Hubert Charuel estrena su ópera prima, Un héroe singular, titulada en su país original como “Petit Paysan“. La película del realizador galo fue ganadora de tres premios César, en los que se incluyó el galardón a la Mejor Ópera Prima y el de mejor actor para Swann Arlaud. Con el título de uno de los filmes mejor valorados del año en Francia, fue presentado en la Semana de la Crítica de Cannes. Tildada por la prensa especializada internacional como una de las óperas primas más importantes del cine europeo. Estreno el 11 de Octubre.



Un héroe singular

Un héroe singular

Ficha Técnica

Título: Un héroe singular
Título original: Petit paysan

Reparto:
Swann Arlaud (Pierre Chavanges)
Isabelle Candelier (Mme Chavanges)
Sara Giraudeau (PascMme Chavanges)
Bouli Lanners (Jamy)
Valentin Lespinasse (Jean-Denis)
Clément Bresson (Fabrice)
Marc Barbe (Responsable DDPP)
Jean Charuel (Raymond)
India Hair (Angélique)
Julian Janeczko (Thomas)
Franc Bruneau (Régis)
Jean Chauvelot (Jefe de policía)
Géraldine Martineau (Emma)
Jean-Paul Charuel (M. Chavanges)
Sylvaine Charuel (Controlador de lácteos)
Claude Le Pape (Gendarme Francine)

Año: 2017
Duración: 90 min.
País: Francia
Director: Hubert Charuel
Guion: Hubert Charuel, Claude Le Pape
Fotografía: Sébastien Goepfert
Música: Myd
Género: Drama
Distribuidor:  La Aventura Audiovisual

Tráiler

Sinopsis

Swann Arlaud da vida a Pierre, un joven de treinta y cinco años que se dedica a la ganadería. Su amor a las vacas y a la granja se ha convertido en su eje de vida. Desgraciadamente, en la incipiente epidemia de una enfermedad que afecta a las vacas, Pierre verá cómo su vida se ve afectada al caer enferma una de ellas. Con el tiempo en contra, el joven buscará la manera de no perder a sus animales y por ende, su estilo de vida. Poco a poco, se verá inmerso en una toma de decisiones que no serán fáciles.

Premios

  • 3 Premios César: Mejor ópera prima, actor (Arlaud) y actriz sec. (Giraudeau). 2017
  • Premios del Cine Europeo: Nominada al Premio Discovery (Mejor ópera prima). 2017


La soledad del campo

La principal baza del film es adentrar al espectador en un contexto, que a primera vista, parece fácil: la vida campestre. Lo que consigue captar la atención del público es el desgranado de las capas en la historia, hasta dejar totalmente a flor de piel los sentimientos que se expresan en ella. Se convierte rápidamente en una metáfora visual de una vida pintada con soledad en todas sus vertientes: desde la literal hasta la más psíquica con su propio entorno.

Un ejemplo gráfico de lo antes expuesto es el ver rodeado al protagonista de distintos personajes durante el metraje de Un héroe singular y  el sentir la tristeza y la melancolía que evoluciona en su personaje. Lo que comienza siendo una película “al uso” de una vida agrícola, pronto torna en algo más complejo.

Un héroe singular

Se habla a la perfección del sentido de la vida, del esfuerzo, del amor y las prioridades vitalicias. Se encuentran distintos dilemas morales, gracias al juego de un guion plagado de silencios necesarios. Un indicativo del aprendizaje y la evolución reflexiva de la trama principal, que parte desde un punto de vista que puede ser diferente al espectador.

El espectador no ejerce de juez, sino que se convierte en testigo activo de la escena. Este influjo en el público es recomendable en este tipo de historias. Consigue sorprender más por lo que se muestra que por lo que se dice.

El drama silenciado

Aunque Un héroe singular habla de la pérdida, la frustración, el esfuerzo y la soledad, no se está únicamente ante un drama derrotista. Se perciben tintes de suspense, un protagonista en acción e incluso, cierto contenido informativo que puede dar pie a un cine realista. Lejos de querer utilizar la fórmula lacrimógena, que sería muy fácil de emplear en este film, la profundidad de los personajes junto a la cotidianidad con la que se presenta, dota a la película de humanismo.

No hay héroes ni villanos, no se trata de un film maniqueo, sino circunstancial. No se pueden juzgar las acciones que se ven por el carácter único de la personalidad de los personajes, sino también por el bagaje experimentado en las situaciones.

De esta manera, el drama queda silenciado, transformándose en una vertiente distinta del género, buscando más que la compasión del espectador. Esto se puede ver en esa secuencia final, que sin revelar nada, hay un sentimiento puro en el que se está ante una escena que habla por sí sola desde una perspectiva más luminosa, alejándose del retrato melancólico principal. Está llena de esos claroscuros que enriquecen la historia y dotan de importancia al subtexto que hay por debajo.

La crudeza de la imagen

Uno de los elementos que más llama la atención de Un héroe singular es la estética con la que se presenta. Lejos de utilizar algunos de los recursos estilísticos del séptimo arte en los que encumbrar la imagen, tira hacia un estilo más realista, sin aditivos. A lo crudo. Da, en ocasiones, un poco de influencia de Harmony Korine y su estilo cerca al documental en sus planos y en la fotografía de la imagen.

Con ello, se refiere a un cine sin adornos que suman en su totalidad. Dan un espíritu de verosimilitud. No tiene reparos en mostrar algunas escenas explícitas con una justificación argumental válida.

Las interpretaciones de los actores acompañan al dibujo que se hace como transfondo. Swann Arlaud transmite con tan solo su mirada el sufrimiento que tiene por dentro su personaje. Una catarsis que lleva a poder ver el contraste de personalidad, sin caer en  el sentimentalismo. Se puede ver esta dinámica por ejemplo con Pascale, el personaje de Sara Giraurdeau. Arlaud quiere hacer partícipe al público de la vorágine de pensamientos y sensaciones que va experimentando Pierre a lo largo de la película.

Un héroe singular

Además, añadir que los personajes secundarios en este film, pese a no estar presentes con una duración extensa, sí cumplen su función. Únicamente la cuadrilla de amigos queda un poco desubicado en el contexto del film, ya que se le otorga una serie de secuencias que podrían haberse omitido, su planteamiento para el desarrollo del protagonista está bien justificado, pero alargado en el film.

El aroma francés desfasado

Uno de los inconvenientes del cine francés, en concreto el cine independiente, es que se da una imagen predeterminada sobre cómo es. Largos silencios, personajes castigados, dramas con un final desgraciado… Esto es lo que en muchas ocasiones hace que el espectador caiga en prejuzgar al film, incluso antes de verlo. En este caso, se cumple alguna de las directrices, pero hay que mencionar, que en su estatus general están bien ensambladas.

El problema que puede presentar Un héroe singular es que es original en su contenido, pero bebe demasiado del estilo dramático realista que se percibe en la industria francesa. Esto, desgraciadamente, hace que no termine de ser un resultado redondo, dado que  se produce un “déjà vu” fílmico.

Sin embargo, lo que lanza cierta luz sobre este punto negativo, es haber hecho la vida rural como escenario. Alejándose de la comedia o la dramedia. Ya se pudo ver algo de esto en otra cinta del mismo país, “Pastel de pera con lavanda” y en los últimos años, se ha percibido un cambio en el que los dramas intimistas ya no solamente se reproducen en París o ciudades más reconocidas por el espectador.

La ambientación espacio-temporal en el que se basa Un héroe singular, con una grave enfermedad en las vacas, hace esa separación del género. Por lo tanto, pese a ser un viejo conocido, sí da síntomas de innovación por parte del guion y la dirección.

Conclusión

Una ópera prima que juega sus bazas como un buena carta de presentación. Un actor que aguanta el peso de la película sin ningún problema y que además, maneja muy bien el lenguaje no verbal, de lo mejor de la cinta. Los sentimientos y la emocionalidad que hay es lo que consigue atraer más al espectador.

Un drama que quiere alejarse de los tópicos del cine francés, pero cae en ciertas ocasiones en ellos. La crudeza de la imagen y la realización técnica muy bien seleccionadas. Tiene identidad propia el resultado final.

Un héroe singular es un proyecto cinematográfico que a primera vista puede no ser de lo más atrayente. En el plano independiente, puede ganar varios adeptos. Sin jugar con el cine espectáculo, consigue envolver al público, algo que se ha podido ver en España también con filmes como “Las amigas de Àgata“.

No sabemos si se convertirá en una de las joyas del cine francés, pero tiene un resultado en su conjunto más que notable. Como última aportación, decir que el desenlace de la película es cine en estado puro, donde las palabras sobran y solo tienes que dejarte llevar.

CALIFICACIÓN: 7’5/10

Reportaje de Un héroe singular en Días de Cine TVE

Nuestra valoración
Valoración de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]

Comunicólogo por la UCM. Proyecto de director de cine. Como diría Elizabeth Taylor: “Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here