Sin gravedad es un cortometraje de Charline Parisot, Jérémy Cissé, Ludovic Abraham, Flore Allier-Estrada, Maud Lemaître-Blanchart y Fioretta Caterina Cosmidis, a través de un guion de Parisot. Este proyecto forma parte de la promoción de 2018, de los graduados de 5to año de la escuela Rubika. Rubika desde su creación en 1987, ha sido una de las escuelas más distinguidas a nivel mundial en la industria de animación, videojuegos y diseño. Es uno de los cortometrajes del pasado 2018 mejor valorados a nivel europeo.



Sin gravedad

Crítica de Sin gravedad

Ficha Técnica

Título: Sin gravedad
Título original: Sans Gravité

Año: 2018
Duración: 8 minutos
País: Francia
Directora: Charline Parisot
Guion: Charline Parisot
Dirección de arte: Jérémy Cisse
Género: Animación
Productora: RUBIKA – L’Ecole des Talents de la Création Numérique

Tráiler

Sinopsis

Un astronauta vuelve a la Tierra e intenta encontrar su propio sitio. (RUBIKA)



Sin gravedad

El vacío del interés perdido

Sin gravedad tiene una elegancia desde el primer plano que evoca al misterioso espacio exterior. Protagonizado por un singular astronauta, el cortometraje es capaz de expresar uno de los grandes miedos de la sociedad: la pérdida del sentido de la vida. A través de situaciones jocosas y un humor amable, consigue hacer reflexionar al espectador. Se demuestra, una vez más, que la animación también es un buen camino para hablar de temas existenciales y elevarse hacia un público más adulto. El guion ha sabido crear una red de situaciones, que aparentemente podrían ser simples, pero permite entender el contenido y el mensaje que el director quería mostrar al público. Una fábula de cuento moderno que eleva su calidad en profundidad narrativa.

A nivel técnico, se puede ver una animación bien realizada, que recuerda a estudios como Pixar. Si bien es cierto, que no hay una particularidad que le haga ser excelsamente única, los escenarios tienen unos acabados en los que hay detalles que merecen la pena al no haber sido elegidos al azar. Uno de los puntos más importantes es cómo la mezcla de colores permite expresar el sentimiento que hay dentro. Esos azules oscuros, la melancolía, el rojo, la ansiedad… Una planificación que induce al espectador a envolverse dentro del universo del corto y disfrutarlo de una manera natural. Se queda una sensación de simpatía, que permite al público obtener una predisposición positiva tras su visionado. Una manera positiva de tratar el fundamento de la vida propia. Y comentar el puntazo de la referencia a la película de Alfonso Cuarón, ‘Gravity’.

Sin gravedad

La ausencia de la palabra

La palabra se ha convertido en varias ocasiones en un recurso salvable para poder indicar al espectador que es lo que se quiere decir, pero Sin gravedad prescinde directamente de ella. Sin ningún diálogo en ella, se transmite la escena a través de los movimientos de cámara, las expresiones de los rostros de los personajes, la rapidez y el cóctel de composición escénica que hay en ella. Es un importante ejercicio el comprobar que funciona una producción sin la palabra, dado que consigue expresar la naturaleza primigenia del séptimo arte. El valerse únicamente de la imagen para poder explicar lo que está sucediendo. De esta forma, es un acierto haber implementado esta estrategia, dado que le aporta un dramatismo necesario en el transcurso del cortometraje.

Por último, mencionar que el final transmite mucha humanidad. Se convierte en una metáfora visual de la importancia de ayudar a los demás y ser ayudados. Un canto que permite dar voz a los gritos ahogados ante situaciones de pérdida. No encontrar un sentido vital en la vida. Aunque se haga a través de los ojos de un astronauta, esa situación de no encajar en lo nuevo, de no encontrar el camino, es una problemática universal. Es un cortometraje que va desde una perspectiva sencilla para atrapar al público y despertar desde su interior la curiosidad del saber. Una empatía emocional, que consigue atrapar en su corto tiempo, algo muy aplaudible al no tener un extenso tiempo de expresión visual como lo tiene un film al uso.

Sin gravedad

Conclusión

Sin gravedad es un cortometraje que consigue elevar su estatus a través de jugar con la expresividad y entrar en las entrañas de la emoción del espectador. Un discurso que habla de un tema tan universal como es el sentido de la vida. La falta de metas vitales en un proceso de cambio. Unos colores y un detalle en la animación que son un placer poder observarlos. Un protagonista que no necesita la palabra para ser verdad. Un cortometraje que comienza como un pequeño aperitivo, que termina por saciar el hambre cinematográfica. Una buena conexión y sinergia que hay entre sus elementos principales.

Guerreros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here