Gabriela Wiener volvió a las tablas con Qué locura enamorarme yo de ti, el pasado 27 de junio, en el Teatro del Barrio. Este monólogo habla del poliamor, de la bisexualidad y de las familias diversas. Además, ha obtenido una gran acogida por parte del público que ha disfrutado de este espectáculo. La escritora peruana es uno de los referentes literarios más importantes de la visibilidad de la disidencia sexual. Puedes disfrutar del monólogo hasta el 15 de julio de 2021.



Qué locura enamorarme yo de ti

Crítica de ‘Qué locura enamorarme yo de ti’

Ficha Técnica

Título: Qué locura enamorarme yo de ti
Título original: Qué locura enamorarme yo de ti

Reparto:
Gabriela Wiener
Jaime Rodríguez
Rocío Lanchares
Coco
Amaru

Duración: 75 min. apróx.
Dirección: Mariana de Althaus
Dramaturgia: Gabriela Wiener
Música: Rocío Lanchares
Vídeos:
Rosi en la escalera, fragmento de «Letal Sound» de Ro Gotelé + Vaciador 34 y otros: Fabiana Rojas La Rosa y cia.
Producción: Sala de parto y el Festival internacional de teatro de expressão Ibérica FITEI (Portugal)

Tráiler de ‘Qué locura enamorarme yo de ti’

Sinopsis de ‘Qué locura enamorarme yo de ti’

Qué locura enamorarme yo de ti nos presenta a Gabriela, que tiene un esposo, una esposa, dos hijxs y una cama de cinco metros. En casa estalla una repentina “crisis de parejas”, en pleno postparto de un bebé colectivizado, en la mismísima primavera del (h)amor libre. La falsa celebridad del poliamor pagará caro su poco trabajada no-monogamia, su mala autogestión de los afectos y su promiscua falta de ética.

Mientras vemos nacer en una piscina inflable al mesías del poliamor, vamos cayendo en cuenta de que el único espacio seguro que nos queda es una canción de Eddie Santiago. (TEATRO DEL BARRIO).



Qué locura enamorarme yo de ti
Foto de Teatro del Barrio

Hablar abiertamente

Gabriela Wiener se embarca desde 2019 en el espectáculo teatral Qué locura enamorarme yo de ti, donde realiza un recorrido por su relación sentimental, basada en el poliamor. Para comenzar, ya desde el principio, se puede ver que no hay intención de ser políticamente correcto, ni mucho menos. Sin embargo, tampoco cae en lo vulgar y mundano, sino que mantiene una frescura pertinente. Además, dota al texto del monólogo de una comedia hilarante y llena de puntos de efecto. También sería conveniente destacar que todavía hay una mayor conexión con el público por el realismo de las experiencias, por regalar esa parte de su intimidad y hablar del poliamor alejándolo de clichés, tanto positivos como negativos. Por tanto, logra dotar de realismo y de verdad a un relato que culmina con un humor exquisito.

Dirigida por Mariana de Althaus, Wiener arrasa en el escenario desde el primer momento. Controla los espacios, entona el lenguaje de las tablas y utiliza su uso de la expresión humorística sin problema. Gracias a ello, no necesita de mucho más adorno para poner en marcha su texto, aunque, aprovecha los distintos elementos que forman la obra. De esta manera, su interpretación y su ejecución del relato goza de un dinamismo asombroso. Por un lado, está esa personalidad cautivadora, llenando de risas el escenario, mientras que, por otro, se encuentra una buena escucha y desarrollo de la performance. Wiener se atreve con multitud de facetas a lo largo de la obra, con una desvergüenza necesaria. Para terminar, el clímax y el final de la obra son el culmen escénico que expone e ilustra absolutamente todo el desarrollo de la obra. Sin duda, el carisma de Wiener envuelve todo el proyecto.

Teatro del Barrio
Foto de Teatro del Barrio

Más allá del recuerdo

Un monólogo como Qué locura enamorarme yo de ti no es tan fácil a la hora de llevarlo a escena, dado que hay multitud de ideas que buscan un punto en común. Una vez aceptada la dificultad, la obra goza de un dinamismo estupendo, con una representación y dramatización de los hechos. Asimismo, triunfan las partes musicales, deshaciéndose en baladas románticas y salsas lentas que calan en los espectadores y son una ironía muy bien utilizada. Igualmente, el apoyo en el audiovisual no siempre es fácil de introducir, pero, en esta ocasión, ocupa el lugar que necesita. No son pocos los vídeos que van saliendo, al igual que las imágenes, pero todas ellas casan y forman una sinergia con el resto de elementos del espectáculo magnífica. Esa interactividad entre los distintos lenguajes dramáticos, dan ritmo a la pieza.

Esa energía que ya desde el principio se va formando, no decae en ningún momento. Únicamente, hay alguna parte en la que puede no gozar del mismo interés, pero no significa que esté mal planteada. Simplemente, hay transiciones o partes que llegan de una manera menos atrayente, pero pronto se compensan con aquellas que dejan a los espectadores obnubilados con lo que pasa en la escena. Ciertamente, este tipo de espectáculos permiten comprender o desmitificar ciertas estructuras familiares e interpersonales, dando una necesidad de entender el valor de la diversidad. Es más, inclusive, lanza un mensaje de cómo las relaciones son tan diferentes como las personas que lo forman. Con lo cual, es un divertimento que lanza una reivindicación de la libertad y de la diversidad. Una comedia notable, que saca jugo a un texto inteligente, emocional e hilarantemente humano.

Qué locura enamorarme yo de ti
Foto de Teatro del Barrio

Conclusión

Qué locura enamorarme yo de ti es un texto mordaz, humano, genuino y con un uso del humor exquisito. Además, Gabriela Wiener lo escenifica con un carisma único, con un uso del lenguaje dramático absolutamente hilarante. También hay que aplaudir el uso de elementos que llenan de dinamismo, movimiento y personalidad al propio monólogo. Por tanto, es una manera de escuchar una realidad, convirtiéndose en un canto a la diversidad y a la libertad. El manual del poliamor envuelto en un texto caóticamente verosímil y lleno de sátira en su punto.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí