Creación Guiones

Shuffle (2011), se trata de una película de muy bajo presupuesto, dirigida por Kurt Kuenne y que ha ganado un pequeño estatus de culto con el tiempo, especialmente por dos motivos: Su particular uso del género fantástico y por tener un espíritu "bienqueda" que la pueda relacionar directamente (salvando las distancias) con directores como Capra y otros tantos cineastas de los años treinta. Tan entretenida como irritable si eres de aquellos que odian la navidad.



Shuffle

Crítica de 'Shuffle'

Ficha Técnica

Título: Shuffle
Título original: Shuffle

Reparto:
T.J. Thyne (Lovell Milo)
Paula Rhodes (Grace)
Chris Stone (Dr. Orson Milo)
Meeghan Holaway (Shelly)
Dylan Sprayberry (Young Lovell)
Elle Labadie (Young Grace)
Michelle Krusiec (One Night Stand / La madre de Kevin)
Patricia Belcher (Psiquiatra)

Año: 2011
Duración: 82 min.
País: Estados Unidos
Director: Kurt Kuenne
Guion: Kurt Kuenne
Fotografía: Kurt Kuenne
Música: Kurt Kuenne
Género: Intriga. Fantástico
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Shuffle'

Sinopsis

Presenta a un hombre que experimenta su vida de forma desordenada, cada día se despierta teniendo una edad diferente, es un día diferente en su vida, y nunca sabe donde ni cuando se despertará cuando se acuesta. Está aterrorizado y desea detener esta locura, hasta que descubre una pauta en su experiencia, e intentará descubrir el porqué le sucede esto y que hay detrás de ello. Filme independiente realizado con 500.000 dólares. (FILMAFFINITY)



Un hombre, un sueño

Shuffle es un yo me lo guiso, yo me lo como de manual. El creador del proyecto es Kurt Kuenne, que no solo dirigió la película, sino que también escribió el guion, compuso la música (con una partitura bastante correcta, en consonancia con el filme) e incluso hizo la fotografía de la película (uno de los peores aspectos de esta, por cierto). La película soñada de un director que sin duda es la más destacable de su filmografía, junto a un documental: Dear Zachary: A Letter to a son about his father (2008).

El argumento de Shuffle entronca directamente con el género fantástico: Un hombre se despierta un día con una edad determinada, pero al día siguiente tiene otra edad totalmente diferente y se encuentra en otro momento vital. Shuffle sin embargo no explora la estructura explicando el raíz de dichos problemas, sino que utiliza este armazón para contar una historia cercana a la de los cuentos tradicionales.

Shuffle
Copyright Screen Media Films

Una película llena de contradicciones

Shuffle es una película llena de contradicciones. Con elementos de gran nivel y otras que dan auténtica vergüenza. Por ejemplo, tiene una estructura narrativa que aporta detalles que se concatenan entre ellos de manera muy inteligente (pongamos por caso una de las secuencias iniciales donde el personaje vuelve después de dormirse a volver a ver a la psiquiatra que le atendió), pero por ejemplo, también nos encontramos con un fundido que utiliza una carta de póker para cambiar de plano, algo sonrojante, digno de un cortometraje hecho con Movie Maker.

Así el espectador se ve sacudido entre puras contradicciones. Lo mejor que se puede hacer en este caso es dejarse llevar, porque no solo formalmente la película es irregular, sino también en su propia temática, a la que uno tiene que perdonar numerosos aspectos para poderse sumergirse en la atmósfera de la obra.

T.J. Thyne, Paula Rhodes,
Copyright Screen Media Films

¡Qué bello es vivir!

Shuffle tiene sin duda un toque de película navideño, por su propia estructura propia de cuento donde la redención trae consigo un mensaje moral. Al final, nuestro personaje se redime mediante el perdón y todo entra dentro de los estándares éticos más convencionales de las películas navideñas y buenrollistas que tenemos en mente (de hecho el argumento es muy similar al célebre cuento de navidad de Dickens). Sin embargo, hay que decir que por alguna extraña razón, el mensaje consigue calar en el espectador. Seguramente porque se transmite la sinceridad y la artesanía con la que está hecha la película, a diferencia de la artificialidad de muchas películas parecidas.

Sin embargo, entiendo a aquellos que sean incapaz de conectar con la película, porque los personajes son más que planos y solo obedecen a clichés. Incluso se puede oler un poco de la nafatalina típica americana de ese cristianismo absurdo que hemos visto en tantas películas de sobremesa.

Shuffle
Copyright Screen Media Films

Blanco y negro

En teoría Shuffle está pensada para ver en blanco y negro, pero existe también una versión en color que es la que servidor ha visto. Hay que decir que esta última es un desastre, que parece hecha mediante filtros fotográficos propios de una red social, así que si el espectador puede escoger, mejor mirarse la versión en B/N, menos ambiciosa pero también menos chapucera.

Conclusión de 'Shuffle'

Solo apta para espectadores que han visto mucho cine y quieren probar nuevas experiencias, o para aquellos que aman las películas navideñas y el espíritu buenrollista por encima de la calidad cinematográfica. Aún con todo, Shuffle es una película curiosa.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí