Llega a nuestras pantallas Ad Astra, la última película de James Gray después de estrenar Z, la ciudad perdida hace tres años. La película es un thriller de ciencia ficción protagonizada por Brad Pitt, Liv Tyler y Tommy Lee Jones. Ad Astra se estrena el 20 de Septiembre en España.



Crítica de ‘Ad Astra’

Ad Astra

Ficha Técnica

Título: Ad Astra
Título original: Ad Astra

Reparto:
Brad Pitt (Roy McBride)
Tommy Lee Jones (Clifford McBride)
Ruth Negga (Helen Lantos)
Liv Tyler (Eve)
Donald Sutherland (Coronel Tom Pruitt)

Año: 2019
Duración:
124 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: James Gray
Guion: James Gray, Ethan Gross
Fotografía: Hoyte van Hoytema
Música: Max Richter, Lorne Balfe
Género: Ciencia ficción. Thriller

Distribuidora: 20th Century Fox España

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘Ad Astra’

Sinopsis de ‘Ad Astra

El astronauta Roy McBride (Brad Pitt) viaja hasta los confines del sistema solar para tratar de encontrar a su padre desaparecido y descubrir porque su misión fracasó. En su misión descubrirá secretos que desafían la naturaleza de la existencia humana, nuestro lugar en el cosmos y que pondrán en peligro la supervivencia del planeta. (20th Century Fox España)



Una producción impecable

Ad Astra nos presenta una visión del mundo y de la exploración espacial muy próxima a la actualidad. Este es su punto fuerte. James Gray y Ethan Gross consiguen presentarnos una versión plausible de lo que podría ser el futuro de la humanidad a nivel de exploración espacial. Todo parece actual pero con ciertos cambios, como por ejemplo una colonia lunar desde la que salen todos los cohetes que van a Marte. Tenemos piratas lunares, pistolas láser, una comunidad terrestre en marte, experimentos biológicos en el espacio, estudios de grabación tallados en la piedra de Marte y mucho más. Todos estos detalles hacen que Ad Astra sea una película no solo bien rodada, sino que tenga un buen acabado y que resulte interesante.

Los planos espaciales y todo lo que ocurre en las naves tiene la calidad esperada para una producción de este calibre. Recuerda aThe Martian, a 2001: Una odisea en el espacio y a Interstellar. Y aquí acaba toda la gracia de la película. Quizá por querer ser todo eso Ad Astra no llega a alcanzar nada. Pero vamos por partes.

Ad Astra
Copyright Twentieth Century Fox

Una actuación introspectiva

Decir que Brad Pitt no está bien en esta película no es nada justo. De hecho, otra de las cosas salvables de Ad Astra es precisamente su actuación. Nos presenta a un personaje muy introspectivo que él interpreta muy para adentro, pero que en todo momento podemos llegar a comprender y, lo más importante, podemos ser capaces de empatizar con él. El problema viene del guión. La película se empeña en tener a un narrador (el propio Brad Pitt) que no se cansa de decirnos cómo se siente su personaje. Llega a tales niveles que se vuelve reiterativo y hasta estropea alguna que otra escena.

Qué pretende contarnos

Tampoco queda claro que quieren contarnos James Gray y Ethan Gross. Es una película que pretende ser una búsqueda interior sobre el propio ser humano y a la vez sobre la paternidad, la vida extraterrestre y la exploración espacial. El problema es que el mix de todas estas cosas no es lo suficientemente potente como para hechizarnos. Personalmente, rescato las dos escenas de acción, la inicial y la persecución lunar porque me parecen magistrales. Pero otra vez, y no quiero sonar hater, se ven afectadas por una simple razón. 

Ad Astra
Copyright Twentieth Century Fox

¿Dónde estás Max Richter?

Desde siempre defiendo las bandas sonoras como parte importante de una producción, especialmente de una producción que ocurre en el espacio. Las naves de 2001: Una odisea en el espacio no bailarían tal y como las conocemos sin El Danubio Azul de Johann Strauss; al igual que la escena Docking, de Interstellar, no funcionaría sin el No time for caution de Hans Zimmer; ni funcionaría tan bien la escena del alunizaje en First Man sin el The Landing de Justin Hurwitz. Creo que ya habéis pillado a donde quiero llegar.

Max Richter, el hombre detrás de una de uno de los temas más tristes de la historia On the nature of Daylight, consigue que Ad Astra no llegue en ningún momento a emocionar. Sí es cierto que ambienta bien pero se supone que hay dos o tres escenas que deberían rompernos el corazón y por su culpa nos da absolutamente igual.

Conclusiones

Ad Astra ha sido personalmente una de las decepciones del año. Quizá esperaba que fuera la próxima Interstellar y le estaba pidiendo demasiado, pero he tenido la sensación al salir del cine de que es una de las películas espaciales más carentes de emoción que he visto nunca. Visualmente es una maravilla, la producción es impecable y Brad Pitt está como debería estar, pero el guion quiere ser demasiadas cosas y la música no ayuda para nada a tocarte el corazón. Es una pena.

Reportaje de Ad Astra en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí