Eden es una miniserie franco-alemana creada por Edward Berger y dirigida por Dominik Moll. El autor es conocido por películas como ‘Harry, un ami qui vous veut du bien’ (Ganadora de cuatro Premios César) y también por series como ‘The tunnel’, la adaptación franco-británica de la afamada serie ‘Bron/Broen’. La miniserie ha sido producida por Atlantique Productions, Lupa Film, Port au Prince Film y Kultur Produktion. Está protagonizada los actores Wolfram Koch, Theo Alexander y Sylvie Testud, entre otros. Se estrena en Filmin el 21 de abril.



Eden

Crítica de ‘Eden’

Ficha Técnica

Título: Eden
Título original: Eden

Reparto:
Sylvie Testud (Hélène)
Theo Alexander (Alexandros)
François Dunoyer (Bernard)
Thom Hoffman (Michael Raksen)
Alexandre Ionescu (Recepcionista)
Adnan Jaffar (Bassam)
Ieronymos Kaletsanos (Inspector Kalpakadis)
Wolfram Koch (Jürgen)
Juliane Köhler (Silke)
Elena Mavridou (Elli)
Cédric Meusburger (Agente inmobiliario)
Yorgos Pirpassopoulos (Stelios)

Año: 2019
Duración:
País: Alemania
Director: Edward Berger (Creador), Nele Mueller-Stöfen (Creador), Dominik Moll
Guion: Edward Berger, Constantin Lieb, Laurent Mercier, Dominik Moll, Nele Mueller-Stöfen
Fotografía: Patrick Ghiringhelli
Música: Adrian Johnston
Género: Drama social. Inmigración
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Eden’

Sinopsis

Dominik MollHarry, un amigo que os quiere«) escribe y dirige esta miniserie que aborda la crisis migratoria de Europa desde distintos puntos de vista: desde el mundo que se esconde tras la Comisión Europea de Bruselas hasta el sector de la seguridad, pasando por el día a día de los refugiados que llegan a Europa y la reacción de la sociedad hacia ellos.

Una playa griega en un día soleado. De repente, un pequeño bote que transporta a cincuenta refugiados atraca en la orilla y sus pasajeros comienzan a atravesar una multitud de turistas estupefactos. Esta inquietante escena vincula el destino de muchos personajes: un nigeriano en fuga, un guardia de seguridad griego atormentado por la culpa, la gerente de un campamento de refugiados francés atrapada en el caos, una pareja de alemanes que acoge a un refugiado en secreto, y una familia siria que quiere empezar de cero, pero que pronto se verá presa de su pasado. (Filmin)



La serie más allá de sus fronteras

Eden es una coproducción franco-alemana que consta de seis capítulos de 45 minutos. Ha sido producida por el canal Arte (tanto el francés, como el alemán), por ello reflexiona sobre aspectos de inmediata actualidad. Conozco Arte por sus producciones innovadoras en el ámbito documental y no me sorprende su capacidad para llevar a cabo una miniserie sobre la crisis humanitaria europea.

La miniserie está estructurada basándose en cinco historias entrelazadas, que nos aportan una amplia visión sobre el drama migratorio. Relata cómo se toman las decisiones en Europa, las opiniones y el trato que damos los europeos a los refugiados, el día a día de un trabajador de seguridad de un campo de refugiados y la lucha diaria de los mismos.

Lo más destacable de la miniserie dirigida por Dominik Moll es su crítica hacia todos los niveles que componen esta situación. Muestra la doble cara de cada estrato social, su parte buena y su parte mala. Según el autor debemos sacar nuestro mejor lado para poder salir adelante sin que siga muriendo gente. Todos formamos parte de esta gran crisis humanitaria.

La aparición de Eden en el panorama actual de series se debe a un interés por mostrar lo que sucede en el viejo continente. Se hablan numerosos idiomas, tales como alemán, francés, árabe, inglés y griego. Verla en VOSE es una gran experiencia, pongo en valor este aspecto, ya que Filmin demuestra respeto por el trabajo de sus creadores al no doblarlas.

Eden

La decadencia de Europa

Eden reflexiona sobre la decadencia de un continente en el que hay más fronteras de las que se cree, no en idioma, sino en convicciones. No solo trata la cuestión de los refugiados, analiza los distintos rasgos observables en esta crisis humanitaria. Edward Berger habla de la culpabilidad, la desconfianza, la inocencia, la negación y el poder, cada una de las cinco historias trata uno de estos temas. Divide con ello la situación actual en conceptos para poder expresar su mensaje de una forma clara y directa.

Los distintos personajes que forman la trama son interesantes, puesto que aportan una visión global sobre lo que está sucediendo. El problema es que han sido creados para mostrar un tema en concreto y no se les da espacio para emocionar. Si se hubieran tratado con menos personajes nos produciría una identificación mayor. Lo que nos conduce a que los arcos dramáticos sean previsibles en todo momento, para nada apoyados por sus actores que en ocasiones sacan a relucir su vena de telenovela. Algunos como Joshua Edoze demuestran una frescura que llena la pantalla en todo momento.

La miniserie Eden critica la mercantilización de la crisis humanitaria enseñando una Europa llena de corrupción y de altos cargos sin convicciones, ni humanidad real. La fotografía no nos ayuda a salir del canon cinematográfico europeo, con un punto de vista audiovisual más cercano a Bruselas que a Nigeria (de donde es nuestro amigo Amare). La imagen a pesar de querer ser documental es distante y fría, alejándonos del problema. Hay demasiada luz y limpieza y debería ser más sucia y contrastada. Lo más reseñable en este sentido es la forma de enmarcar a los personajes en sus respectivos entornos, debido a que no dudan en sacar las calles de las distintas ciudades.

Eden

El paraíso de los refugiados

¿Es correcto realizar una serie de ficción sobre este tema? Desde mi punto de vista este ‘’paraíso de los refugiados’’ debería haberse filmado en forma de documental. Eden saca a la luz trapos sucios, pero lo hace en una forma que le resta interés. Entra en un juego de observar una realidad a través de un cristal traslúcido, no se mancha las manos y no muestra lo que sucede en realidad. Además, esta se ve edulcorada por la ingente cantidad de música (para mi gusto horrorosa), que se inserta buscando generar tensión.

Edward Berger ha creado un guion basándose en las normas generales de narrativa sin aportar frescura a la historia. La miniserie ha sido concebida para generar momentos concretos de tensión, jugando con el espectador en un tema tan serio. Es cierto que debe mantenerse el interés, pero quizá ocultando más su estructura narrativa se hubiera evitado generar morbo de cada situación. A pesar de esto, tiene grandes ideas de guion, como cuando Maryam está en su casa de París y entra el agente inmobiliario a enseñarla, esos momentos son de tremenda creatividad.

Dominik Moll

Conclusión de ‘Eden’

Eden, la miniserie franco-alemana creada por Edward Berger y dirigida por Dominik Moll es atractiva por su reflexión sobre la crisis humanitaria, pero se queda lejos de una visión realista al manifestarse desde un punto de vista europeo muy limpio y claro. No se adentra en lo más duro de esta realidad social, que bien podía haberse narrado en clave de documental.

Este paraíso llamado Eden, demuestra que esta situación solo se superará con la colaboración de todos, afectados en mayor o menor medida por lo que acontece en nuestras fronteras. Su ritmo y personajes, aunque atrayentes, están creados con un único fin, enganchar al espectador. En un mercado audiovisual abarrotado, la miniserie creada por Edward Berger tendrá la reflexión del espectador, pero no su implicación en el tema.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí