Crítica de Sin Amor (Loveless) dirigida por Andrey Zvyagintsev

El director ruso Andrey Zvyagintsev, cuya última película, “Leviatán” (2014), consiguió el Globo de Oro a la Mejor Película de Habla no Inglesa y el Premio al Mejor Guion en el Festival de Cannes, vuelve con fuerza a la palestra internacional con su quinto largometraje, Sin Amor (Loveless), al ser galardonada de nuevo en Cannes, esta vez con el Premio del Jurado. Se trata de un drama moral que realiza un retrato sombrío de la Rusia actual posmoderna, habitada por una sociedad con muy poco interés por los demás, excepto por si les son útiles, guiada por el egoísmo, la frustración y la codicia. Para ello se centra en las tribulaciones de un matrimonio sin amor a punto de separarse y en las devastadoras consecuencias que generará esa decisión en un niño de 12 años. Estreno el 26 de Enero.



Sin Amor

Crítica de Sin Amor (Loveless)

Ficha Técnica

Título: Sin Amor (Loveless)
Título original: Nelyubov

Reparto:
Maryana Spivak (Zhenya)
Aleksey Rozin (Boris)
Daria Pisareva (Dasha)
Matvey Novikov (Alyosha)
Marina Vasilyeva (Masha)

Año: 2017
Duración: 126 min.
País: Rusia
Director: Andrey Zvyagintsev
Guion: Andrey Zvyagintsev, Oleg Negin
Fotografía: Mikhail Krichman
Música: Andrey Zvyagintsev
Género: Drama
Distribuidor: Golem Distribución

Tráiler

Donde comprar la película

Sin amor [DVD]
  • Cameo (05/23/2018)
  • Tiempo de ejecución: 127 minutos
  • Maryana Spivak, Aleksey Rozin, Matvey Novikov, Marina Vasilyeva, Andris Keishs
  • Español, Ruso

Sinopsis

Zhenia y Boris están en medio de un divorcio en el que prima el resentimiento, la frustración y las recriminaciones. Los dos se han embarcado en una nueva vida con otra pareja y esperan con impaciencia el momento en que puedan pasar página, empezar de nuevo, incluso si eso implica abandonar a su hijo Aliosha, de doce años. Hasta el día que el niño desaparece después de ser testigo de otra de sus terribles discusiones. (Golem Distribución)

Premios

  • Festival de Cannes: Premio del Jurado. 2017
  • Globos de Oro: Nominada a Mejor película de habla no inglesa. 2017
  • Premios BAFTA: Nominada a Mejor película en habla no inglesa. 2017
  • Premios del Cine Europeo: Mejor BSO y fotografía. 2017
  • National Board of Review (NBR): Mejores películas extranjeras del año. 2017
  • Críticos de Los Angeles: Mejor película extranjera. 2017
  • Premios Independent Spirit: Nominada a mejor película extranjera. 2017
  • Satellite Awards: Nominada a mejor película de habla no inglesa. 2017
  • British Independent Film Awards (BIFA): Nominada a mejor película internacional independiente. 2017


Un hombre y una mujer que están a punto de divorciarse discuten sobre quién de los dos se llevará a su hijo de doce años consigo, y qué más deberían de hacer con él, como si de una carga u obstáculo se tratara. A continuación, ella se dirige mal humorada al baño para orinar y, cuando sale, cierra la puerta y vemos al niño paralizado detrás de ella, su rostro es un grito de dolor silencioso. Es una imagen desgarradora que nos acechará continuamente a lo largo de la película.

Zjenja (Maryana Spivak) y Boris (Aleksey Rozin) es un matrimonio que se siente profundamente infeliz. Ambos están faltos de amor, es evidente en su sus rostros, y como se comenta en la película, no se puede vivir en ese estado. Sin Amor muestra como esas dos personas buscan una salida a ese estado; ella con un hombre rico y mayor, él con una mujer más joven que ya está embarazada de él. Y su hijo Alyosha (Matvey Novikov) en medio de esta situación, es un daño colateral. El niño es un obstáculo en su camino hacía una nueva vida, un lastre que intentan endosar a la otra parte.

Sin Amor

En la primera parte de Sin Amor, Andrey Zvyagintsev, realiza un retrato despiadado del matrimonio, con la imagen de ese niño en el baño sufriendo en soledad que mantendremos grabada en nuestra retina. Después, sucede lo inevitable. Como consecuencia de una negligencia egoísta, el hijo desaparece, lo que lleva a una incesante búsqueda por los bosques de alrededor, a un edificio vacío, mientras que la intensidad de la película va in crescendo.

El hecho de que una madre tomara casi dos días para notar que su propio hijo huyó de casa, además de comprobarlo, y que el padre tampoco hubiera tenido ningún interés durante ese tiempo como para echarlo en falta ya deja claro el dolor, la angustia y la vida desgraciada de Alyosha. Lo realmente desgarrador y terrorífico de Sin Amor es saber que la única atadura de Zhenya y Boris fue su hijo. Ahora que él está desaparecido, los dos se ven obligados a buscar una recuperación ilusoria de su relación completamente rota. Sin Amor tiene algo increíblemente trágico; dos personas que no se quieren están buscando a un niño que nunca han amado.

Sin Amor

La segunda parte, después de casi una hora de metraje, la trama pasa a estar exclusivamente orientada hacia la búsqueda del niño. Ahora los diálogos irán perdiendo fuerza y el silencio gana mucho más espacio. A través de él, por ejemplo, notamos cómo Zhenya logra mantener una vida normal incluso con la desaparición del niño. El silencio también es fundamental para explorar el sentimiento de culpa de los padres cada día de búsqueda. Durante esta búsqueda, observamos como Zjenja y Boris no son más comprensivos con la situación, sin embargo, Andrey Zvyagintsev agregará matices que harán más complicado reprochar y condenar sus acciones.

La Rusia del régimen de Putin

Andrey Zvyagintsev muestra las contradicciones de una sociedad rusa que constantemente insta a las personas a perseguir su satisfacción personal y felicidad, al mismo tiempo que sigue apegada a los fuertes anclajes morales del cristianismo ortodoxo. Parte de la película se desarrolla en 2012 por lo que constantemente se hace muchas referencias a los disturbios en Ucrania. Esto puede leerse en forma de parábola política, como si Rusia y Ucrania de padres se tratara en lucha y disputa por unos territorios donde sus habitantes se convertirían en víctimas al igual que el niño del matrimonio.

La falta de empatía de Zvyagintsev con el régimen ruso de Putin parece mas que evidente y queda reflejado especialmente en un diálogo entre Zhenya y la policía. Las autoridades no se toman muy en serio la desaparición de Alyosha y remiten a Zhenya a voluntarios ciudadanos para evitar la burocracia y la indiferencia del servicio civil de Rusia. Los voluntarios muestran que las personas pueden hacer mucho más los unos por los otros que la excesiva institucionalización de la actual Rusia socialista.

Visión apocalíptica y deshumanizada de la sociedad rusa

La visión de Zvyagintsev no es muy esperanzadora, lo que se rompe ya no se puede arreglar y se pierde para siempre. En Sin Amor se hace referencia a la predicción Maya sobre el fin del mundo y aunque el mensaje de Zvyagintsev no se puede leer de forma literal, lo cierto es que en el ambiente flota algo apocalíptico. En ello contribuye los sombríos y fríos paisajes, los lúgubres bloques de edificios, el tono amenazante de la música y, sobre todo, la manera que tienen las personas de interactuar entre si, tan distantes los unos con los otros, tan fríos.

Sin Amor

De esta forma, Zvyagintsev, muestra como la tecnología tiene una influencia fundamental en la forma de comunicarnos y relacionarnos, y lo poco conscientes que somos de ello. En casi todos los lugares públicos, vemos a la mayoría de las personas mirando sus smartphones, la televisión siempre aparece encendida en la cocina o en el salón. En Sin Amor observamos como somos capaces de romper inconscientemente el encanto de una velada romántica o un momento familiar haciendo selfies o fotos a la comida. El uso del teléfono móvil, por ejemplo, es un fuerte indicio de cómo hoy en día es más fácil quedarse entretenido en el mundo virtual que saber lidiar con las demandas del mundo real. El resultado final es una visión casi apocalíptica de la sociedad rusa.

Conclusión

Zvyagintsev nos describe un mundo muy deshumanizado donde parece que la gente ha olvidado lo que es el amor y las relaciones personales. Los personajes principales únicamente se preocupan de sí mismos, solo piensan en el dinero, sus trabajos y el sexo.

Sin Amor es un triste reflejo de la realidad existente en la sociedad rusa, a través de una familia sin amor, llena de amargas pretensiones y sueños incumplidos. A pesar que la acción se desarrolla de forma algo lenta, Sin Amor no dejará al espectador relajarse en ningún momento y conseguirá mantenerlo en tensión constante.

CALIFICACIÓN: 9/10

Reportaje de Sin Amor en Días de Cine TVE

Oferta
Leviatán [DVD]
  • Cameo (04/08/2015)
  • DVD, No recomendada para menores de 12 años
  • Tiempo de ejecución: 141 minutos
  • Alexey Serebryakov, Elena Lyadova, Vladimir Vdovitchenkov, Roman Madyanov, Anna Oukolova
  • Español, Ruso
Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 2 Average: 1.5]

Foto Carátula Copyright Pyramide Distribution

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Eduardo Gil Rodríguez

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *