La tercera temporada de Ahora es el momento: CAOS (Les engagés) llega a Filmin el 7 de septiembre. La aclamada webserie francesa de temática LGTBI creada por Sullivan Le Postec, que comenzó su andadura en 2017, pone el broche final con tres capítulos en los que sus protagonistas tendrán que hacer frente a nuevos retos, esta vez a escala internacional.

Protagonizada por Mehdi Meskar (Hicham), Eric Pucheu (Thibaut), Nanou Harry (Nadjet), Adrián de la Vega (Elijah), Malika Azgag (Kenza), Denis D’Arcangelo (Claude) y Claudius Pan (Bastien), Ahora es el momento sigue la andadura de los miembros de la asociación activista Punto G, que vela por los derechos del colectivo LGTBI en Lyon.

Ahora es el momento ha sido reconocida como Mejor Serie en el Festival de la Ficción TV y en el Hollyweb Festival. En el Festival Francophone de la Webserie obtuvo los premios a Mejor Serie, Mejor Guion y Mejor Actor.



Ahora es el momento tercera temporada

Crítica de la tercera temporada de Ahora es el momento

Título: Ahora es el momento
Título original: Les Engagés

Reparto:
Mehdi Meskar (Hicham Alaoui)
Eric Pucheu (Thibaut Giaccherini)
Denis D’Arcangelo (Claude Favre)
Pierre Cachia (Mickaël)
Nanou Harry (Nadjet Alaoui)
François-Xavier Phan (Liao)
Claudine Charreyre (Murielle Leko)
Romain Ogerau (Laurent Roussel)
Franck Fargier (Amaury Mercoeur)
Anaïs Fabre (Rose)
Benjamin Mayet (Vincent)
Claudius Pan (Bastien Lijepo)
Pascal Gilbert (Paul)

Año: 2017 / 2021
Duración:
País: Francia
Director: Maxime Potherat, Jules Thénier
Guion: Sullivan Le Postec
Fotografía: Juan Siquot
Música: Franck Lebon
Género: Drama
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Ahora es el momento’

Sinopsis

Ahora es el momento, una producción rebosante de vida y orgullo sobre un grupo de activistas LGTB en la ciudad de Lyon. Un Looking galo decididamente político que busca romper con las masculinidades tóxicas y también mostrar qué supone ser musulmán y homosexual.

Hicham huye de su casa y viaja a Lyon, buscando a Thibaut, un joven que intentó besarle unos años antes. Thibaut es un activista de Point G, un centro LGTB. Hicham descubre su mundo, ansioso pero entusiasmado. Sin embargo, a medida que Hicham empieza un viaje para encontrar su propia identidad, empieza a comprender que Thibaut no es exactamente quién creía que era. (Filmin)

Dónde se puede ver la serie



Reencontrarse

Si hay algo interesante en Ahora es el momento es la variedad de personajes que frecuentan la asociación Punto G y que encarnan alguna de las problemáticas relacionadas con el activismo LGTBI. Hicham procede de una familia musulmana y siente el rechazo de los suyos; Claude, el veterano, convive desde hace décadas con VIH y lleva el peso de la pérdida sobre sus hombros para que no olvidemos el horror que fueron los años noventa; Thibaut, cuyo liderazgo está empañado por una personalidad llena de conflictos internos; Nadjet, la hermana de Hicham, que representa el amor y el apoyo incondicional y que introduce el debate del velo dentro del feminismo; Elijah, que tiene que luchar contra la transfobia que existe también en el seno de la asociación.

La serie consigue visibilizar así la cuestión LGTBI colocándola rotundamente en el centro de la narración. Algo de agradecer, además, es el optimismo y el entusiasmo que irradia. Lejos de caer en el victimismo, Ahora es el momento señala los puntos candentes y muestra que si se actúa de forma valiente se pueden alcanzar metas que harán de nuestra sociedad un lugar mejor y más inclusivo. Sigue en este sentido la estela de otros productos como Queer as Folk, Cucumber o The Bisexual.

Ahora es el momento
Fotos de Filmin

Renovarse: ¿Qué hay de nuevo en Punto G?

En la primera temporada acompañamos a Hicham en su proceso de autoaceptación y conocimos con él a los miembros de la asociación activista pro derechos LGTBI Punto G. La segunda temporada siguió profundizando en las tramas de estos personajes tocando siempre temas de índole social relacionados con la homofobia y la transfobia. Los protagonistas se ven enfrentados a numerosos dilemas. Los problemas no vienen solo de fuera del colectivo. En numerosas ocasiones proceden de dentro del movimiento o incluso son personales, fruto de los prejuicios familiares o culturales.

La tercera temporada de Ahora es el momento supone un cambio radical con respecto a lo que se nos había dado hasta ahora. Pasamos de capítulos de diez minutos, que le dan un enorme dinamismo a la narración, a tres capítulos de más de cuarenta minutos en los que el formato se vuelve más convencional. Esta decisión repercute en la frescura de la propuesta, pero permite hacer desarrollos dramáticos más complejos. Digamos que la serie crece, aprovechando los mimbres de las temporadas anteriores, para volverse otra cosa.

A partir del ataque homófobo a Anzor, un activista checheno, Thibaut se ve envuelto en una trama de espionaje que lo lleva directamente a Bruselas, donde la homofobia intenta infiltrarse en el corazón político de Europa. Paralelamente, Hicham pierde a un primo a causa de la violencia policial en una pelea de carácter homófobo. Ambas líneas argumentales se entrecruzan poniendo sobre la mesa cuestiones que nos recuerdan el caso de George Floyd, pero también el tema de las fake news, la desinformación, la manipulación y la instrumentalización de los movimientos. ¿Logrará Punto G celebrar su vigésimo quinto aniversario en estas condiciones?

Ahora es el momento
Fotos de Filmin

Conclusión de ‘Ahora es el momento’

Ahora es el momento contribuye a visibilizar los problemas y conflictos a los que se enfrenta el colectivo LGTBI. La homofobia, la transfobia y la falta de derechos, el drama de los refugiados políticos, las agresiones, las amenazas, los conflictos familiares, incluso el uso del velo son algunos de los puntales sobre los que se construye este drama de tintes sociales.

A lo largo de sus tres temporadas se construye un microcosmos en torno a la asociación con personajes complejos y verosímiles, que nos involucran en sus vidas, y cuyas historias acabamos percibiendo como propias.

La tercera temporada de Ahora es el momento mantiene el espíritu combativo con el que nació pero pierde algo de su frescura al pasar a un formato más convencional, con capítulos largos, acercándose al thriller político y al drama policial. La serie, que parece haber agotado su impulso, sabe poner punto y final dejándonos un agradable sabor de boca y una sonrisa en los labios.

Ahora es el momento se erige como una serie necesaria en un momento de auge de los discursos de ultraderecha en Europa, que nos muestra que no hay que dar ni un paso atrás con respecto a lo logros alcanzados.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí