The Wonderland es una película animada de fantasía y aventuras, dirigida por Keiichi Hara. La historia sigue a Akane, una chica insegura que viaja con su tía a un mundo paralelo y maravilloso que debe salvar.

Basada en la novela de Sachiko Kashiwaba. Debutó en Japón el pasado abril, y se estrenó internacionalmente en el Festival Internacional de Animación de Annecy en junio. Se estrenó las en salas de cine de España de la mano de Selecta Visión el 25 de diciembre de 2019.



The Wonderland

Crítica de The Wonderland

Ficha técnica

Título: The Wonderland

Reparto:
Mayu Matsuoka (Akane — voz)
Anne Watanabe (Chii — voz)
Kumiko Asô (Midori — voz)
Nao Tôyama (Pipo — voz)
Keiji Fujiwara (Zan Gu — voz)
Akiko Yajima (Doropo — voz)

Año: 2019
Duración: 115 min.
País: Japón
Director: Keiichi Hara
Guion: Miho Maruo (Libro: Sachiko Kashiwaba. Personajes: Ilya Kuvshinov)
Música: Harumi Fuuki
Género: Animación. Fantástico
Distribuidor: Selecta Visión

Filmaffinity

IMDb

Tráiler

Sinopsis

Al descubrir que tras la puerta del sótano de la tienda de su tía hay un país de las maravillas, Akane se embarca en una aventura inolvidable en un mundo mágico enfrentado a una crisis sin precedentes: una grave sequía que está provocando la pérdida de los colores. (Selecta Visión)

Dónde se puede ver la película



Keiichi Hara sigue a Miyazaki pero no le alcanza

The Wonderland es la cinta más reciente de Keiichi Hara. Este director y guionista de anime es conocido especialmente por haber dirigido varias películas de Doraemon y Shin Chan. Sin olvidar la emotiva e intima Miss Hokusai.

No se puede negar la capacidad de Keiichi Hara para crear nuevos mundos. Con The Wonderland, quiso dar un paso más alto en sus historias, y trató de imitar la fórmula a la que nos tiene acostumbrados Studio Ghibli. Por desgracia, la cinta avanza de forma muy floja y forzada, y se queda en un fallido intento; un proyecto a medio hacer. La película presenta un mundo muy vistoso y colorido, con unos personajes que tienen potencial, pero que no exprime ni aprovecha como debería.

Son muy claras las referencias, no solo de Hayao Miyazaki, sino también de la famosa novela de Lewis Carroll, Alicia en el País de las Maravillas. Por desgracia a medida que avanza la película, te da la sensación de estar viendo una versión muy pobre y algo aburrida del cuento.

Sachiko Kashiwaba
Copyright Warner Bros

Dos chicas de paseo

Una de las cosas que no parecen encajar bien en The Wonderland son la protagonista Akane y su tía Chii. Akane es una adolescente desconfiada y consentida, que no valora su vida, y no tiene motivación alguna. Es el día antes de su cumpleaños y decide que no quiere ir a la escuela, de manera que miente a su madre, la cual no manifiesta apenas emociones, y parece que le da todo igual.

A petición de la desaborida madre, Akane debe ir a visitar a su tía Chii, un alma libre, algo pícara, con la que no se lleva del todo bien. Es entonces cuando hacen aparición Hipócrates, un alquimista, y su estudiante, Pipo. Hipócrates, le explica a Akane que debe acompañarles a un mundo paralelo al suyo para salvarlo, y la pobre adolescente no se puede negar por el hechizo de un objeto mágico. Su tía Chii, en cambio, se lanza a la aventura sin pensarlo, y sin ser invitada.

Desde aquí, The Wonderland sigue a los cuatro en un road trip por ese colorido mundo paralelo, que no presenta retos demasiado ambiciosos. El papel que juegan Akane y Chii en la mayor parte del tiempo, es el de unas turistas que disfrutan de un agradable paseo en otro mundo. La historia avanza sin que ellas hagan realmente algo importante, y es solo al final de la cinta cuando Akane resulta realmente útil. Al final, Akane parece sacar una lección de lo vivido, pero su tía no parece haber cambiado nada de nada.

The Wonderland
Copyright Warner Bros

Tecnología contra naturaleza

Como sucede con otras muchas historias, The Wonderland, nos introduce sin sutilezas una critica sobre el efecto de la tecnología en la naturaleza. La muestra de ese mundo paralelo tan bonito y en un agradable equilibrio con el entorno, y la comparación con el decadente mundo real.

Se explica de forma muy repentina en The Wonderland, y se podría haber repartido mejor a lo largo de la película, pero se agradece su evidente protesta ambiental. A pesar de no anunciarlo, esa comparación entre la incompatibilidad de la naturaleza con el mundo moderno, se refleja bien desde el principio. Lo que dan a entender, es que gracias a los avances de la tecnología y la ciencia, el ser humano vive mejor, pero el mundo ha perdido color en consecuencia.

The Wonderland
Copyright Warner Bros

Un mundo entretenido

The Wonderland nos trae de nuevo las muy recurridas historias de los mundos paralelos o alternativos. Este mundo en concreto rebosa originalidad, y tiene personalidad propia, pero no se explota de forma correcta y eficaz. Es decir, que esta nueva tierra maravillosa atrae por su belleza y por sus personajes, y aburre por su pobre desarrollo, una pena.

Uno puede perderse observando los paisajes en The Wonderland pero no prestar atención a la historia y los detalles, porque no interesan demasiado. Eso es lo que hace de esta película entretenida pero fácilmente olvidable.

Sachiko Kashiwaba
Copyright Warner Bros

Conclusión de ‘The Wonderland’

The Wonderland es una película que puede resultar entretenida para unos y quizás algo lenta para otros. Los bellos colores y paisajes, y los entrañables personajes hacen que resulte atractiva, pero a medida que avanza, se pierde cierto interés. Es un intento por interpretar la fórmula de Studio Ghibli, pero se queda a medio camino. Una película vistosa pero fácil de olvidar.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí