Vosotros sois mi película es un documental dirigido por Carlo Padial (“Mi Loco Erasmus”) estrenado el sábado 16 de marzo en el Festival de Cine de Málaga. Trata sobre la polémica creada por Ismael Prego (Wismichu) y su grupo de amigos en el Festival de Sitges con la producción llamada “Bocadillo”. Ismael es un creador de contenido con más de 8 millones de seguidores en YouTube. ¿Ha logrado redimirse con esta reciente obra?. Estreno en cines el 22 de Marzo.



Vosotros sois mi película

Crítica de Vosotros sois mi película

Ficha Técnica

Título: Vosotros sois mi película
Título original: Vosotros sois mi película

Reparto:
Wismichu
Joaquín Albero
María Rubio
David Cajal

Año: 2019
Duración: 98 min.
País: España
Director: Carlo Padial
Guion: Carlo Padial, Carlos de Diego, Wismichu
Fotografía: Diego Dussuel, Marcos Marín Toribio, David Cajal
Música: —–
Género: Documental
Distribuidor: ——–

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

2018. Wismichu, un famoso Youtuber español, realizó en el Festival de Cine de Sitges una performance que hizo temblar lo que entendemos por cine. Una hora y veinte de una única escena repetida en bucle. VOSOTROS SOIS MI PELÍCULA es la historia detrás del escándalo y un retrato generacional que pone de manifiesto la erosión de la verdad en la era digital.



No he venido a crear polémica, solo a compartir mi opinión

Antes de comenzar con mi pequeña crítica me gustaría aclarar un par de detalles. Primero de todo, ni odio ni adoro a este individuo de internet. No tengo nada en contra de él, ni de sus amigos, ni de sus “enemigos”. No estoy aquí para hablar de su carácter ni de su vida privada, pues tales son cosas que yo no tengo el derecho de juzgar. Mi único propósito es comentar, sin prejuicios ni tapujos, la última obra que ha realizado: “Vosotros sois mi película”.

Vosotros sois mi película

Sé que estas cosas que estoy mencionando son de sentido común. No obstante, soy consciente de que las personas en internet puede llegar a ser… extremas. Creo que dejarlo todo claro antes de proceder es la mejor opción. Así, quizás pueda evitar posibles enfrentamientos innecesarios.

El origen de todo: la proyección de “Bocadillo” en Sitges

Comenzaré con algo de contexto para los más despistados. Wismichu reveló el lanzamiento de su primera película en el Festival de Cine de Sitges de 2018. El título era Bocadillo y no parecía muy prometedor. Tal hecho lo situó en el punto de mira de los medios. Sin embargo, el verdadero desastre ocurrió cuando la audiencia se sentó en la sala para disfrutar del filme. Al final, Bocadillo resultó ser una broma. Un “gag” repetido en bucle durante una hora y diez minutos. El público acabó enfurecido y él fue altamente criticado por las masas.

La explicación vino unos días después, cuando Wismichu subió un nuevo vídeo en su canal. En este, nos aseguró que Bocadillo era un “mensaje”. Un “experimento” que serviría para la realización de un documental que contaría con cineastas profesionales. Tal documental ha llegado.

Personalmente, no soy admirador de aquella “performance”. Aun así, yo me dispuse a disfrutar de Vosotros sois mi película. Tenía esperanzas puestas en este producto. Quería ver cómo Wismichu justificaba Bocadillo, y esperaba encontrar varias reflexiones que merecieran la pena. ¿Lo ha conseguido?

Nobles intenciones

En la teoría, lo que Wismichu y su equipo han intentado lograr es sumamente interesante. Una crítica contundente a los medios de comunicación. A la industria del cine y su oportunismo. E incluso a las personas de a pie, por creer todo lo que nos dice internet sin cuestionar. ¿Qué podría salir mal?

Vosotros sois mi película

En mi humilde opinión, todo puede salir mal si no adopta el enfoque adecuado. Vosotros sois mi película me parece una obra con una brillante premisa que en la práctica ha sido tristemente desperdiciada. Ni las mejores intenciones sirven si los creadores no las saben desarrollar ni expresar correctamente. Ahora mismo pienso argumentar, poco a poco, por qué pienso de esta forma. Para ello, me veré obligado a entrar en leves detalles del argumento, de manera que dejo un aviso de posibles spoiler pequeños. Sigue leyendo si estás interesado o interesada.

Demasiado egocentrismo

Una de las cosas que más llamaron mi atención mientras veía el documental fue cuánto sobrevaloraban la situación. En algunas ocasiones, colocaban frases como “Wismichu ha revolucionado el concepto de cine”. En otras, ellos mismos decían “Quizás he creado un nuevo género”. Siento disentir, pero en mi opinión, Bocadillo no fue más que una mera travesura, y de mal gusto. Además, a día de hoy ha sido casi olvidada. Y no me vale la excusa de que es “humor sutil” o “parodia”. Primero, porque refuerzan la idea de que la idea es “genial” continuamente a lo largo del metraje. Segundo, porque en el caso de que sí fuera realmente humor, carece de auto-crítica real, de ironía, y de la más mínima gracia.

Tener que aguantar a estas personas soltándome a la cara lo brillantes que son durante más de la mitad del documental fue una experiencia que se me hizo cuesta arriba.

Mensaje confuso

Hilando con lo anteriormente mencionado, he de añadir que Vosotros sois mi película no posee soltura a la hora de transmitir sus reflexiones. Vamos a analizarlas una a una.

En el  final, el documental nos presenta uno de los mensajes más inesperados: Wismichu se arrepiente. Reconoce que no debería haberlo hecho. Ahora, es objeto de críticas que le han afectado psicológicamente. Ese es el precio de la fama.

Esto no me parece en absoluto mal, pero no puedo tragarlo, lo siento. No puedo porque la cinta ha estado restregándome de forma insoportable lo “formidable” que era el planteamiento de Bocadillo durante la hora previa de duración. Echarse atrás únicamente en los últimos diez minutos no aporta nada. Si querían decirnos que “fue una mala idea”, pienso que esta no es la forma de expresarlo. La redención no es creíble ni coherente en la cronología. Wismichu ni siquiera se disculpa ante las personas que sufrieron su “broma” sin desearlo. Metió la pata tratando de hacer algo curioso. Ahora debe lidiar con los efectos negativos… que ni siquiera son mostrados al espectador, logrando cero empatía.

Vosotros sois mi película

El supuesto mensaje que arremetía contra los medios, la industria y el público termina diluido por completo. Queda relegado a apenas 5 minutos de diálogo esparcidos sin cohesión. Ni hay profundización en el tema, ni añade a lo ya dicho en sus vídeos o entrevistas, ni descubre nada (¿la industria del cine se guía antes por dinero que por calidad? No es un misterio, compañero). Lo que debería haber sido el foco principal del argumento está explorado a nivel superficial. El resto de la película es un simple documental descriptivo y monótono sobre cómo se ideó y rodó todo. En consecuencia, la duración me pareció pesada y difícil de llevar.

Narración audiovisual cuestionable

Por último, me gustaría comentar la calidad meramente técnica de la obra. Aunque por regla general es buena, en determinadas ocasiones no fluye con naturalidad. Destaca el intento de combinar el estilo clásico de cine con uno más moderno y típico de YouTube. El resultado final no me convence por completo, puesto que parece estar más destinado a ser subido en internet que a ser proyectado en una sala. Da la sensación de que lo han realizado con la exclusiva finalidad de contentar a los seguidores del contenido de Ismael. Desafortunadamente, no me encuentro entre ellos. Yo fui a ver un documental, una experiencia cinematográfica, no un vídeo extendido de YouTube.

CONCLUSIÓN

En mi humilde opinión, Vosotros sois mi película fracasa en su afán de expresar las ideas que quiere ofrecer. Da mucho tiempo a fragmentos que, según yo lo veo, no gozan de excesiva importancia, como las acciones realizadas por los intérpretes en los rodajes o las invenciones que crearon para engañar a la prensa. Lo realmente interesante es la filosofía que busca transmitir… y el apartado que le dedica es, para mí, insignificante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here