Queridos Camaradas (Dear Comrades) es un drama sobrio que coloca en disyuntiva la relación madre e hija. Todo ello ocurrido en medio de la intriga, tensión y oscuridad de un trágico suceso histórico en la Unión Soviética. Estelarizan Julia Vysotskaya, Sergei Erlish y Andrey Gusev. Estreno el 9 de julio en cines.



Queridos Camaradas (Dear Comrades)

Crítica de ‘Queridos Camaradas’

Ficha Técnica

Título: Queridos Camaradas
Título original: Dorogie tovarishchi!

Reparto:
Yuliya Vysotskaya (Lyuda)
Vladislav Komarov (Loginov)
Andrey Gusev (Viktor)
Yuliya Burova (Svetka)

Año: 2020
Duración: 120 min.
País: Rusia
Director: Andrei Konchalovsky
Guion: Elena Kiseleva, Andrei Konchalovsky
Fotografía: Andrey Naidenov
Género: Drama.
Distribuidor: Vercine

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Queridos Camaradas’

Sinopsis

Lyudmila es miembro del partido comunista local y una gran defensora de los ideales del régimen. Durante una huelga laboral en una fábrica de motores, ve cómo el ejército, enviado por el Gobierno, dispara a los manifestantes produciéndose así una masacre. Este suceso cambiará sus ideales y valores políticos para siempre. Con la ciudad destruida y agitada por las revueltas, mucha gente resulta herida o desaparecida, entre ellas la hija de Lyudmila, lo que la obligará a buscarla entre el caos de la ciudad. (Vercine)

Premios

  • Premios BAFTA: Nominada a mejor película en habla no inglesa
  • Festival de Venecia: Premio Especial del Jurado
  • Festival de Chicago: Hugo de plata – mejor director
  • National Board of Review (NBR): Mejores películas extranjeras del año
  • Festival de Sevilla: Sección oficial
  • Festival internacional de Chicago: Mejor dirección


El discurso patriótico 

El realizador Andrei Konchalovsky toma como escenario un turbio acontecimiento en la historia de la entonces Unión Soviética. El relato parte de los sucesos previos a la masacre de la ciudad de Novocherkassk acaecida el 2 de junio de 1962 por huelgas acalladas por el ejército ruso y agentes de la KGB. Lyuda (Julia Vysotskava), funcionaria del Partido Comunista, profesa lealtad a la ideología, admira a Stalin y cuenta con privilegios que le permiten estar exenta de la dificultad económica. La escasez de alimentos siembra tensión en la población. El conflicto llega a un punto de quiebre local por el incremento de cuotas de la producción en una fábrica de construcción de trenes.

Queridos Camaradas (Dear Comrades) contempla por medio de planos secuencia y encuadres abiertos. Distante, retrata autoridades del ejército, agentes, las interacciones de Lyuda con un padre que desempolva viejos recuerdos como ex oficial y con su hija Svetka (Yulia Burova).

Así, entrelazan la previa de acontecimientos que marcarán a sus protagonistas tras el involucramiento de las autoridades que acorralan a los manifestantes. La escalada de violencia toma dominio a través de la atención a detalles como rupturas de cristales por piedras y sonidos de tiroteos.

Queridos Camaradas
Imagen de Vercine

El cuestionamiento de los ideales políticos

Con una fotografía en blanco y negro de Andrey Naidenov, Queridos Camaradas evoca un pasado oscuro y duro, entreviendo una construcción de personaje con Lyuda. De manera paulatina, la mujer ve cómo sus creencias políticas se ven sacudidas por la súbita desaparición de Svetka tras la trifulca.

Konchalovsky retrata a la violencia sin ser explícito. Opta por distancia y por la muestra de caída de cuerpos a causa de las balas perdidas y descartando la atención hacia los rifles o los soldados que los disparan.

El tono sobrio del relato resalta el horror al tener la cámara fija en ubicaciones exactas que presentan la tragedia humana. Su protagonista busca de manera intempestiva a su hija. Experimenta remordimientos de conciencia sobre sus palabras, la ejecución de la política y la creencia de su ideología, experimentando lo vivido por la gente oprimida.

Así, el filme muestra también los alcances de la corrupción gubernamental. Aunado a ello, traza la desaparición forzada de testigos del ataque, sentencias sin justicia y una creciente desesperanza ante la magnitud del problema.

Dear Comrades!
Imágenes de Vercine

Un pedazo de historia y la precisión en Queridos Camaradas

El relato guía hacia un tercer acto en el que presenta el intento de olvido por parte de las autoridades. Ante la opacidad de los hechos, Lyuda recurre a la ayuda de un agente de la KGB como último recurso para encontrar a su hija.

Con una perspectiva metódica en su aspecto técnico y narrativo, Queridos Camaradas (Dear Comrades) muestra una crítica dura hacia el sistema, hacia la lealtad ideológica ante las barbaries humanas evidenciada con el cántico del himno del partido oficialista en el poder.

Queridos Camaradas
Imagen de Vercine

Conclusión de ‘Queridos Camaradas’

Queridos Camaradas (Dear Comrades) fue el filme que representó a Rusia en la búsqueda de una nominación al Óscar 2021 en Mejor Película Internacional.

Similar al aborde social y político de Quo Vadis, Aida? (2020), es un retrato elegante, tenso y sobrio sobre un suceso duro. Su aspecto visual es semejante al fotoperiodismo. Presenta las aristas blancas y negras de un sistema político, de una mujer que, del privilegio, cae y sufre en carne propia los desasosiegos de una sociedad expuesta a los desperfectos gubernamentales y a las fauces de su corrupción.

El pasado nunca muere.

Reportaje de Queridos Camaradas (Dear Comrades) en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí