Wes Hurley realiza una película autobiográfica, llamada Potato Dreams of America, en la que se combina el drama con la comedia negra. El film ha obtenido presencia en diverso certámenes de cine, alzándose con el Gran Premio del Jurado en el L.A. Outfest de 2021. Asimismo, se llevó el premio a mejor interpretación de reparto para Lea DeLaria, en el Festival de Cine Internacional Tallgrass. También ha obtenido nominaciones en festivales como el de Seattle y el de Deauville. Además, forma parte de la Sección Panorama del Festival LesGaiCineMad 2021.



Potato Dreams of America

Crítica de 'Potato Dreams of America'

Ficha Técnica

Título: Potato Dreams of America
Título original: Potato Dreams of America

Reparto:
Hersh Powers (Potato ruso)
Tyler Bocock (Potato estadounidense)
Sera Barbieri (Lena rusa)
Marya Sea Kaminski (Lena estadounidense)
Jonathan Bennett (Jesucristo)

Año: 2021
Duración: 95 min
País: Estados Unidos
Dirección: Wes Hurley
Guion: Wes Hurley
Música: Catherine Grealish y Joshua Kohl
Fotografía: Vincent Pierce
Género: Comedia
Distribucción: Dark Star Pictures

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de 'Potato Dreams of America'

Sinopsis de 'Potato Dreams of America'

Potato Dreams of America es Comedia negra autobiográfica sobre un joven gay que crece en la Unión Soviética y decide escapar a Estados Unidos. Una oda oscuramente cómica a las madres, inmigrantes y soñadores de todo el mundo. (LESGAICINEMAD 2021).



Potato Dreams of America
Foto de LesGaiCineMad 2021

Nacido para ser americano

Wes Hurley retoma el universo ya visitado en 2017 con su cortometraje documental “Little Potato” con una versión que comprende una parte significativa de su vida. Con Potato Dreams of America, se realiza una dramatización de los eventos que ocurrieron, desde sus vivencias en su infancia en su Rusia natal con la lucha energética de su madre hasta su explosión sexual en Estados Unidos. Sin embargo, lejos de abordarlo desde un prisma más dramático, el guion se mueve en una luminosidad mágica, que recuerda a la estrategia utilizada por otros films como “Amélie”. Salvando las distancias, este largometraje se podría dividir en dos estructuras: la de Rusia y la Estadounidense. La primera de ellas obtiene un nivel narrativo muy interesante, donde se mezcla esa comedia pícara con un retrato verosímil de lo que supusieron esas vivencias para Hurley.

Por otro lado, la segunda parte se mueve más en torno a una esencia ligera, más fresca y que recuerda a films de temática adolescente. Por ello, pierde algo más de personalidad que en la primera, al seguir un esquema que recuerda a otras cintas que narran experiencias de una índole parecida. No obstante, lo que provoca que haya una diferenciación con respecto a otras es la introducción de la migración y del significado de ser ruso en un país americano como EEUU. A partir de ahí, se suceden una montaña rusa de situaciones hilarantes, que levantan este segmento de menos genuidad, para darle una vertiente más desvergonzada. Asimismo, mencionar la importancia de las referencias cinematográficas que van surgiendo en el film. Sin embargo, también hay que mencionar que la evolución sexual del personaje termina por ser un cliché demasiado explotado.

Festival LesGaiCineMad 2021
Foto de LesGaiCineMad 2021

Autorreferencia

No son pocos los actores que aparecen en Potato Dreams of America, aunque solo algunos de ellos toman una importancia esencial dentro del proyecto. En primer lugar, Hersh Powers da vida a Potato, en su infancia, en su etapa rusa, se podría decir. El joven actor realiza un trabajo a la altura de lo que se le pide, con una ejecución que le exige una expresividad que cumple. Por tanto, se convierte en un perfecto narrador de esta fábula especial. Junto con él, Sera Barbieri ofrece una interpretación llena de matices, en las que se ve el retrato del cansancio, así como de la exageración de ella ante un film que mantiene ese tono hasta el final. Tal vez, haya momentos en los que esté demasiado enconsertada dentro de esta postura.

Después, Marya Sea Kaminski como Lena en Estados Unidos conmueve con una actuación natural, donde se halla la naturalidad y obtiene la comedia de una forma totalmente orgánica. Además, la actriz consigue establecer una conexión directa con el espectador, quedando prendado por la ternura que muestra en pantalla. Un acierto absoluto, que se sublima en ser una de las mejores interpretaciones de la película. Por otra parte, Tyler Bocock recoge el testigo a Powers como Potato, con una actuación que va de más a menos. En consecuencia, esa intranquilidad que transmitía al principio se pierde en una comodidad excesiva que quita fuerza a su trabajo ante la cámara. Por último, hablar sobre el trabajo de Jonathan Bennet, Lauren Tewes y el haren de hombres que aparecen en una secuencia de lo más divertida. Todos ellos ponen su granito de arena para provocar las risas en el público.

Festival LesGaiCineMad 2021
Foto de LesGaiCineMad 2021

Un viaje cinematográfico

Las películas de bajo presupuesto afronta su realización desde una perspectiva que se basa en poder solucionar estrategias visuales con menos elementos a su alcance. Por lo que, hay veces en las que se obtiene una resultado que engancha más al público al observar esa imperfección. Y eso ocurre en Potato Dreams of America. Hay partes en las que hay detalles a pulir en su construcción técnica, pero se suplen gracias al trabajo estético y a la consolidación de una simbología en el film. Por tanto, esos fallos acaban por pasar a un segundo plano, mientras que la cultura cinematográfica y la iconografía de cada uno de los personajes se eleva dentro de esta producción. También se valora que haya multitud de localizaciones, ofreciendo al espectador una visión más amplia y dinámica dentro del espectro espacial que tiene el film.

Únicamente, tendría que haber compartido un estilo visual en ambas facciones del film, en su vertiente rusa y americana, dado que, incluso, el carácter de sendas partes toman caminos diferentes. Por otra parte, el ritmo de la película es agradable, mantiene atento al espectador y no pierde ese movimiento a lo largo del film. A pesar de contar distintos episodios, sabe conjugarlos en una sinergia que permite que todas las partes se combinen sin ningún problema. Aun así, hacia el final del film se desvía hacia una resolución excesivamente rápida, que resume demasiado los acontecimientos, rompiendo la organización temporal expuesta previamente en el film. Por lo que, inevitablemente, se extrae una sensación de resumen demasiado concentrado. Por último, nombrar que las referencias meta recuerdan y homenajean a una de las obras de Pedro Almodóvar, siendo el colofón de esa influencia cinematográfica que navega por todo el film.

Potato Dreams of America
Foto de LesGaiCineMad 2021

Conclusión

Potato Dreams of America explota una vertiente cómica interesante, con un viaje lleno de momentos donde las risas están aseguradas. Dentro de esa luminosidad, se plantean cuestiones identitarias plausibles, que se combinan con un mundo cinematográfico y alocado pertinentes. No obstante, hay una mayor definición personal en la parte de Rusia que en la de Estados Unidos. Sucede lo mismo con la realización técnica y artística, donde logra consolidar su sello de identidad, en especial, por la simbología y el costumbrismo personal que entra en escena. Por otra parte, el reparto realiza una labor conjunta disfrutable, valorándose su capacidad para entretener y provocar buen rollo en el espectador. Un homenaje al sueño americano desde la visión de un niño ruso, donde el cine, la cultura popular y la autocomedia logran transmitir su historia desde una vertiente pícara.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí