Fuga de Pretoria es un drama carcelario británico dirigido por Francis Annan, que también firma el guion junto a L.H. Adams y Karol Griffiths, inspirándose en el libro autobiográfico escrito por Tim Jenkin. La historia cuenta como dos activistas anti apartheid fueron apresados y condenados en 1978, siendo enviados a una cárcel de alta seguridad de Sudáfrica.

La película está protagonizada por Daniel Radcliffe, Ian Hart, Daniel Webber, Nathan Page, Stephen Hunter, Mark Leonard Winter, Jeanette Cronin y Paul Harvey. La pandemia del COVID-19 anuló su estrenó en Estados Unidos que estaba previsto para el 6 de marzo de 2.020. A España nos ha llegado a través de las plataformas VOD de Rakuten TV, Filmin y Movistar+ a partir del día 8 de abril de 2.020.



Fuga de Pretoria

Crítica de ‘Fuga de Pretoria’

Ficha técnica

Título: Fuga de Pretoria
Título original: Escape From Pretoria

Reparto:
Daniel Radcliffe (Tim Jenkin)
Ian Hart (Denis Goldberg)
Daniel Webber (Stephen Lee)
Nathan Page (Mongo)
Mark Leonard Winter (Leonard Fontaine)
Stephen Hunter (Peter Jenkin)
Ratidzo Mambo (Daphne)
Jeanette Cronin (Mary Jenkin)
Adam Tuominen (Jeremy Cronin)
Adam Ovadia (Van Zadelhoff)

Año: 2020
Duración: 106 min.
País: Reino Unido
Director: Francis Annan
Guion: Francis Annan, L.H. Adams, Karol Griffiths (Libro: Tim Jenkin)
Fotografía: Geoffrey Hall
Música: David Hirschfelder
Género: Drama. Carcelario
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Fuga de Pretoria’

Sinopsis

Basada en la increíble evasión de dos presos sudafricanos y su plan para escapar de la isla prisión de Pretoria durante la crisis del apartheid. Daniel Radcliffe es el cerebro y Daniel Webber el músculo.

Dos sudafricanos blancos, encarcelados por trabajar para el partido Congreso Nacional Africano, tratan de escapar de la prisión de ‘Robben Island’, en Pretoria. (Filmin)



Activistas contra el apartheid

El apartheid fue un sistema de segregación racial heredado de la época colonial de principios del Siglo XIX. Por increíble que parezca, no fue abolido hasta 1992, hasta ese año la población de raza negra seguía sin derecho al voto, por ejemplo. La película Fuga de Pretoria, cuenta la historia real de Tim Jenkin, Stephen Lee y Alex Moumbaris, tres activistas blancos anti apartheid que fueron apresados y convertidos en presos políticos por difundir panfletos.

Según parece, la inspiración de Jenkin para fugarse de la cárcel fue el libro Papillon de Henri Charrière que le regaló su padre. Si la adaptación cinematográfica del mismo realizada por Franklin J. Schaffner es indudable que puede considerarse como uno de los grandes clásicos entre los dramas carcelarios, parece más complicado que logre lo mismo Fuga de Pretoria.

Fuga de Pretoria

Otra película de cárceles

Fuga de Pretoria no es una mala película. Resulta entretenida y tiene secuencias donde mantiene un alto grado de tensión. Sin embargo, la profundidad psicológica de los personajes o la denuncia política y social de aquella Sudáfrica pro apartheid, quedan muy desdibujadas en un segundo término, dando prioridad a la acción y el suspense.

Es una decisión que funciona en la escena de la fuga y sus preparativos previos, pero se echa en falta una mayor ambición discursiva para no quedarse en otra «película de cárceles». Y acaba siendo eso. La acción transcurre por los cauces previstos y sin demasiadas sorpresas. Está bien realizada y mantiene el interés hasta el final, aunque no creo que permanezca en nuestro recuerdo demasiado tiempo.

Fuga de Pretoria

Radcliffe, más allá del niño mago

Fuga de Pretoria está protagonizada por el ex mago Daniel Radcliffe, empeñado en mostrarse como un actor ecléctico que, una vez superada su etapa potteriana, se agradece su capacidad para tomar riesgos. Por ejemplo, fue el inolvidable cadáver flatulento de Swiss Army Man (Dan Kwan y Daniel Scheinert, 2016). En esta ocasión, encarnando a Jenkin, no logra dotar a su personaje de la entidad reivindicativa y heroica que era necesaria.

En un reparto donde los funcionarios de prisión son estereotipos de cartón piedra, la película busca el entretenimiento por encima del realismo. La acción por encima del drama personal. La épica por encima de la radiografía social. Una vez asumes todo eso como espectador, la película te hace pasar un buen rato asistiendo a la minuciosa preparación de la fuga, con secuencias que bajo enseñanzas hitchcockianas estiran el suspense hasta acelerarte el corazón.

Tim Jenkin

Conclusión de ‘Fuga de Pretoria’

Fuga de Pretoria es un drama carcelario inspirado en hechos reales. Está dirigido por Francis Annan, que firma el guion junto a L.H. Adams y Karol Griffiths. Toma como base el libro autobiográfico escrito por Tim Jenkin, un activista anti apartheid que fue apresado en 1978 e ideó un minucioso plan de escape de una cárcel de alta seguridad de Sudáfrica.

La película resulta entretenida y tiene momentos de gran tensión, pero se echa en falta un retrato con mayor carga psicológica y social. Recomendada para pasar un rato emocionante y, de paso, reflexionar sobre una etapa bochornosa de nuestra historia reciente. La segregación racial siguió vigente en Sudáfrica hasta 1992.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí