Solo es una más no solo es el nombre de la película, es la frase que usaba en la vida real Joaquín Wappenstein cada vez que le daba un convulsión por epilepsia. A este film se lo ha catalogado como la primera película ecuatoriana que trata sobre la discapacidad y representa, sobre todo, el cumplimiento del sueño de Joaquín de ser actor y poder representarse a sí mismo, antes de morir.



Sólo es una más

Crítica de ‘Sólo es una más’

Ficha Técnica

Título: Sólo es una más
Título original: Sólo es una más

Reparto:
María Teresa Guerrero (Natalia)
Joaquín Wappenstein (Mateo)
Pedro Saad (Esteban)
María Eulalia Silva (Julia)
Nicolle Herdoiza (Martina)
María-Rosa Rodriguez (Olga)
Rebeca Salas (Nadia)

Año: 2017
Duración: 105 min.
País: Ecuador
Director: Viviana Cordero
Guion: Viviana Cordero
Fotografía: Juan Agustin Rivero
Música: Morgana Acevedo
Género: Drama
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Sólo es una más’

Sinopsis

Mateo es un chico de 20 años a quien le gusta el fútbol, el cine clásico, las chicas y tomar café. Sólo tiene un problema, del tamaño que se lo quiera ver: es epiléptico por causa de un tumor cerebral. Convulsiona casi a diario y sabe que ésa es su espada de Damocles. Cada ataque conlleva un riesgo fatal. Su vida se llena de intensidad romántica cuando conoce a Natalia.

Ella es una chica guapa, alegre, despreocupada y carismática, que ama la vida y que logra que le sonrían todos quienes la conocen. Sólo tiene un problema, del tamaño que se lo quiera ver: en su cabeza existen conflictos que no puede controlar, llevándola en un momento dado a tomar una decisión extrema.



Una historia sencilla para una lección valiosa

Solo es una más es una película que desarrolla una historia que puede parecer sencilla pero que encierra una gran lección de vida. Mezcla drama y comedia para relatar cómo Mateo acepta y enfrenta su constante reto de atravesar la línea delgada entre la vida y la muerte al tener que soportar ataques de epilepsia.

Su vida transcurre entre la realidad y la ficción. Acepta su condición y se empeña en pasar el tiempo tratando de cumplir sus ilusiones, aunque al final siempre busque el rincón de un bar para reflexionar sobre sus sentimientos  y situación.

Mateo llegará a sentir un amor platónico por Natalia, una linda muchacha que es madre soltera, que tiene sus propios problemas y que no tiene la mínima intención de corresponderle. Será su amiga, pero también el aliciente para asumir el riesgo de la diversión y de vivir el día a día sin pensar en lo que vendrá después.

Sólo es una más
Fotos de la web de Viviana cordero

Un film inclusivo

Solo es una más, dirigida por Viviana Cordero, es la pionera del cine ecuatoriano en abordar el tema de la discapacidad. No tiene como intención establecer una crítica específica a la exclusión de personas, sino más bien penetrar en el mundo de quienes enfrentan este problema, sea por su estado de salud o por tener capacidades especiales.

No hay espacio para la victimización, Mateo y también Martina, quien tiene síndrome de Down, son representados de una manera genuina. Una característica del filme es crear situaciones en donde lo normal es que los personajes se sostengan mutuamente para su control emocional. Se podría decir que hasta irradia optimismo en situaciones que pueden ser pesimistas.

Viviana Cordero
Fotos de la web de Viviana cordero

Joaquín Wappenstein

Joaquín Wappenstein no solo fue el actor principal de esta película, sino que también aportó en la creación del guion (basado en su vida) y en la coproducción. Demoró 5 años en poder concretar esta realización.

Nació en Argentina, pero desde los 7 años de edad se radicó en Ecuador y, al poco tiempo, quedó huérfano de madre. Luego le descubrirían un tumor cerebral que le ocasionó muchas convulsiones. Con el tiempo fue teniendo problemas de motricidad, de retención de la información, de lectura y escritura.

Encontró un refugio en el arte y su sueño era ser actor y qué mejor si podía interpretar en el cine su propia realidad. En 2017, cuando tenía 24 años, pudo cumplir su objetivo con el estreno de Solo es una más. Dos años más tarde, en 2019, Joaquín moría dejando una gran lección de vida a todos quienes vieron y verán su película que permite conocer a un ser humano excepcional.

Sólo es una más
Fotos de la web de Viviana cordero

Conclusión de ‘Sólo es una más’

Solo es una más es una película hecha con esfuerzo y hasta con cierta alegría pese a enfocar una temática que puede resultar triste. No hay que buscar en el film composiciones artísticas elaboradas porque su valía radica en haber registrado un legado de una visión de vivir que deja reflexión y aprendizaje.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí