Ad Astra es un drama de ciencia ficción dirigido por James Gray (Two Lovers, El sueño de Ellis), que también escribe el guion junto a Ethan Gross (Fringe, Klepto). Un astronauta inicia un viaje espacial para encontrar a su padre, al que creía muerto, en una misión que puede decidir la supervivencia de La Tierra.

Está protagonizada por Brad Pitt (Corazones de acero, Malditos bastardos), Tommy Lee Jones (En el valle de Elah, Men in Black), Donald Sutherland (Una obra maestra, Los juegos del hambre), Ruth Negga, Liv Tyler, John Finn, Kayla Adams y Kimmy Shields. La película se estrenó en salas en España el día 20 de septiembre de 2019.

Puedes leer nuestra otra CRÍTICA de Ad Astra aquí.



Ad Astra

Crítica de ‘Ad Astra’

Ficha Técnica

Título: Ad Astra
Título original: Ad Astra

Reparto:
Brad Pitt (Roy McBride)
Tommy Lee Jones (H. Clifford McBride)
Ruth Negga (Helen Lantos)
Donald Sutherland (Thomas Pruitt)
Kimberly Elise (Lorraine Deavers)

Año: 2019
Duración: 122 min
País: Estados Unidos
Dirección: James Gray
Guion: James Gray y Ethan Gross
Música: Max Richter y Lorne Balfe
Fotografía: Hoyte van Hoytema
Género: Ciencia ficción
Distribución: 20th Century Fox

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Ad Astra’

Donde se puede comprar la película

Oferta
Ad Astra Blu-Ray [Blu-ray]
  • Brad Pitt, Tommy Lee Jones, Liv Tyler (Actors)
  • James Gray (Director)

Sinopsis de ‘Ad Astra’

Ad Astra nos presenta al astronauta Roy McBride, que viaja a los límites exteriores del sistema solar para encontrar a su padre perdido y desentrañar un misterio que amenaza la supervivencia de nuestro planeta. Su viaje desvelará secretos que desafían la naturaleza de la existencia humana y nuestro lugar en el cosmos. (20TH CENTURY FOX).

Dónde se puede ver la película



Puzzle
Foto de 20th Century Fox

El reverso luminoso de ‘El corazón de las tinieblas’

Si la realización de Z. La ciudad perdida (The Lost City of Z) supuso un paso adelante en la carrera del cineasta James Gray, su incursión en la ciencia-ficción con la película Ad Astra, redobló la apuesta. Ambas películas tienen más en común de lo que parece a simple vista. La primera se sirve del género de aventuras y ésta última de la space opera, pero ambas confluyen en su visión humanista sobre la naturaleza humana. El viaje interior tiene mucha más importancia que la aventura física.

Y es que el material de partida es similar, la novela El corazón de la tinieblas de Joseph Conrad, vuelve a estar en el punto de mira. La crítica del colonialismo que hace la novela, se extiende aquí a nuestra necesidad de explorar el espacio en busca de nuevos mundos. “Existen dos posibilidades: que estemos solos en el universo o que no lo estemos. Ambas son igual de terroríficas”, decía Arthur C. Clarke. Al final, el astronauta interpretado por Brad Pitt, encontrará la respuesta para entender esta frase. Será una especie de epifanía que le hará replantearse como afrontar el resto de su vida.

Además de la novela de Conrad, encontraremos influencia de otros textos como La Odisea de Homero o Moby Dick de Herman Melville, así como de las teorías del monomito que describe Joseph Campbell en El héroe de las mil caras. Pero al igual que en la anterior película de Gray, la mejor analogía comparativa que podemos hacer es con la película Apocalypse Now de Francis Ford Coppola. Sin embargo, pese a sus múltiples similitudes, podría decirse que aquí asistiremos el reverso luminoso del viaje a las tinieblas que planteaba su maestro.

Ciencia Ficción
Foto de 20th Century Fox

Un viaje espacial realista

En una de sus primeras comparecencias para hablar de la película Ad Astra, Gray comentó que quería hacer “la representación más realista del viaje espacial jamás realizada”. En la memoria de cada uno cobrará un sentido u otro esta frase, pero lo que es innegable es que el acercamiento a la ciencia ficción que hace el director, se aleja de forma consciente de la pura pirotecnia visual. Su película se adentra en un terreno más filosófico y reflexivo que la enlaza con obras cumbre del cine como 2001: Una odisea del espacio de Stanley Kubrick o Solaris de Andréi Tarkovski.

Eso no quiere decir que le falte espectacularidad a Ad Astra. Muchos se quejan de su lentitud, pero exceptuando la parte final, no me parece nada lenta. Hay escenas de acción que harían palidecer incluso al Gravity de Cuarón, como la secuencia de apertura, la persecución por el lado oscuro de la Luna o el ataque de los primates. Al igual que Apocalypse Now no es una película convencional sobre la Guerra de Vietnam, tampoco puedes esperar que Ad Astra lo sea sobre la conquista del espacio.

En la deriva del viaje hacia lo metafísico, Gray encontrará un espacio narrativo que le acerca incluso a la ensoñación visual de Terrence Malick. Pero insisto en que me parece una película espectacular y nada perezosa. Nunca renuncia a la acción y conserva siempre una puesta en escena asombrosa, como el diseño de esas salas de confort que parecen extraídas de un relato orwelliano. O al igual que las evaluaciones psicológicas a las que debe someterse un personaje protagonista carente de emociones. Ciencia-ficción pura.

Ciencia Ficción
Foto de 20th Century Fox

Apocalypse Now vs. Ad Astra

Como decíamos antes, la estructura de Apocalypse Now y Ad Astra comparten muchos elementos. Por ejemplo, la escena en que encargan la misión a Brad Pitt (absolutamente espléndido), tiene una puesta en escena similar al encargo que le hacen a Martin Sheen. El ataque en la Luna sucede de forma parecida al ataque de los indígenas a la barca. La voz en off tan literaria y narrativa que describe los pensamientos del astronauta, es idéntica a la que resuena en la mente del Capitán Willard. El abordaje a la estación abandonada con cadáveres flotando, es como la llegada al lugar donde mora el Coronel Kurtz, con las cabezas cortadas de los disidentes ajusticiados. Solo falta que suene el The End de The Doors.

Walter E. Kurtz y H. Clifford McBride son como primos hermanos, héroes que han enloquecido en lugar inhóspito. La selva y el espacio confluyen en un relato que hace dialogar constantemente a ambas películas, pero sin caer en la simple fotocopia y proponiendo reflexiones distintas. Eso engrandece aún más a Ad Astra.

El título de la película significa «Hacia las estrellas», pero deriva de un frase en latín más extensa. «Ad astra per aspera» que significaría «Hacia las estrellas a través de las dificultades». De eso va la película. Brad Pitt deberá superar distintos escollos para recuperar su identidad perdida y reconocerse en la soledad absoluta del espacio. Un momento de oscuridad que le sirve para iluminar lo que de verdad importa en la vida de todos nosotros. La frase en latín se asocia al estoicismo, es decir, a la doctrina filosófica que busca alcanzar la felicidad y la sabiduría prescindiendo de los bienes materiales. No hay nada más que añadir, señoría.

Ad Astra
Foto de 20th Century Fox

Conclusión

Ad Astra es la séptima película dirigida por James Gray, que en esta ocasión firma el guion junto a Ethan Gross. Es un filme de ciencia ficción introspectiva donde el viaje interior cobra más importancia que la aventura espacial. El relato se inspira libremente en El Corazón de las Tinieblas de Joseph Conrad y en su adaptación al cine firmada por Coppola, ofreciendo un reverso más luminoso y humanista.

La búsqueda freudiana del padre sirve para reflexionar sobre la pérdida identitaria en el mundo actual. Gray analiza el comportamiento humano para describirnos como devoradores de mundos. Durante las constantes evaluaciones psicológicas a las que se somete el astronauta encarnado por un brillante Brad Pitt, repite constantemente la frase “Me concentro en lo esencial y excluyo todo lo demás”. Pero, ¿qué es lo esencial? El trayecto vital para descubrirlo es lo que cuenta la película.

En una escena tremendamente irónica, se dice que hemos convertido la Luna en todo aquello de lo que huíamos en la Tierra. Vemos a niños haciéndose selfies con muñecos alienígenas junto a paneles publicitarios de bebidas refrescantes. La mirada de Gray tiene claro cuál es el foco, aunque algunos echen de menos más acción y batallitas interespaciales. Ad Astra es una película dramática de ciencia-ficción intimista que consolida la madurez creativa de James Gray. Un verdadero autor que bebe del cine clásico, pero que nunca renuncia a su propio estilo narrativo.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí