Visión Nocturna es una película chilena de 80 minutos, realizada en 2019 con guion, imagen y dirección de Carolina Moscoso Briceño. Producida por El Espino Films y desarrollada en el Máster Documental de la Universidad Pompeu Fabra y Residencias Walden. Premio Copia Cero y Plaza Espectáculos, FEMCINE 2019. Narración autobiográfica experimental donde se pregunta dónde termina temporalmente una violación.

Estreno en salas de cine de España el viernes 19 de marzo de 2021.



Visión Nocturna

Crítica de ‘Visión Nocturna’

Ficha Técnica

Título: Visión nocturna
Título original: Visión nocturna

Reparto:
Carolina Moscoso
Antonio San Martin
Camila Moreno
Gabriel Holzapfel
Simone Verdugo
José Eduardo Moscoso

Año: 2019
Duración: 78 min.
País: Chile
Director: Carolina Moscoso
Guion: Carolina Moscoso, María Paz González
Fotografía: Carolina Moscoso
Música: Camila Moreno
Género: Documental. Abusos sexuales
Distribuidor: Vitrine Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Visión nocturna’

Sinopsis

A ocho años de haber sido violada en una playa cercana a Santiago, una joven cineasta arma con decenas de vídeos-diario un caleidoscopio en el que aparecen las heridas del abuso, los re-victimizantes procesos judiciales y la amistad que la acompaña. En ese viaje se desprende la pregunta: ¿Qué es en realidad una violación y cuándo termina? (Vitrine Films)



Carolina y Gary en Visión Nocturna

La película Visión Nocturna comienza en su preámbulo con una declaración de principios distinguiendo tres tipos de luces existentes, la que encandila, la oscura que no deja ver y la que está en penumbra. Desde sus reflexiones personales sobre la violación y el largo proceso judicial la directora Carolina Moscoso enhebra una película muy personal.

Partiendo de un luctuoso suceso la directora realiza un documental terapéutico afrontando los hechos sucedidos con una mirada poliédrica en busca de su liberación del trauma.

Alterna en planos paralelos temporalmente grabaciones reales personales, experimentaciones visuales y secuencias sobre la evolución del procedimiento judicial abierto tras la violación.

Visión Nocturna comienza situando como eje principal de la película el  suceso de la violación describiendo con detalle como conoció a su agresor Gary, entonces menor de edad. Dos semanas después graba las primeras imágenes en un viaje con una amiga a la isla de Chiloé.

Intercala en la narración testimonial la grabación nocturna en modo “night shot” que interactuando con la grabación diurna quedan sobreexpuestas  experimentando con la luz y las imágenes borrosas.

El atractivo visual original y novedoso queda lastrado con la dirección de sonido  de Mercedes Gaviria que en muchas ocasiones es defectuosa ante una dicción confusa que hace dificultosa su audición correcta.

Las siguientes secuencias muestran la recogida de Carolina por su padre, algunas escenas en la casa familiar con su madre y hermana, además de su primer relato a una amiga de lo sucedido.

Visión Nocturna continúa con el desarrollo del largo procedimiento judicial tras el reconocimiento médico apenas dos horas después de la violación para realizar el Informe Médico Legal. Documentalmente se detallan sus partes principales que son necesarias completar antes de su envío al órgano judicial correspondiente.

Visión Nocturna
Foto de Vitrine Films

Procedimiento judicial versus experimentaciones visuales

Nuevas experimentaciones visuales de la cámara en el modo Visión nocturna realizadas por la directora recrean la plasticidad de un pequeño fuego encendido en el campo.                                                                                                                                        Carolina Moscoso, guionista con María Paz González ilustra las sensaciones de revictimización del interrogatorio que cuestiona la verosimilitud del testimonio oral de la víctima. También se fija en la presión que sufre en el reconocimiento del agresor entre fotos de personas distintas debiendo valorar su propio grado de certeza.

El montaje de Juan Eduardo Murillo va dosificando adecuadamente los diversos elementos paralelos para mostrar la perspectiva poliédrica de Visión Nocturna. Éste enfoque del tratamiento judicial de la víctima se complementa con las declaraciones negadoras del agresor sobre la violación y su relación con Carolina.

Después la película empieza a mostrar el afrontamiento terapéutico con María Quiñelén con quien apenas podía hablar. Ésta “curadora vidente” emplea métodos adivinatorios y terapéuticos alternativos a partir de la lectura de manos y lunares de la cara. Le manda pintar 49 “wiphalas” o dibujos geométricos coloristas. Con ese método hace interpretaciones esotéricas a partir de los colores y sus simbolismos con los cuatro elementos de la Naturaleza, las estaciones del año y los animales.

Extrañas y en ocasiones confusas interpretaciones terapéuticas para limpiar su mundo onírico.

El desarrollo secuencial de la película vuelve para mostrar el accidentado discurrir de la investigación judicial ante las dificultades para tomarle declaración como víctima tras repetidas citaciones.

La cámara una vez más vuelve a recrearse en nuevos experimentos visuales a partir de largas secuencias como la de su desplazamiento en bicicleta y grabaciones submarinas con focas. Tal vez la directora trata de contrarrestar la dureza de la investigación judicial de la violación suavizándola con la recreación visual estética simbolista.

Vitrine Films
Fotos de Vitrine Films

Visión nocturna, documental poliédrico

A lo largo de Visión Nocturna la música original de Camila Moreno lleva su propio ritmo en sus temas diversos, algunos de ellos cantados por la propia directora Carolina Moscoso. En ocasiones están bien encajados con las secuencias y en otras teniendo vida propia e independiente.

A medida que la película se encamina a su final también se van cerrando las posibilidades de que prospere el archivo de la causa judicial por la insuficiente carga penal sustentada. Silvio, el abogado de Carolina, trata de que se reabra el caso pero se encuentra la oposición judicial por falta de consistencia. Incomparecencias a citaciones judiciales y no aceptar examen sexológico para posible toma de rastros biológicos del agresor, además de la falta de máxima certeza en el reconocimiento visual. El fiscal no puede reabrir el caso al haber prescrito a los cinco años por ser el agresor  menor de edad cuando se cometió el delito.

Una simbólica secuencia alegórica de movimiento de cámara dispersa sobre la fachada del edificio de enfrente enfoca el relato final. Protestas nocturnas tras el cierre del caso como telón de fondo tras quedar impune penalmente la violación.

Su abogado Silvio le desea que sane sus heridas por vías distintas ante la cerrazón judicial. Ante ello Carolina viaja a Papurdo, la localidad costera donde el imputado  cometió la agresión. Aquí describe la víctima como un fuego ardiente cómo son  nueve años después sus sensaciones postraumáticas. Graba el lugar mientras lo recorre afrontando el suceso de la agresión a modo terapéutico tratando de cicatrizar las heridas emocionales.

Visión nocturna
Foto de Vitrine Films

Conclusión de ‘Visión Nocturna’

Visión Nocturna es un documental testimonial que plantea muchas reflexiones y preguntas a la conciencia de quien lo visiona. ¿Cuándo termina definitivamente una violación? ¿Cómo afronta la victima la revictimización del largo proceso judicial? ¿Qué siente la victima cuando la agresión queda impune penalmente?

El tratamiento experimental y visual del documental hace a modo de contrapeso para hacer más digerible la narración y especialmente el cierre del caso. Novedoso tratamiento fílmico en varios planos narrativos por parte de la propia directora de un caso real de agresión sexual.

Reportaje de Visión Nocturna en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí