Crítica de Sicario El Día del Soldado dirigida por Stephano Sollima

Nos encontramos con la continuación de la parte uno de “Sicario” (2015) donde apenas comenzamos a conocer la historia de Alejandro y Matt y ahora con Sicario El Día del Soldado nos lleva un poco más allá. En esta nueva entrega dirigida por Stephano Sollima, donde repiten Josh Brolin y Benicio del Toro se nos conduce a una triste y desoladora realidad que se ha hecho el pan nuestro de cada día en México. Los terribles, sangrientos y cada vez más brutales resultados de la intensa guerra entre cárteles que se da “en secreto, pero ante los ojos de todos” a lo largo y ancho del territorio. Y lo más alarmante es que las ramas del poder de esta modalidad del crimen organizado han atravesado no solo territorios, sino sistemas de justicia y política. Estreno el 29 de Junio.



Sicario El Día del Soldado

Crítica de Sicario El Día del Soldado

Ficha Técnica

Título: Sicario El Día del Soldado
Título original: Sicario: Day of the Soldado / Sicario 2

Reparto:
Benicio del Toro (Alejandro)
Josh Brolin (Matt Graver)
Matthew Modine (James Riley)
Catherine Keener (Cynthia Foards)
Isabela Moner (Isabel Reyes)
Jeffrey Donovan (Steve Forsing)
Elijah Rodríguez (Miguel Hernandez)
Christopher Heyerdahl (Headmaster Deats)
Manuel García-Rulfo (Gallo)
Bruno Bichir (Angel)

Año: 2018
Duración: 122 min.
País: Estados Unidos
Director: Stefano Sollima
Guion: Taylor Sheridan
Fotografía: Dariusz Wolski
Música: Hildur Guðnadóttir
Género: Thriller. Acción
Distribuidor: Sony Pictures Releasing de España

Tráiler

Sinopsis

En la Guerra del narco no existen reglas. Cuando los carteles comienzan a ser culpados de terrorismo en la frontera entre México y Estados Unidos, el Agente Federal  Matt Graver (Josh Brolin) llama al misterioso Alejandro Gillick (Benicio del Toro), cuya familia fuera asesinada por el jefe de un cartel, para de acuerdo a un plan urdido en Estados Unidos, crear una guerra entre los carteles. El objetivo: secuestrar a la hija del capo dando la apariencia de que la muchacha fue víctima de un cartel rival. Eso debería bastar para que ambos carteles se destruyeran mutuamente. Solo que nadie pensó que las cosas se complicarían cuando se descubren ciertos detalles, como que los terroristas no eran mexicanos… sino nacidos en Estados Unidos y toda la operación debe ser abortada dejando a Alejandro y a Matt en medio de una guerra salvaje.



La realidad supera a la ficción

Podría pensarse que la trama entera de Sicario El Día del Soldado surgió directamente de la calenturienta mente del guionista Taylor Sheridan, pero (tan duro como eso pueda parecer) la realidad ha superado millones de veces a la ficción en este país.

El planteamiento en líneas generales deja al descubierto la idea (falsa?) de que basados en que “en la guerra y el amor todo vale”, el territorio mexicano es continuamente violado por intervenciones de diversas agencias gubernamentales norteamericanas en su búsqueda/lucha contra el narco y sus actividades colaterales.

Sicario El Día del Soldado

Y como complemento, se muestra el terrible e inhumano problema de la migración hacia Estados Unidos y el cómo, cualquiera de los retos en el viaje  hacia el sueño americano, pueden transformarse en la más angustiosa de las  pesadillas.

Para Sicario El Día del Soldado el mundo del narco está lejos del glamour en que lo han convertido las “narconovelas y las narcoseries”; es un mundo de una crueldad superlativa, una exigencia bestial y una sola regla: nada que entre en él queda a salvo del peligro de muerte y violencia extrema.

Un plan sostenido entre alfileres

La historia ahora reúne a Matt y Alejandro en un plan de una frágil e inocente propuesta de desestabilización de los carteles provocando una guerra entre ellos, como si eso fuera nuevo y/u/o fácil. E inmediatamente los custionamientos éticos surgen “qué tan válido es luchar contra el narco a base de violencia y chantajes?” Y sobre todo; cómo conservar la fe en un proyecto tan frágil?

Es evidente que a base de muertes los carteles han aprendido a identificar, hoy en día, de quién, dónde y cómo son los ataques de las bandas enemigas, así que la estrategia de Matt y todas las agencias gubernamentales norteamericanas que estaban tratando de esconder un elefante tras de una rama de pino se ve claro que no va a llegar muy lejos.  Más aún cuando un elemento vital es descubierto, se estaba buscando en otras tierras lo que había crecido en el patio trasero de la propia casa. Los terroristas no salieron de donde el gobierno norteamericano creía sino del propio suelo Estadounidense.

Sicario El Día del Soldado

Matt Convence a Alejandro de participar en un plan que se sostiene con alfileres, pero Alejandro no lo aceptaría sin su propia agenda, vengar la muerte de su familia.

De ahí en adelante la tensión se da, más que por las ilusiones de la historia, por la honda certeza de que eso va a ser descubierto de un momento a otro. En eso la historia funciona eficientemente.

Stefano Sollima cumple su tarea

El director Stefano Sollima llega a Sicario El Día del Soldado después de dirigir tramas de acción y crimen en series italianas (“La Suadra”, “Roma Criminal” y  “Gomorra”) y en lo posible cumple su tarea.

El tono dark y de bajo mundo en el que Dariusz Wolski fotografía la historia es otro ingrediente básico, aquí no hay glam, hay sangre violencia y corrupción a cada paso, alentando las ansias terribles de un jovencito para convertirse en sicario.

Brolin y Del Toro se colocan como imanes de taquilla en el género de las secuelas. Este año hemos visto a Brolin en tres super producciones “Avengers“, “Dead Pool” y “Sicario” y Del Toro logra acceder al ranking gracias a las argucias del guión de Día del Soldado (por más fantásticas que resulten al final).

El descubrimiento en la trama es la figura de Keener, con una ética más fría que el hidrógeno líquido, ni Matt ni Alejandro poseen la gélida sangre de esta jefa de operaciones y que es desperdiciada como personaje. Y la sorpresa es la aparición de Matthew Modine como secretario de defensa.

Sicario El Día del Soldado

El personaje de Isabela (Isabela Moner) la hija del jefe del narco que es secuestrada que podría haber crecido mucho más es solo un “disparador” con demasiadas preguntas sin resolver. El plot de la relación entre ella y su “renuente” secuestrador/rescatador merecía mucho más atención por el dilema moral que encierra, además de todo el fermento de la triste y real situación de crimen, corrupción y abusos que el narcotráfico ha establecido, no solo y simplemente en México, sino en Estados Unidos.

Formando una arena en la cual el contagio de uno a otro fluye de una manera tan compleja que es muy difícil desenmarañar cada uno de los hilos del entramado real en cada una de sus fases y cómo la adhesión a estas redes se forma en cada uno de los puntos; desde la producción, distribución, comercialización, consumo y cada una de las posiciones que maneja “alguien” desde los grandes capos, hasta los sicarios; filtrándose en toda clase de actividades aparentemente lícitas… o descaradamente ilícitas. Lo único cierto es que nadie inmiscuido en este escenario está libre de toda culpa.

Punto y final

Esta secuela no cuenta con Denis Villeneuve, ni con Emily Blunt, eso ciertamente aumenta las expectativas de cómo resolver el problema, y aunque es definitivo que el producto final, no es superior a su predecesor, también es cierto que no están enfocadas ni buscan las mismas cosas, Sicario El Día del Soldado comienza con raíces en la realidad y termina en sendas divergentes que pisan el terreno de la ciencia ficción, por así llamarlo de alguna manera.

Lo que sí habría que señalar al trabajo global de la cinta es que si acierta en unas cosas no logra estructurar todo por completo. A medida que la acción transcurre parecen irse derritiendo los conceptos y fraguando en otra cosa diferente al arranque.

Aunque la acción continua, las manifestaciones de violencia se pasan de lo real a lo fantasioso y la credibilidad de lo expuesto se va a los suelos. Las resoluciones parecen más dignas de alguna saga que injertara géneros  de acción de super héroes con narco series.  Mientras que las subtramas pasan a un plano tan lejano que no se reconocen ni encuentran un final.

CALIFICACION : 8 / 10

Reportaje de Sicario El Día del Soldado en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace… varios años.

Fabian Quezada Leon

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace... varios años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *