18 regalos (2020), o como a mí me gusta llamarla Carpe Diem, es un durísimo y excelente drama metafísico, de nacionalidad italiano, co-escrito y dirigido por Francesco Amato.

Basado en la historia real de Elisa Girotto y llevado a cabo con la inestimable ayuda de su marido Alessio Vicenzotto.

Producido por Lucky Red, 3 Marys Entertainment y Rai Cinema tuvo su estreno exclusivo en cines italianos en Enero de 2020. Adquirido por la plataforma de streaming Netflix para su exclusiva distribución mundial el 8 de mayo de 2020.



18 regalos

Crítica de ’18 regalos’

Ficha Técnica

Título: 18 regalos
Título original: 18 regali

Reparto:
Vittoria Puccini (Elisa)
Benedetta Porcaroli (Anna)
Edoardo Leo (Alessio)
Sara Lazzaro (Carla)
Marco Messeri (Abuelo)

Año: 2020
Duración: 115 min
País: Italia
Dirección: Francesco Amato
Guion: Francesco Amato, Massimo Gaudioso, Davide Lantieri y Alessio Vicenzotto
Fotografía: Gherardo Gossi
Género: Drama
Distribuidora: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ’18 regalos’

Sinopsis de ’18 regalos’

18 regalos, como 18 soles, narra la historia de una madre embarazada que es diagnosticada de un cáncer terminal en el año 2001, el cual no le permitirá ni siquiera, conocer a su hija recién nacida.

Elisa (Vittoria Puccini), dejará 18 regalos para que su hija los vaya recibiendo en cada uno de sus cumpleaños, hasta alcanzar la mayoría de edad.

Donde se puede ver la película



18 regalos
Foto de Netflix

La dura realidad

Tras lo comentado en la sinopsis y con la esperanza de poder compartir de alguna manera la infancia de una hija a la cual no podrá ver crecer, Elisa decide que la vida debe ser comprendida hacia atrás, pero vivida hacia delante.

Esos 18 regalos son la única manera que Elisa cree que puede estar presente durante la infancia de su hija, rellenar su ausencia de una testimonial presencia.

Pero con los años, el cumpleaños de Anna se ha convertido en un hecho incómodo y doloroso. Por una parte le recuerda la fecha de la muerte de su madre y por otra, los 18 regalos se han convertido en una carga insostenible que lo único que hacen es remarcar el inmenso vacío dejado por la ausencia de Elisa y que la empujan a rebelarse contra todo y contra todos.

18 regalos
Fotos de Netflix

La dura ficción

Durante la celebración de su decimoctavo cumpleaños Anna (Benedetta Porcaroli), adolescente rebelde como ya hemos indicado, huye de su casa tras una acalorada discusión con Alessio (Edoardo Leo), su padre.

Tras un encuentro desafortunado para ella, huye de un local de copas llena de furia y desesperación, lo que hará que sea atropellada por un coche.

Anna, que solo parece salir con un leve trauma, ha sido atropellada por su madre Elisa y ha regresado al año 2001, justo al día en que le ha sido comunicada la fatal noticia.

Tras una inicial desorientación y no querer acudir al hospital (¿?), Anna decide entrar en la casa de Elisa (su casa) para que ésta le cure las leves heridas que lleva en su cuerpo y quizás las no tan leves de su corazón.

Evidentemente, Elisa ignora la verdadera identidad de Anna.

18 regalos
Foto de Netflix

Ficción: Coexistencia de presente y pasado

18 regalos, antes de empezar este apartado, les recomendaría a los queridos navegantes que se apartasen de buscar lógicas donde no las hay, porque simplemente sería una pérdida de tiempo que los llevaría a no disfrutar seriamente de la cinta.

El encabezamiento de este apartado de 18 regalos es Ficción, olvídense de saltos temporales, de una tercera o cuarta dimensión compartiendo épocas diferentes o de En  los limites de la realidad (1983).

Es simplemente la imaginación del director (junto a tres guionistas más) y con la inexcusable ayuda del marido de Elisa en la vida real, para presentarnos una historia utópica y desgarradora, pero también cargada de una extraordinaria exaltación de la vida, que no dejará a nadie indiferente.

Algunos apuntes en la conclusión, como hago habitualmente, pero sinceramente creo que hasta aquí debo contar y no leer (acaba hoy, mi pequeño homenaje durante dos años a Chicho Ibáñez Serrador).

18 Regalos
Fotos de Netflix

Elisa y los 18 regalos

Elisa (Vittoria Puccini), la madre, famosa actriz italiana nacida en Florencia (qué maravilla) que se ha prodigado de manera asidua en Italia, tanto en cine como en televisión, pero que debe la mayor parte de su éxito a la serie televisiva Elisa di Rivombrosa (2003-2005).

Su papel es complicado, muy complicado. Basado en una persona real, se puede dejar llevar por un sentimentalismo superfluo o por una excesiva falta de él, con lo cual sería fácil criticarla y exponerla.

Pero no es el caso, sentimentalismo , pero sólido como una roca, en una actitud desgarradora ante el hecho que está por llegar.

Con más cojones que el caballo de Espartero (perdón a Google, cojón=valor, lo dice la RAE) y consciente de que un mar tranquilo nunca hizo un buen marinero, Vittoria toma las riendas de su personaje desde el minuto cero y de qué manera.

Cohabitando entre ese inconformismo y la típica pregunta que todos nos hacemos ¿Por qué a mí?, llevando su historia de amor por Alessio a su terreno y empeñada en estar presente en toda la infancia de su hija, aunque sea desde la distancia de un simple regalo anulada por la maldita fortuna.

Conmovedor y pesaroso trabajo el de Vittoria, pero nunca plañidero ni quejumbroso. En el punto medio, en su punto, ni más ni menos hecho. No descartaría algún premio para ella. Actriz a seguir.

diciotto regali
Foto de Netflix

Anna y los 18 regalos

Anna (Benedetta Porcaroli), la hija, actriz nacida en Roma, muy joven y famosa en Italia por su papel en la serie de NetflixBaby” (2018-actualidad).

Transformación total de principio a fin, pasando etapas como buena ciclista y marcando los tiempos. En fin, es un caso peculiar el que vive, que tu madre la cual muere el día que naciste, te haga todos los años un regalo hasta tu mayoría de edad, para que nunca te olvides de ella, estando presente en tu vida, incluso puede sonar a macabro.

Pero nada más lejos de la realidad, Benedetta, que también es bueno comentar, va de menos a más según va avanzando la película, sigue un proceso gradual evolutivo que la y nos hace comprender a medida que transcurre la cinta, el verdadero significado de los 18 regalos. Actriz a seguir, por supuesto.

El resto de secundarios, incluido Alessio (Edoardo Leo), el abuelo de Anna o la amiga que Elisa conoce en el grupo terapéutico de paciente con cáncer, rayan todos a muy buen nivel, lo que eleva aún más el tono realista de la película.

diciotto regali
Foto de Netflix

El oncólogo y 18 regalos

El director (Francesco Amato), ojo que lo renombro como el oncólogo, con todo el respeto del mundo que me merece la profesión más dura del mismo (visto desde el exterior) por muy gratificante que pueda ser su labor para los médicos, que no lo dudo ni por un solo segundo.

Natural de Torino y con dos, tres películas antes que 18 regalos, de la cual solo conozco Cosimo e Nicole (2012), una aceptable cinta romántica.

Es verdad que el guion está escrito a 8 manos, más la imprescindible ayuda del marido real de Elisa, esto ya es un añadido considerable para acertar (y para fallar….).

El drama que nos presenta Francesco es desgarrador y vital a partes iguales, yo diría que hasta sorprendente en muchos momentos. El vínculo entre Elisa y Anna lo maneja endiabladamente para sacar el espectador de su zona de confort y Vive Dios que lo consigue.

Existen 3-4 escenas en la película que apuntan a gran director; desde la del túnel mientras llueve, Elisa y Anna en la piscina del hotel, tocándose a sí misma, la escritura en el quirófano y terminando con esa metáfora simbiótica de Anna en la piscina y en el vientre de su madre. Director a seguir.

diciotto regali
Foto de Netflix

Conclusión

18 regalos (18 regali), pétrea y consistente película donde las haya, no apta para todos los paladares, hipocondríacos o personas de lágrima fácil.

Los sentimientos que batallan por esta película son universales y se pueden extrapolar fácilmente casi sin necesidad, la palabra maldita (ya menos, gracias a Dios) domina toda la cinta y las reuniones del grupo terapéutico de pacientes con ella son una verdadera delicia de ternura y realismo, de valentía y miedo, de fe y esperanza….

Alessio Vicenzotto, marido real de Elisa, incluso creo que ha querido quedar en un segundo y hasta un tercer plano para no desviar un ápice de la historia.

El hecho de que su propia hija lo considere un hombre sin actitud o hasta falto de aptitud no hace sino reforzar el hecho del duro y tortuoso camino que ha tenido que vivir. Tengan en cuenta que incluso las palabras más emotivas de la cinta, salen de la boca del abuelo de Anna y padre de Elisa.

Netflixnianos y acoplados, os la recomiendo fervorosamente, eso sí, pañuelo en mano, lo mismo que ignoro por completo si es conveniente o no su visionado para personas que padezcan o hayan padecido la enfermedad (En mi caso, no la vería).

Por favor, a otros redactores que comparan a esta cinta con comedias de Coppola o Zemeckis, no voy a citar el nombre de las películas, solo por el tema de los viajes en el tiempo, háganselo mirar y pronto, son afirmaciones inverosímiles y hasta casi rozan la falta de respeto (desde mi modesta opinión).

Y aquí termino, hoy sin despedida, si quieren saber por qué, pregúntenle al grupo terapéutico de pacientes con cáncer, quizás hasta les saquen una leve sonrisa.

Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí