Si yo fuera rico llega este viernes 15 de noviembre a la cartelera española como uno de los estrenos más destacados del fin de semana. La cinta está dirigida por Álvaro Fernández Armero y en su reparto destacan Aléx García, Alexandra Jiménez y un estupendo Antonio Resines.



Si yo fuera rico

Crítica de ‘Si yo fuera rico’

Ficha Técnica

Título: Si yo fuera rico
Título original: Si yo fuera rico

Reparto:
Álex García (Santi)
Alexandra Jiménez (Maite)
Adrián Lastra (Marcos)
Diego Martín (Mario)
Bárbara Santa-Cruz (Policía Begoña)
Paula Echevarría (Lorena)
Jordi Sánchez (Damián)
Antonio Resines (Miguel)
Gorka Lasaosa 
Isabel Ordaz

Año: 2019
Duración: 98 min.
País: España
Director: Álvaro Fernández Armero
Guion: Álvaro Fernández Armero, Ángela Armero, Tom Fernández
Fotografía: Aitor Mantxola
Música: Vanessa Garde
Género: Comedia
Distribuidor: Paramount Pictures Spain

Tráiler de ‘Si yo fuera Rico’

Sinopsis

Si yo fuera rico narra las peripecias de Santi (Álex García), un joven en apuros que, de la noche a la mañana, se hace rico. Muy rico. Exageradamente rico. El problema es que lo mejor que podrá hacer es no contárselo a sus amigos. Y mucho menos a su pareja, claro.



Un remake a la española

Si yo fuera rico es un dulce remake -otro más- de la cinta francesa del año 2002: «Ah! Si j’étais riche». La historia gira sobre el personaje de Santi (Álex García) que malvive en una furgoneta en el Norte de España. El joven se hace millonario tras obtener 25 millones de euros en el bote de la lotería.

El problema al que se enfrenta es que no puede contar nada ni a sus amigos, ni a su pareja. Él está en pleno proceso de divorcio con Maite (Alexandra Jiménez) y teme que esta le reclame la mitad del premio.

¿Será fácil para el nuevo rico ocultar su boyante posición económica cuando cobre la millonaria cantidad? ¿Qué harías tú si de la noche a la mañana fueras millonario? El filme español juega hábilmente con el espectador a través de estas dos preguntas que sirven como premisa de salida.

Si yo fuera rico
Copyright Paramount Pictures Spain

La comedia como forma de evasión

La narrativa de Si yo fuera rico es sencilla -más bien simple-. Hablamos de una comedia de evasión que cumple lo que promete y nada más. O nada menos. La sinceridad en este caso tanto en tráiler, promoción y póster no pueden llevar a engaño a nadie. Y tampoco está mal ir al cine a divertirse sin más. No hay que pensar y solo dejarse llevar. Y sí, se podría optar por hacer comedia de calidad pero creo que para ello habría que resucitar a Berlanga o al maestro Billy Wilder. De momento es lo que hay.

La amistad y el toque de comedia feel-good hacen amena la cinta en todo momento. Por otro lado, el entorno narrativo romántico azucaran en exceso el filme español. No apta, por ello, para diabéticos en ayunas. El reparto cuenta con dos integrantes de la también comedia española Toc toc que ayudan a solventar la producción. De hecho, el elenco artístico es lo mejor del remake español.

Si yo fuera rico
Copyright Paramount Pictures Spain

Alexandra Jiménez reina en la comedia española

Alexandra Jiménez reina a sus anchas en la comedia española y es cada vez mejor actriz. Su papel en la película ibérica es lo más hilarante de la misma. La secuencia en la que está haciendo el amor con su nueva pareja es memorable. Su gestualidad es única y el cineasta le saca el máximo partido.

En la parte masculina de la pareja, aparece un correcto Álex García al que ya vimos en No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas. Además de en Si yo fuera rico ambos actores ya habían trabajado juntos en las películas Gente que viene y bah y en Kiki, el amor se hace. Sin duda tienen buena química en pantalla.

Resines, Jordi Sánchez y la asturiana Paula Echevarría completan lo más destacado del reparto coral. Esta última sale bien parada en un pequeño pero pícaro papel como amiga de Maite (Alexandra Jiménez). Son personajes creados al servicio de la pareja protagonista.

Paramount Pictures Spain
Copyright Paramount Pictures Spain

Aspectos adicionales

Destacable en la cinta es el marco narrativo geográfico. Es otro personaje más en la película. Hablamos de Asturias en general y de Gijón en particular. Allí la producción encuentra el entorno perfecto con unos paisajes de ensueño. El cineasta se aparta de la grandes urbes como Madrid o Barcelona y busca ir a un entorno más familiar donde es mucho más complejo esconderte si has ganado 25 millones en la lotería.

La música ayuda a subir el ritmo de la producción y la excelente fotografía suben algo la nota una narrativa previsible que se compensa con un metraje ajustado. Poco más de 90 minutos de duración son más que suficientes para ayudar a taponar las vías de agua del filme.

Paramount Pictures Spain
Copyright Paramount Pictures Spain

Conclusión de ‘Si yo fuera Rico’

Si yo fuera rico es en definitiva una flojita comedia de evasión que no obstante consigue hacer pasar un rato divertido. El mayor reto propuesto era convertir un concepto ganador, como es el que te toque la lotería, en un infierno para el protagonista. Después, ya solo quedaba adaptarlo a nuestras costumbres y a nuestro entorno ibérico. El resultado es aceptable para el espectador que solo busque evadirse, por ejemplo, de la confrontación política de nuestros días.

Este artículo también lo puedes leer en Cine y críticas marcianas

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí