Nacida gracias al Webtoon con el mismo nombre, Sweet Home se estrenaba en 2020, y los espectadores debieron esperar al presente año para la temporada 2 que ha dirigido Lee Eung-bok junto con Jang Young-wooHablar de esta serie y de sus dos temporadas es sinónimo de hablar sobre un intento de crear una gran epopeya sobre la supervivencia humana en un mundo devastado por monstruos que se pierde en sus propias ambiciones y decepciona tanto por la poca originalidad de esta, como por las pocas ganas puestas en su básico guion. Estreno el 1 de diciembre de 2023 en Netflix.



Sweet Home (Temporada 2)

Crítica de 'Sweet Home (Temporada 2)'

Ficha Técnica

Título: Sweet Home
Título original: Sweet Home

Reparto:
Song Kang (Cha Hyun-Su)
Lee Jin-wook (Pyeon Sang-Wook)
Lee Si-young (Seo Yi-Kyung)
Lee Do-hyun (Lee Eun-Hyeok)
Go Min-si (Lee Eun Yoo)
Kim Nam-Hee (Jung Jae-Heon)
Park Gyu-young (Yoon Ji-Su)
Kim Hee-Jung (Cha Jin-Ok)
Woo Jung-kook (Kang Seung-Wan)
Go Youn-jung (Park Yu-Ri)
Kim Gap-soo (An Gil-Seob)
Kim Sang-ho (Han Du-Sik)
Bobo Chang (Yun-Jae)

Año: 2020
Duración: 50 min.
País: Corea del Sur
Director: Lee Eung-bok, Jang Young-woo
Guion: Kim Hyung-min, Park So-jeong, Hong So-ri. Historia original: Kim Kan-bi, Hwang Young-chan
Fotografía:
Música:
Género: Terror. Fantástico
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Sweet Home'

Sinopsis

En un mundo donde el deseo adquiere tintes monstruosos, los supervivientes de Green House y Hyun-su luchan por sobrevivir, rodeados de seres y fenómenos misteriosos. Nuevos deseos y más desafíos los aguardan en esta serie de Netflix. (Netflix)

Dónde se puede ver la película en streaming



Vacía y prototípica

La sensación que Sweet Home (Temporada 2) deja al espectador después de sus más de 20 horas, es de una fría indiferencia, siendo esta el peor verdugo que un proyecto cinematográfico puede tener. Se siente vacía, sin un esmero detrás de ninguno de los muchos apartados que la conforman, convirtiéndola, pues, en un proyecto industrial más del catálogo de Netflix. Tanto los personajes, los escenarios o los diálogos se ven muy acartonados, como pasados por una cantidad ingente de filtros que han destruido cualquier atisbo de sentido artístico que podía contener. Siendo este uno de los grandes problemas, si no el que más, de la mayoría de proyectos para grandes distribuidoras, con esta serie se aprecia en su máximo exponente.

Tanto la exagerada cantidad de personajes, como su mala escritura, desembocan en tramas poco creíbles y muy forzadas, así como las relaciones entre estos, que se ven artificiales y bruscas. Sweet Home intenta crear una macro-narrativa a base de establecer pequeñas historias entre todos los personajes, que pese a no ser un mal recurso, se hace tan mal tratamiento de este que se hace extremadamente difícil seguir una narrativa con tantísimas subtramas, y todavía es más acusado para el público occidental, que no diferencian los nombres de los personajes y muchos actores se asemejan físicamente entre sí. 

Sweet Home (Temporada 2)
Copyright Netflix

Descuidada ejecución y triste resultado

Sus propuestas siempre quedan en supuestos, pues la incapacidad para desarrollar una narrativa interesante resalta desde un principio, a su misma vez, que un mediocre apartado visual, dejando al espectador con un resultado que no convence en ningún aspecto. Si a esto le sumamos las varias horas de relleno que podrían haber sido eliminadas con tal de no sobrecargar al espectador, el resultante es una fatiga que se acumula capítulo tras capítulo tanto por calidad como por cantidad.

Siguiendo el esquema de muchas obras coreanas, Sweet Home no escatima presupuesto en escenas de acción, pero en este caso, más que asemejarse a las grandes producciones asiáticas, recuerda al cine de serie B semi-gore. Los momentos de acción, son extremadamente irreales hasta para ser una serie de fantasía, llegando a una extraña e incómoda comicidad que resulta incoherente para una supuesta serie dramática. Resaltar el muy mejorable diseño de criaturas y como su VFX brilla por su mala ejecución. Incomoda pues, el intento de grandilocuencia de Sweet Home, que se trata a sí de manera arrogante, pretendiendo resultar épica, cuando realmente llega a ser pedante.

Por resaltar algún aspecto positivo, la serie tiene algún momento con buena fotografía y puesta en escena, así como alguna secuencia realmente emotiva que consigue que el espectador quiera continuar con la serie.

Sweet Home
Copyright Netflix

Conclusión de 'Sweet Home'

Sweet home (Temporada 2) es una producción comercial prototípica y burda a las que Netflix nos tiene acostumbrados. La serie tiene problemas para desarrollar su poco atractiva narrativa, con unos personajes prototípicos y vulgares. Aunque de este tipo de producciones se espere poco, logra bajar aún más las expectativas puestas en ellas, reafirmando el tipo de proyectos a los que Netflix da cabida en su catálogo.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM