la voz de Jean Servais dirigiéndose al público, como si fuera el propio Maupassant. Este recurso técnico del que hace uso Ophüls, hace que la cinta desde el minuto uno adquiera una atmósfera íntima y cercana hacia el espectador, como si de un leve susurro se tratase.

Esta primera historia, está basada en el cuento de Maupassant titulado “La máscara”. La historia arranca con un grandioso plano general, en el que vemos que se está celebrando un gran baile. La cámara se mueve al ritmo de la muchedumbre, hasta que de repente topa con un estrambótico hombre con bigote. La cámara sigue de una manera majestuosa, los agitados movimientos en forma de baile, de este misterioso hombre. Durante esta primera historia, vemos uno de los mejores planos jamás realizados en la historia del cine. De repente vemos como la cámara gira en círculos al mismo tiempo que el hombre, es una especie de delirio festivo.

Este joven carismático y lleno de vitalidad, resulta ser en realidad todo lo opuesto a su apariencia. Después de que el hombre cayera desmayado, es cuando se dan cuenta de que está portando una máscara. Al ser asistido por un médico que es el responsable de quitarle la máscara que le está asfixiando, descubre que en realidad es un anciano.

Esta impactante y desoladora historia, representa los estragos de la vejez en relación con el placer. El protagonista era un auténtico galán en su tiempo de juventud, que ahora a causa de su vejez, es incapaz de disfrutar de dichos placeres. La máscara es una metáfora de la asfixia figurada y literal, que está viviendo dicho personaje. Este hombre ansia poder retener en su vida ese placer carnal, aunque tenga que pagar un precio por ello.

Le plaisir
Foto de A Contracorriente Films

El placer y la pureza

Esta segunda historia está basada en el cuento de Maupassant, “La casa Tellier”. En ella se nos narra la vida en un lupanar, de una pequeña localidad de Normandía. Haciendo otro soberbio manejo de la cámara, Ophüls nos va enseñando las distintas partes del lupanar, desde fuera de los ventanales. El director es capaz de mostrar toda la acción que se está presenciando en ese momento, con sutiles movimientos de cámara.

La trama de El placer arranca cuando los clientes asiduos al lupanar, se dan cuenta de que está cerrado. Es un momento muy cómico de la película, ya que estos hombres muestran cierta confusión y enfado por tal hecho. Al final descubren que el motivo del cierre, se debía a que la madame tenía que asistir a la comunión de su sobrina.

A partir de ese momento, somos participes del hermoso viaje que emprenden la madame y las prostitutas, para asistir a dicho evento. Nadie en la historia del cine ha mostrado con tanta humanidad y pureza el papel de las prostitutas, como lo hace Ophüls en este film. Te da la sensación de estar viendo “Mujercitas”. Mujeres llenas de pureza y dignidad que caminan con orgullo por la vida.  Normalmente se suelen representar este tipo de personajes desde una aproximación vulgar y erótica. En cambio, en esta cinta te da la impresión de ver mujeres que son tratadas como personas, y no como ganado.

Uno de los personajes más importantes de esta segunda historia  es el hermano de la madame, interpretado por el gran Jean Gabin. La historia llega a su climax, cuando el personaje de Jean Gabin intenta actuar de una manera inapropiada con una de las prostitutas. Esto representa el deseo de cambio de este hombre, que se ve inmerso en un matrimonio carente de emoción y pasión.

La escena más memorable de este capítulo de El placer, tiene lugar cuando se está celebrando la comunión dentro de la parroquia. Una experiencia realmente religiosa y emotiva, donde vemos el rostro más humano de este grupo de mujeres.

Le plaisir
Foto de A Contracorriente Films

El placer y la muerte

Esta tercera y última historia, está basada en el cuento titulado “La modelo” de Maupassant. En ella se nos cuenta la historia de amor entre un joven pintor y una joven modelo. Al principio de la relación, vemos la felicidad que rebosa en  los dos protagonistas a causa del amor que se procesan. A medida que va pasando el tiempo, la relación va marchitándose hasta tal punto de ser dos extraños el uno para el otro.

Una de las escenas más inquietantes de toda la película, es la escena en la que toma lugar una gran discusión de pareja entre ellos. Es el punto de inflexión de su relación, algo que se ha ido consumiendo lentamente y que un día ha saltado por los aires. Es realmente impactante esta escena, que llega a su fin cuando los dos rompen un cristal a la vez, y se ven reflejados al mismo tiempo en él.

Después de este violento suceso, el joven pintor decide romper con la modelo yéndose a vivir a la casa de un amigo. La mujer corre en su búsqueda, con el fin de salvar su relación con él. La mujer al darse cuenta de que su amado ya no la quiere, entra en un estado de locura absoluta cuando intenta suicidarse tirándose de una ventana. A lo largo de esta crítica, se ha nombrado en innumerables ocasiones la proeza técnica del director, pero si hubiera que quedarse con una de ellas, sería la que se lleva a cabo en esta escena. Haciendo uso de un plano subjetivo, vemos como la cámara nos muestra la visión fatídica de la protagonista. A lo largo de esta toma, vemos como la mujer sube las escaleras, abre la ventana y posteriormente cae al vacío. La cámara cae literalmente, estampándose contra lo que parece ser un invernadero.

El placer
Foto de A Contracorriente Films

Conclusión 

Es difícil de poner en palabras, todas las virtudes que tiene esta obra maestra. Da la sensación de que la cámara estuviera flotando en todo momento del metraje. Otros aspectos técnicos como la maravillosa dirección artística o la grandiosa banda sonora, también son dignos de resaltar. El placer es una obra que refleja como los instintos más bajos del ser humano, nos pueden llegar a cegar hasta tal punto, de ser incapaces de saber en realidad lo que nos hará felices.

Para acabar la crítica de esta película, no hay mejor forma que relatando el grandioso final de ella. Al final de la última historia, el joven pintor impulsado por cierta compasión hacia la joven decide finalmente casarse con ella.

Porque como bien dice Maupassant al final de la cinta, la felicidad no es alegre.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí