El pasado 23 de marzo llegó al Espacio Ibercaja Delicias The Journey, un espectáculo de magia de Lucas Di Giacomo. El mago realiza un viaje mediante el ilusionismo, llegando al origen de sus propios sueños. Considerado por muchos como el mago de los famosos, este argentino ha obtenido un gran éxito en distintas ciudades como Dubai, Nueva York, París, Londres o Arabia Saudita. Ahora se puede disfrutar en el Espacio Ibercaja Delicias con un espectáculo para toda la familia.



The Journey

Crítica de 'The Journey'

Ficha Técnica

Título: The Journey
Título original: The Journey

Reparto:
Lucas Di Giacomo

Duración: 60 min. apróx.
Dirección: Lucas Di Giacomo
Producción: LETSGO

Tráiler de 'The Journey' 

Sinopsis de 'The Journey'

Creado por el mago internacional Lucas Di Giacomo, The Journey es un viaje emocional a través del ilusionismo para buscar el origen de los propios sueños.

Tras arrasar con sus shows por todo el mundo, el argentino llega, por primera vez a Madrid, con su trabajo más personal y autobiográfico.

Un espectáculo familiar e interactivo, que aúna los mejores números de mentalismo, juegos de manos y grandes ilusiones, mezclado con música y teatro.

Rememora los grandes clásicos de la magia, desde Houdini hasta el Gran Carter, y reconecta con tu infancia a través del poder de los sueños. (LETS GO). 



The Journey
Foto de LETSGO

El viaje de una vida

Lucas Di Giacomo invita al espectador a conocer su vida y su talento con la magia en The Journey, un espectáculo en el que el letimotiv es un viaje vital por sus distintas etapas. En primer lugar, comienza con un ejercicio en el que invita a los espectadores a participar activamente, gracias a ello, emergen unas expectativas que posicionan positivamente el espectáculo. Sin embargo, a lo largo de los distintos números de magia, se va perdiendo esa personalidad propia, al ser algo que ya se ha podido ver anteriormente en otros espectáculos de la misma índole. Además, la narrativa del espacio no logra introducir elementos más emocionales o cercanos, como sí se produce en el final de la pieza. Por lo cual, hubiera sido más interesante amoldarlo a sus vivencias de una manera más personal y no tanto un homenaje.

La labor de Lucas Di Giacomo como maestro de ceremonias comienza desde una simpatía que le permite aprovechar ese primer contacto con los asistentes. Sin embargo, después, se plantean dos vertientes que hacen que haya sentimientos encontrados hacia su labor sobre el escenario. Por un lado, se ve esa socarronería, ese humor, incluso a veces irónico, que aporta favorablemente a la pieza. En cambio, por otro, se ve esa intención de hacerlo accesible para todos los públicos, lo que provoca que se mantenga en una neutralidad que no siempre encaja con su personalidad. Aun así, se valora su carisma, se ve que puede ir mucho más allá, ofrecer un espectáculo aún más grande desde su propia acción. No obstante, aplaudir la labor de sus ayudantes, que realizan un trabajo muy completo.

LETSGO
Foto de LETSGO

Visualmente, un espectáculo

A pesar de la baja visibilidad que se pudiera tener en las últimas filas del Espacio Ibercaja Delicias, la experiencia de The Journey se hizo más llevadera con el uso del audiovisual en algunas de sus partes. Se puede ver que el diseño de estas piezas están trabajadas de una forma profesional, añadiéndose un componente atractivo al haber sabido escoger figuras y colores combinados de una forma satisfactoria. Por tanto, así logran adornar la escena de una manera efectiva, dándole ese tono dinámico que captará la atención sobre todo de los más pequeños de la sala. En cuanto al espacio sonoro, así como la música, afianzan el sello de identidad tanto del espectáculo como de su mago. Un ejemplo de ello es la influencia de distintas ciudades mundiales, como París, que aparecen en varias ocasiones.

Por otro lado, se debería vigilar la calidad de la cámara utilizada para facilitar el visionado para aquellas filas de baja visibilidad, dado que a pesar de sus buenas intenciones, la imagen no es del todo nítida. Por ende, si ya el propio número se hace complicado de ver en vivo al estar sentado en una de estas butacas, si la cámara tampoco logra verse con la suficiente claridad, hace que se pierda el interés sobre lo que se está viendo por el escenario. En consecuencia, hay momentos en los que se pierde la fluidez que podría obtener. Este tipo de detalles sorprenden al verse la producción que hay detrás, como en el uso audiovisual, al no cuidarse y ser fundamentales para un buen desarrollo del espectáculo. Desgraciadamente, este tipo de flaquezas hace que el resultado sea bastante mejorable, en comparación a lo que se espera de él.

The Journey
Foto de LETSGO

Conclusión

The Journey es una carta de presentación interesante de Lucas Di Giacomo, que podría ir todavía más allá en su conjunto. A pesar de comenzar de una manera interesante y potente, acaba por ofrecer lo que ya se ha visto en otros espectáculos de magia. Además, al no envolverlo de una forma más particular o propia, no logra tener una personalidad única que podría salvar la pieza. Después, Lucas Di Giacomo ejerce de maestro de ceremonias con carisma, sobre todo en los momentos de comedia, ironía y socarronería. No obstante, se pierde en una neutralidad forzada en varios momentos. A nivel técnico, triunfa en el diseño audiovisual, pero no luce en la realización de cámaras y en el cuidado de los detalles. Una propuesta que promete, pero que todavía debe reformularse para lograr una experiencia más completa y satisfactoria.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM