Solterísima (2020), ni la renombro esta vez, trata de ser una comedia romántica, de nacionalidad sudafricana, dirigida por Katleho y Rethabile Ramaphakela (hermanos).

Producida por Burnt Onion Production, para ser distribuida a nivel mundial por la plataforma de streaming Netflix el día 31 de Julio de 2020.

Presentada como parte de la estrategia de la plataforma para que las voces e historias africanas lleguen a la audiencia global, flaco favor de Netflix, con esta absurda pantomima, que si lo que intenta es mostrarnos la nueva realidad de las mujeres de color en su recorrido por la vida y las relaciones amorosas en el África actual, ha dado en el centro de la diana, consigue justo todo lo contrario.

El doblaje de Los Picapiedra visitando Sudáfrica, también aporta el sello Netflix para las distribuciones que se las trae al pairo.



Solterísima

Crítica de Solterísima

Ficha Técnica

Título: Solterísima
Título original: Seriously Single

Reparto:
Fulu Moguvhani (Dineo)
Tumi Morake (Noni)
Bohang Moeko (Lunga)
Yonda Thomas (Max)
Mpho Osei Tutu (Recepcionista de hotel)

Año: 2020
Duración: 106 min.
País: Sudáfrica
Director: Katleho Ramaphakela, Rethabile Ramaphakela
Guion: Lwazi Mvusi
Fotografía: Kabelo Thathe
Música: Sam Mahlalela
Género: Comedia
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Solterísima

Sinopsis 

Dineo (Fulu Moguvhani), una joven publicista, monógama por naturaleza, pasa de un noviazgo a otro (normalmente la abandonan), mientras espera al hombre de sus sueños.

Su muy mejor amiga Noni (Tumi Morake), abogada y cómplice de aventuras, es justo lo contrario, le tiene fobia al compromiso y su lema es no acostarse dos veces con el mismo hombre.

O sea, la una y la madre de la una, esperando que la niña se case para ser una mujer completa y la otra que cada noche que sale se acuesta con uno distinto (Bien por Netflix y su defensa de los valores africanos).

Dineo conocerá al que cree que es el hombre de su vida y Noni se acuesta con el dueño del bar al que suelen acudir, que está enamorado de ella, pero no quiere volver a saber nada de él, en cuanto a relaciones amorosas se refiere.

Donde se puede ver la película



The ridiculous plot

Para esta película en concreto, con la sinopsis sería más que suficiente y sobraría, pero como tengo que rellenar espacio, ahí lo llevan, allá ustedes.

Entre el guion, las actuaciones y el doblaje (de la dirección hablaré después), mejor que la vean con un paquete de pipas en la mano o con un gin tonic en la otra (según gustos), les será más fácil soportar esta apuesta de Netflix, por expandir internacionalmente el cine de compromiso africano.

Típicos tópicos; La que solo quiere casarse se llevará un gran chasco con el que cree ser el hombre de su vida, la que no quiere compromiso alguno todo lo contrario y en medio de todo esto habrá un tiempo de soltería para ambas, que intentan vivir a tope.

Enredos, por llamarlos de alguna forma, vuelta al principio, vuelta al final, vuelta y vuelta que así está mejor la pluma ibérica y vamos que nos vamos, porque hasta aquí puedo, debo y no tengo ni la más mínima gana de seguir contando.

Solterísima
© Netflix

Las dos amigas

Dineo (Fulu Mugovhani) y Noni (Tumi Morake), tanto monta, monta tanto.

De la primera tenía magnificas referencias por su papel en la película Ayanda (2015), un drama romántico que aún no he visto, pero del que todo lo que leo y escucho, es positivo.

Aparte de tener un excelente reconocimiento de la crítica, estuvo galardonada por esta cinta a los Premios de la Academia del Cine Africano.

¿Qué hace metida en este invento? Si solo con el tema de las pelucas era para haber mandado el papel a freír espárragos. Pues miren, si Netflix es capaz de embaucar a De Niro, Theron, Affleck, o Reeves, entre un ciento más, no seré yo quien tire la primera piedra sobre esta joven (ya no tanto) actriz. Actriz a seguir, en otros contextos, por Dios.

De la segunda, también sorprende, no por Netflix, ya que fue la primera mujer africana (comedianta) en tener su propio espacio en la plataforma, sino por meterse en este barco sin salvavidas con rumbo a ninguna parte.

Si estas interpretaciones (después entraré más a saco en la conclusión) son las encargadas de representar y expandir el mercado africano a través del mundo, apaga y vámonos. Y no quiero decir con esto que todas las películas africanas tengan que ser sobre el Apartheid, Tarzán o el Rey León, pero amigos de Netflix, os repito flaco e ingrato favor a lo que según ustedes intentáis con este tipo de cintas.

Seriously Single
© Netflix

Los directores del engendro

Los hermanos Ramaphakela (él y ella), el primero también actor y como su hermana, con premios a mejor guion en comedia televisiva, ambos sudafricanos, evidentemente.

No tengo ni palabras, queridos. Al guionista lo omito a conciencia para taparlo, pero con ustedes no puedo.

Por Dios, con este tipo de comedias románticas se van a The Asylum y os echan por falta de imaginación y calidad o eso u os ofrecen una al mes y os hacen millonarios, que de todo hay en la Viña del Señor.

Voy a ser breve; No hay dirección de nada en líneas generales y si además son productores de Solterísima, como lo son, blanco y en botella. En Sudáfrica quizás tendrán hasta legiones de fans, pero en el resto del mundo, no celebren fiestas antes de tiempo, que no es Netflix todo lo que reluce. ¿Directores a seguir? No.

Solterísima
© Netflix

Conclusión de Solterísima

Solterísima Mala, mala, mala ………

Mira que había comedias o películas con temas románticos bonitos e interesantes para este salto de África al resto del mundo (BENDITA ÁFRICA).

Sin hablar de otro tipo de temas, no todo tiene que ser reflejar la parte mala y negativa de un continente que se desangra por culpa de los otros cuatro. Si vamos a hacer una comedia, vamos a poner el alma y si además es romántica y la van a ver en todo el mundo, no solo ponemos el alma, se la vendemos al diablo si fuese necesario.

¿De verdad creen que con la vomitona, los trajes apretados de Tumi, que hacen resaltar su obesidad casi mórbida y la pechera abierta siempre por delante, el príncipe azul cagando mientras nuestra protagonista se lava los dientes o los cambios constantes de peluca que se cargarían la imagen hasta de La Monroeesto se va a dirigir a buen puerto?.

La parte romántica del Karaoke la omito por vergüenza ajena.

Netflixnianos y acoplados, nunca un NO, pero en este caso más que nunca, tampoco un .

Y ojo a los señores de Netflix, no me justifiquen una cinta de 106 minutos por el minuto final, que lo que hemos visto es una señora cuya vida gira en torno a casarse como sea y otra, que a lo único que aspira es a echar un buen polv….. cada noche y con uno diferente siempre. Buen ejemplo como muestra de Netflix, del apoyo al cine y a la cultura africana.

Me imagino que Red Hastings, ya estará pensando en rodar la segunda parte.

« Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí