La tierra y la sangre (2020), o como a mí me gusta llamarla Sangre y madera, es un respetuoso thriller de acción criminal, de nacionalidad francesa, co-escrito y dirigido por Julien Leclercq.

Producción de Labyrinthe Films/Umedia por encargo de Netflix, para ser distribuido por la plataforma de streaming a nivel mundial el 17 de abril de 2020.



La tierra y la sangre

Crítica de ‘La tierra y la sangre’

Ficha Técnica

Título: La tierra y la sangre
Título original: La terre et le sang

Reparto:
Sami Bouajila (Saïd)
Carole Weyers (Catherine Duval)
Eriq Ebouaney (Adama)
Sofia Lesaffre (Sarah)
Samy Seghir (Yanis)
Eric Kabongo (Yao)
Redouanne Harjane (Mehdi)
Oumar Diolo (Alassane)
Anis Benbatoul (Kouame)
Blaise Afonso (Koffi)

Año: 2020
Duración: 80 min.
País: Francia
Director: Julien Leclercq
Guion: Jérémie Guez, Julien Leclercq, Matthieu Serveau, Jérémie Guez
Fotografía: Brecht Goyvaerts
Música: Jean-Jacques Hertz, François Roy
Género: Thriller
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de La tierra y la sangre en VO con subtítulos en inglés

Sinopsis

Said (Sami Bouajila), un rudo hombre de campo con una hija adolescente sordomuda, el cual lleva dirigiendo durante años un próspero aserradero en medio de los bosques franceses, recibe la noticia de tener varios carcinomas pulmonares.

Ante esta situación y preocupado por el futuro de su hija, habla con su cuñada para decirle que va a vender el negocio de ambos, ya que ha dejado de ser rentable, mentira piadosa con el único objeto de irse anticipando a lo que tiene que llegar.

Pero Said, que contrata a ex-presidiarios y jóvenes delincuentes para su rehabilitación, se encuentra con que uno de sus jóvenes trabajadores ha introducido en su enorme aserradero 8 kilos de cocaína, ¿Piensan que alguien los estará buscando?.

Donde se puede ver la película



El abono

Nunca mejor dicho La tierra y la sangre, la sangre y la madera. La cocaína ha sido robada de una Comisaría francesa, dejando a varios policías muertos a sus espaldas.

El grupo de criminales narcotraficantes (todos de color o de raza negra, como menos moleste) está encabezado por un psicópata cuya mayor afición es partir cuellos como si fueran de plastilina casera.

Como saben perfectamente que la droga se encuentra en el aserradero, el psicópata manda a su hermano menor a lo que cree que es un encargo sin importancia.

Pero Said, se lo encuentra dentro del aserradero apuntando a su hija, ante lo cual le dispara y lo mata.

La tierra y la sangre
Copyright Netflix

El estiércol

Ante la tardanza y llevando al hermano traidor del joven delincuente empleado de Said, el grupo de combate letal hace acto de presencia en el aserradero.

El psicópata se dirige a Said pidiéndole la droga pero este tiene tres cosas en contra; Cuando la encontró y ante la ira destruyó uno de los ocho paquetes de cocaína, ha matado a un miembro de la banda (sin saber que es el hermano menor del psicópata) y sabe que de todas formas van a matar a su hija y al joven empleado.

Tras la negativa, el numeroso equipo de criminales entra en el aserradero para encontrar la droga y al famoso hermano menor muerto.

La tierra y la sangre
Copyright Netflix

Campo de batalla: El aserradero de La tierra y la sangre

Ese tiempo es aprovechado por Said para que su hija y el joven empleado huyan por el bosque para encontrar la ayuda más cercana, pero son vistos por uno de los criminales.

En La tierra y la sangre se abren dos claros horizontes; la persecución de los dos jóvenes a través del bosque y el interior del aserradero donde se ha atrincherado Said con su escopeta y el mapa interior en su cabeza de cada rincón de la maderera.

Said (no Rambo), va a vender cara su casi extinta vida, usando como ayuda cada recodo o elemento (¿?) del aserradero. El numeroso grupo de criminales hará lo mismo pero usando metralletas y armas de primer nivel.

Se van a desatar todos los infiernos y con permiso de mi compañero de redacción Mariano, uso una de sus frases cinéfilas favoritas y mía por supuesto “Y contemplé un caballo pálido y el nombre de su jinete era la muerte. Y el infierno le seguía “.

El psicópata tiene un preocupación aún mayor: Ojo por ojo, diente por diente y en este caso concreto, es sordomuda.

Y hasta aquí puedo leer, queridos navegantes.

La tierra y la sangre
Copyright Netflix

El bueno

Said (Sami Bouajila), el bueno, actor francés tunecino, con un carrera en Francia más larga que la infancia de un pobre (casi 50 películas) y al cual le recuerdo un buen papel secundario en El asedio (1998), Indigénes (2006) con la que ganó el premio a mejor interpretación en Cannes y Los testigos (2007) por la que ganó el César a mejor actor secundario.

Pues señores, cumple perfectamente con su misión de hombre duro, rudo, de pocas palabras, recordando a cualquiera de los actores habituales de este género como pueden ser Bronson, Stallone o Eastwood por no meternos en los expertos en artes marciales, que no es el caso.

Ojo, recordando que no emulando, que hay una ligera diferencia entre ser y estar.

La tierra y la sangre
Copyright Netflix

El malo

El psicópata (Eriq Ebouaney), el malo, actor francés, con una gran carrera en su país pero conocido también por haber trabajado en títulos como Femme Fatale (2002), El Reino de los cielos (2005) o Transporter 3 (2008) y ojo que por allí andaban De Palma y Scott, que no hablamos de cualquier cosa.

Para mí su mejor película es La horda (2009), infravalorada película de terror que sin embargo se ha convertido con los años en una cinta de culto.

Pues quizás lo más destacado de la cinta, haciendo lo que tiene que hacer el malo de la película, dar miedo, mucho miedo. Y la verdad es que impone desde el primer minuto de la cinta hasta el último con escenas impactantes como las roturas de cuello o el final ralentizado con la lluvia antes sus ojos y las manos en peor sitio.

La terre et le sang
Copyright Netflix

El que riega en La tierra y la sangre

El director (Julien Leclercq), director, guionista y productor francés. Le conozco solo dos películas, ambas buenas, Chrysalis (2007) y El asalto (2010).

Si la actuación de sus dos principales intérpretes es buena, los secundarios cumplen, la cinta mantiene un ritmo y suspense constantes, la acción es pura y dura como si de un Wéstern se tratara y sin embargo no deja de ser algo que ya hemos visto cientos de veces, juzguen ustedes. Director a seguir.

La terre et le sang
Copyright Netflix

Conclusión de La tierra y la sangre

Vamos a ver, queridos navegantes, La tierra y la sangre no es un film original ni aporta nada nuevo al mundo del cine ni falta que le hace.

Eso lo hizo Eastwood con Harry el sucio (1971) e hizo 4 secuelas como pudo hacer 24. La tierra y la sangre cumple con todos los elementos básicos del género y bebe y de qué forma de todo y de todos sin rubor ni vergüenza.

Pueden identificar al aserradero con el mundo Carpenteriano, con el bosque de Acorralado (1982), con el cine de Walter Hill o incluso con el almacén de bricolaje donde culmina la excelente The equalizer 1 (2014) de Fuqua.

¿Y qué?, si estuviésemos en los 80 y no existiera Netflix, seguramente en los cines nos encontraríamos con La tierra y la sangre 2,3,4….. y así hasta que Sami Bouajila se hubiese cansado de Said, como Bronson se cansó de El justiciero de la noche.

Para Netflix y acoplados, cinta triple B (Buena, bonita y barata) y además ¿Quién ha dicho que fuese malo recordar a los clásicos?.

Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí