Creación Guiones

En Cinemagavia hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Toni O Prats, director del cortometraje Cruel. El thriller puede adoptar diversas formas, de ahí que sea uno de los géneros cinematográficos más flexibles en cuanto a temática, trama y diseño de personajes. Aunque en la actualidad, cada vez se asocia más a films de raigambre puramente comercial, y que buscan ser un divertimento rápido para el espectador.

Esto no siempre es así, y tenemos casos excepcionales como ‘Carga Maldita’ (Sorcerer), de William Friedkin, 1977, remake del original del 53, o ‘El tren del infierno’ (Runaway Train), de Andrei Konchalovsky, 1985.

Películas que además de ser geniales entretenimientos, exploraban la psicología de sus personajes y sus conflictos internos más allá de unos objetivos exteriorizados a alcanzar. En Cruel, Toni O Prats parece decantarse por esta vía, sin perder de vista en ningún momento la crítica subyacente e implícita a los sistemas de valores y creencias de sus personajes.

Creación Guiones

Entrevista a Toni O. Prats

Toni O. Prats
Toni O. Prats

Álvaro Panadero/Cinemagavia: ‘Cruel’ es tu tercer  cortometraje como director, en los dos anteriores, ‘Cántame mamá’, 2019, y ‘Hug’, 2018, te decantabas claramente por el terror, ¿por qué este cambio con este nuevo trabajo?

Toni O Prats: Pues, como bien dices, venía de hacer dos cortos claramente de terror y tenía ganas que este proyecto fuera diferente, a la vez que quería probarme a mí mismo con otro género, el thriller, en el que descubrí que también me siento muy cómodo.

Aun así, no quería dejar el terror de lado por completo; me apasiona el terror y me encanta hacerlo, por esa razón impregné a “Cruel” con un tono y una atmósfera donde el terror observa agazapado.

También tenía ganas de contar  una historia en la que el guion y los diálogos tuvieran más cabida, una historia más amplia, que presentara unos personajes con más fondo, con cuyas acciones viéramos lo crueles que pueden llegar a ser sus intenciones (de ahí el título, por cierto),  acciones, en las que, sin ser explícito, el terror está presente.

A.P./Cinemagavia: aún con esta variación de géneros, y habiendo visto tus trabajos previos, es imposible no pensar en un estilo definido por tu parte. Quiero decir, que es reconocible cuál es tu cine, a pesar de que no tienes un patrón de planos definidos: en ‘Hug’, te decantas por uso de primeros planos y generales. ‘Cántame mamá’ es un plano secuencia con variación de escala, pero que habitualmente se centra en el plano medio-corto.

Y en ‘Cruel’, hay una combinatoria más neoclásica: una cobertura de generales de situación, con primeros planos para enfatizar el acting de los intérpretes, y detalles muy concretos para dar a entender algo. ¿Consideras que es necesario para un director siempre intentar ofrecer algo distinto con cada nuevo trabajo? Lo que vendría siendo la vía Von Trier, ¿o consideras que es preciso ir perfilando un estilo propio con cada nuevo trabajo y que sea identificable? Esto sería la vía Wes Anderson, la de los Coen, o incluso, la de Ozu.

Toni O Prats:  Creo que si un director es capaz de crearse un estilo con el que se distinga fácilmente su cine, es todo un logro… Más aún en la época cinematográfica (y musical, ya que estamos) en la que vivimos, donde la mayoría de producciones son productos que parecen salidos de una cadena de montaje y en la que cada vez más cuesta encontrar la personalidad de un director.

Partiendo de esa base, mi forma de verlo se basa en hacer una mezcla de las dos variantes que ofreces en tu pregunta: mantener tu estilo, eso que identifique a tu película como obra tuya, e intentar reinventarte a ti mismo con cada proyecto, para no abusar siempre de las mismas fórmulas y caer en lo repetitivo. Evolucionar.

Toni O. Prats
Toni O. Prats

Religiosidad ambiental

A.P./Cinemagavia: cuando uno empieza a visionar ‘Cruel’, lo primero que impacta es ese crucifijo colgado, tan detallista, y el uso de la banda sonora de Martí Noguer, así como el claro-oscuro de la fotografía de Marc Ribas. Lo primero que pensé es que iba a asistir a un cortometraje de terror, de posesión demoníaca, y cuál es la sorpresa al descubrir al personaje de Dolores (Mar Casas), que lleva a cabo una declamación vehemente contra sus secuestrados.

Esta idea, de la influencia de lo sacro, en la imaginería, en los objetos que muestras, que no son sino para componer al personaje, entronca mucho con esta idea que tiene Friedkin en su cine, de que el ser humano es fácilmente corruptible, y que percibirá su castigo por ello, ¿dirías que esta es la temática central en ‘Cruel’?

Toni O Prats: Coincido con la idea que el ser humano es fácilmente corruptible, sin duda, pero opino lo contrario en que por ello, percibirá su castigo. Esa es una manera de verlo muy religiosa, y yo no comparto ese punto de vista. Que las personas se corrompan puede conllevar, o no, a que paguen por ello, es la aleatoriedad (y la injusticia) de la vida misma.

Precisamente eso es lo que clama Dolores, cuando se descubre lo que sucede realmente, pero su versión es la contraria a la idea de Friedkin. Dolores clama que ha pasado toda su vida dedicándose a la religión, y que, aun así, su hijo ha muerto, además de otras desgracias.

Ella ha seguido el camino que dicta la iglesia, “ha hecho lo correcto”, y de nada le ha servido. Por eso pierde la fe, decide seguir su propio camino y tomar sus propias (y crueles) decisiones, para intentar encontrar ese posible desahogo que la rectitud eclesiástica le ha prohibido toda su vida.

A.P./Cinemagavia: ¿eres creyente? ¿o es simplemente que hay algo en todos estos símbolos e iconos sacros que te resulta fascinante a la hora de integrarlo en tus historias?

Toni O Prats: Paradójicamente, la religión siempre me ha parecido un buen mecanismo con el que causar miedo. El cine de terror con base religiosa es el que más me acongoja, el que encuentro más místico y tenebroso.

Y creo que a mucha gente le pasa igual, supongo que por la influencia que el cristianismo tiene en nuestra sociedad… aunque esto daría para una larga e interesante charla. Pero, en resumen, esa es la razón por la que me gusta involucrar esa clase de iconos, porque con ellos el ambiente se torna más inquietante.

Toni O. Prats
Toni O. Prats

¿Crítica con sentido lúdico?

A.P./Cinemagavia: quizás esté equivocado, pero considero que hay un intento de profundización en cómo los individuos nos atamos a diferentes creencias o valores con el fin de conservar una suerte de ‘estabilidad’, ya sea emotivo-psicológica, o que imprima cierta coherencia a nuestro día a día. ¿estaba en tu mente el reflejar esto en la traición de la religiosidad de Dolores y en los valores familiares-burgueses de Ana (Mireia Rey)?

T.O.P: Sí. Creo que el individuo teme a la soledad y necesita formar parte de ciertos grupos sociales para cobijarse de la misma. Formar parte de algo nos da la satisfacción de encajar en algún lugar, de sentirnos acompañados… aunque eso, a veces, vaya en contra del camino que realmente nos gustaría tomar.

Lo que tenía intención de mostrar en esta historia es a una mujer religiosa (Dolores) abandonando su “grupo” para partir ella sola, mientras que la otra mujer (Ana) es capaz de tomar decisiones extremadamente crueles y egoístas para mantener su lugar en el suyo.

A.P./Cinemagavia: en las películas actuales es imposible no encontrar cierta discursiva ideológica imperante, con el afán de criticar una serie de problemáticas vigentes, ¿hasta qué punto consideras que es factible que una crítica pueda estar presente en un film, y más tratándose de un thriller, sin que ello desbarate la intención de entretenimiento para la que fue concebido?

T.O.P: Me gusta que las películas incluyan un mensaje. Llámalo crítica, moraleja o visión… pero siempre prefiero que ese mensaje esté en el ambiente, que sea delicado, y creo que eso dependerá del grado de sutileza y de la necesidad que se tenga por mostrarlo, cosas que irán muy ligadas al target al que vaya destinado el film, debiendo ser más o menos imperante según la audiencia que vaya a consumirlo. Hay una línea que separa lo vulgar de lo delicado, en cuanto a ese mensaje se refiere, y pienso que, al final, todo es juzgado individualmente por cada espectador.

Cruel Toni O. Prats

Amalgama genérica

A.P./Cinemagavia: en ‘Cruel’, apreciamos una clara intención de amalgama genérica, es un thriller, pero sustentado en una base de crítica social, con estética religiosa y ambientación por momentos casi de terror; aunque el género no esté presente. ¿Hasta qué punto consideras o ves viable una combinatoria de géneros dispares en una película sin que resulte una película Frankenstein?

T.O.P: Creo que la película debe tener un género principal bien definido y que, a partir de ahí, todo dependerá de la habilidad del director a la hora de introducir los subgéneros pertinentes. Soy partidario de eso, me gusta cuando una película me hace sentir diferentes clases de emociones.

A.P./Cinemagavia: ¿consideras que el thriller es el único género que da pie a esta amalgama de todos los que hay?

T.O.P: Nada más lejos de la realidad. Justo acabo de terminar el rodaje de mi próximo corto, “La Familia Infernal”, que he escrito y dirijo junto a Callahan Ruiz, y se trata de una comedia en clave de terror.

A.P./Cinemagavia: y ya para ir concluyendo la entrevista, he de hacerte la pregunta por antonomasia que hago a todos los entrevistados, ¿qué tres películas son las que te han inspirado para encarar el cortometraje?

T.O.P: Podría decirte muchas, pero te diré Carrie (Brian de Palma, 1976), Funny Games (Michael Haneke, 1997) y Secuestrados (Miguel Ángel Vivas, 2010). Y, si me permites, también mencionaré la serie francesa (inexplicablemente cancelada) Marianne (Samuel Bodin, 2019), cuyo primer capítulo (concretamente la escena en la que las protagonistas visitan a la bruja), tomé de clara referencia para representar la escena del salón.

 Perfil de Toni O Prats en IMDB

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí