Alarma catástrofe se trata de una película olvidada hoy en día, pero que es muy superior a otras películas sobre la telequinesis y los poderes extrasensoriales (un tema tan de boga en las décadas de los años setenta y ochenta) que gozan de más fama, por poner solo un ejemplo, La furia (The Fury, 1978) de Brian de Palma.



Alarma Catástrofe

Crítica de ‘Alarma catástrofe’

Ficha Técnica

Título: Alarma catástrofe
Título original: The Medusa Touch

Reparto:
Richard Burton (John Morlar
Lino Ventura (Inspector Brunel)
Lee Remick (Psiquiatra Zondfeld)
Harry Andrews (Asistente de comisario)
Alan Badel (Quinton-Barrister)
Marie-Christine Barrault (Patricia Morlar)

Jeremy Brett (Edward Parrish)

Michael Hordern (Altropos)
Gordon Jackson (Doctor Johnson)
Michael Byrne (Sargento Duff)
Derek Jacobi (El editor de Moldar/Moulton)

Año: 1978
Duración: 109 min
País: Reino Unido
Director: Jack Gold
Guion:  John Briley (Adaptación de la novela de Peter Van Greenway)
Fotografía: Arthur Ibbetson
Género: Thriller. Terror
Distribuidora: Manuel Salvador S.A

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘Alarma catástrofe’ 

Donde comprar la película

Alarma, Catástrofe [DVD]
  • Coatesgold; Incorporated Television Company (ITC) (12/18/2012)
  • DVD, No recomendada para menores de 12 años
  • Tiempo de ejecución: 105 minutos
  • Richard Burton, Lee Remick, Lino Ventura
  • Castellano, Inglés

Sinopsis de ‘Alarma catástrofe’

John Morlar, un novelista de poco reconocimiento literario aparece herido casi de muerte en su casa. La policía, con el inspector francés Brunel a la cabeza, intentará desenmascarar al criminal del ataque. Para ello, reconstruye el perfil de Morlar, y a medida que más cosas conoce sobre él, más se da cuenta de que no es un tipo normal. Morlar, por su parte, no ha muerto, y su cerebro sigue en activo en el hospital…



Adaptación de una novela 

La película es una adaptación de la novela homónima de Peter Van Greenway, un pequeño autor clásico británico de la ciencia ficción de aquellos años, sesenta y setenta. Más o menos se puede decir que la película sigue fielmente la adaptación literaria, a excepción de un par de detalles (por ejemplo; el protagonista de la película, no es francés sino inglés, pero claro como nos encontramos ante una co-producción francesa, se vino a bien poner a un personaje francés como protagonista).

Ya de la novela le viene ese tono misántropo, que es en parte característico de la propia obra de Van Greenway. Esto lo resume perfectamente el personaje que interpreta Richard Burton, un hombre cínico que no cree en el sistema y que continuamente le muestra a la sociedad lo equivocada que esta está, en contraposición a lo que él considera como correctos ideales.

Alarma Catástrofe

Un punto de vista diferente

La historia es diferente a lo que estamos habituados, y ciertamente funciona muy bien, porque la estructura de la película es capaz de mantener al espectador con el interés de conocer más sobre el personaje que interpreta Richard Burton.

El filme comienza con el intento de asesinato sobre el personaje de Burton, y a partir de ahí se desarrolla una investigación policial liderada por el actor de origen italiano, Lino Ventura (aunque en la película interpreta un oficial francés) que intentará esclarecer lo ocurrido. Es solo mediante flashbacks que la película reconstruye la personalidad del personaje, y por supuesto, al tratarse siempre de relatos indirectos, la sombra de la verdad siempre queda en entredicho. Como vemos, la estructura del filme es distinta en mucho a la gran mayoría de películas de ciencia ficción.

Alarma Catástrofe

La Visión oscura y oculta de la telequinesis 

Del mismo año que Alarma Catástrofe tenemos La Furia (The Fury, 1978), dirigida por Brian de Palma y mucho más popular que la película que aquí nos ocupa. Sin embargo, lo cierto es que la cinta de la que hablamos es casi que la visión más oscura y sucia de todas aquellas películas surgidas a raíz de Carrie (1976), también de Brian de Palma. Lo podemos comprobar en muchas de las secuencias de flashback, en las que el protagonista que interpreta Richard Burton, asesina a gente con sus extraños poderes extrasensoriales.

Algunas incluso de las secuencias que lo muestran en plena acción, parecen directamente entroncadas con el cine de terror, y más en concreto con la película de La Profecía (The Omen, 1976), estrenada solo dos años antes. Los parecidos son casi idénticos, con niños que parecen ocultar algo realmente extraño en su interior, y que emplean sus poderes para desquitarse a los adultos. Incluso como están planteadas algunas secuencias parecen similares.

Pero Alarma Catástrofe es mucho más que eso, mucho más que un exploit barato, puesto que estas secuencias atañen solo a la primera parte del metraje, la primera media hora. Posteriormente la película hace también gala de un odio hacía las instituciones legales y la propia autoridad. Porque en la segunda parte del metraje, a medida que avanza la investigación, se nos van dando más detalles del perfil de Morlar, que enriquecen profundamente la película y que sirven para que podamos compartir su esquizofrénica visión del mundo.

The Medusa Touch

Grandes detalles de producción…

A pesar de no contar con el presupuesto más elevado de la historia, la película ofrece un sentido de la espectacularidad que se puede notar en varias de las secuencias, especialmente en la secuencia final que tiene lugar en la ficticia catedral de Minster (y que en realidad fue rodada en la catedral de Bristol) donde se supone que los poderes del personaje principal hacen estallar la catedral a pedazos. Obviamente es una maqueta (y no hace falta ser un águila para darse cuenta), pero podemos decir que funciona aceptablemente.

También vemos ese sentido de la epicidad en el accidente de avión, donde se vuelve a recurrir al uso de maquetas para mostrarnos el accidente. Quizá este resulte más espectacular cuando se ven las consecuencias, que el propio accidente en sí, que es más bien chapucero en cuanto a la realización se refiere.

The Medusa Touch

Pero mejores detalles de artista

Pero donde sí brilla el filme es en los pequeños detalles que va sembrando poco a poco, y que hacen de la película una obra muy completa. Detalles como la medusa que está en el propio piso del protagonista (una copia de la obra de Caravaggio; con semejanza obvia con el propio personaje de Morlar), la célebre obra de Edward Munch, el grito….o si nos salimos de los referentes pictóricos, la propia sociedad en cierta medida distópica que nos presenta (porque en la primera parte del filme se habla de un accidente espacial que tiene lugar cuando se prepara el primer viaje lunar con fines de crear una estación permanente).

Además, el maravilloso detalle del diario del protagonista, del que podemos desentrañar algunas cosas de su propia mente, y otras no (y es un detallazo que se incluyan primeros planos en los que el espectador puede incluso ojear la letra y las frases).

Algunos fallos perdonables

Sí, es cierto que hay algunos fallos, especialmente en lo que se refiere a la continuidad de Raccord. Porque Richard Burton en los flashbacks es el mismo que el de la actualidad, a pesar de que han pasado veinte años, y no hay diferencia física del actor entre plano y plano. Pero en fin, cosas que resultan obviables si se hace un esfuerzo.

Conclusión

Injustamente olvidada, Alarma Catástrofe es una película totalmente a reivindicar. Se encuentra en todo aquel cine derivado de Carrie (1976) sobre poderes mentales y telequinesis, pero es seguramente una de las mejores muestras de ese subgénero, no solo por ser una de la que más aristas y matices ofrece, sino por ser también una de las mejor ejecutadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí