A la Deriva, La supervivencia de una mujer en altamar dirigida por Baltasar Kormákur

Este verano llega a las pantallas A la Deriva, una película dirigida por Baltasar Kormákur y protagonizada por Shailene Woodley. El director islandés vuelve a mostrar su maestría a la hora de rodar en altamar, tras la muy notable “The Deep”, para contarnos la historia de una mujer joven que debe sobrevivir en medio del Océano Pacífico y mantener con vida a su pareja. Estreno el 29 de Junio.



A la Deriva

Crítica de A la Deriva

Ficha Técnica

Título: A la Deriva
Título original: Adrift

Reparto:
Shailene Woodley (Tami Oldham)
Sam Claflin (Richard Sharp)
Jeffrey Thomas (Peter)
Elizabeth Hawthorne (Christine)
Grace Palmer (Deb)
Tami Ashcraft (Ella misma)
Siale Tunoka (Agente de Aduanas)
Zac Beresford (Comprador)
Luna Campbell (Tahitian Paddler)

Año: 2018
Duración: 96 min.
País: Estados Unidos
Director: Baltasar Kormákur
Guion: Aaron Kandell, Jordan Kandell, David Branson Smith
Fotografía: Robert Richardson
Música: Volker Bertelmann
Género: Aventuras. Drama
Distribuidor: Diamond Films España

Tráiler

Sinopsis

Tami (Shailene Woodley) y Richard (Sam Claflin) se conocen tras un encuentro fortuito y deciden atravesar el océano en velero, pero en medio de su viaje se ven sorprendidos por el huracán más catastrófico de la historia. Más unidos que nunca, tendrán que sobrevivir a uno de los desafíos más duro de sus vidas.



A la Deriva: Una historia real contada en dos tiempos

A la Deriva cuenta la historia real de Tami Oldham, una joven estadounidense que se enamora de un experto marinero con el que emprende una aventura en barco por el Océano Pacífico. Durante su viaje deben hacer frente a uno de los huracanes más brutales de la historia e intentar mantenerse con vida tras quedar el barco destrozado por culpa del huracán.

A la Deriva está contada en dos tiempos que se intercalan entre sí. La película comienza con el desastre y a través de los flashbacks nos cuenta la historia de amor entre Tami y Richard. Este tipo de estructura en principio juega a favor de la película al dar al espectador ciertos momentos de respiro y poder conocer mejor a los protagonistas sin perder de vista el tema principal, la historia de supervivencia de una mujer en altamar. En cambio, este recurso narrativo hace que el final pierda la fuerza dramática que debería tener una película de este tipo. Y he aquí el principal fallo de A la Deriva, que se queda a medio camino entre la tensión de una película de catástrofes basada en hechos reales y una historia de amor que en ciertos momentos llega a ser un poco adolescente.

Luces y sombras en A la Deriva

La nueva película de Baltasar Kormákur tiene muchos aciertos y algunos fallos, convirtiéndose en una obra irregular.

Los principales aciertos de A la Deriva se encuentran en la dirección y la interpretación de Shailene Woodley. Y los fallos en el guion.

La dirección de Baltasar Kormákur se caracteriza por el uso constante de cámaras dentro del agua, lo cual da credibilidad a la historia habiendo momentos en los que sientes que te ahogas de verdad como les ocurre a los protagonistas. El uso de la cámara en mano por el barco también ayuda a transmitir la sensación de estar en uno. Y los planos aéreos del océano crean una sensación de desasosiego que aumentan la tensión de la historia.

El otro gran acierto de A la Deriva es la interpretación de Shailene Woodly. La protagonista de la saga Divergente vuelve a la pantalla grande tras pasar por la serie Big Little Lies, con un trabajo que no le va a dar ningún premio pero que sí la deja en muy buen lugar al ser la encargada de sostener la película a nivel interpretativo y dramático. En este sentido es muy interesante asistir a una subversión de los roles tradicionales de representación de géneros ya que en este caso es la mujer quien toma el peso de toda la acción y el hombre se convierte en un mero objeto sexual y romántico.

La dirección de Kormákur y la interpretación de Woodley se ven ensombrecidos principalmente por un guion que a pesar de tener una estructura narrativa diferente no llega a despegar del todo y al que le falta tanto tensión como intensidad dramática.

Conclusión

A la Deriva no es perfecta. Tiene sus fallos, basados principalmente en un guion que no acaba de despegar y al que le falta fuerza dramática. Pero sin duda es una película muy entretenida que se pasa volando y que se caracteriza principalmente por subvertir los estándares tradicionales de representación de roles en películas de supervivencia al contar con una protagonista femenina fuerte que no deja de luchar y con un hombre que queda relegado al rol romántico.

CALIFICACIÓN: 7/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 4 Average: 3.5]

 

Si deseas conocer otra opinión de la película pincha AQUÍ

Historiador especializado en la representación de las mujeres y del colectivo LGTBI+ en el cine y la televisión, temas que abordo en mi blog Los géneros del cine.

Otto Buendía

Historiador especializado en la representación de las mujeres y del colectivo LGTBI+ en el cine y la televisión, temas que abordo en mi blog Los géneros del cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *