Alfonso Mofletines dirigida por el cineasta Mark Schlichter es una de las apuestas de cine infantil en el marco del Festival de Cine Alemán 2020. El certamen, que se inauguró con Free Country, se está celebrando del 5 al 11 de junio y se puede ver a través de la plataforma audiovisual Filmin.



Alfonso Mofletines

Crítica de ‘Alfonso Mofletines’

Ficha Técnica

Título: Alfonso Mofletines. Cuenta atrás para el caos
Título original: Alfons Zitterbacke: Das Chaos ist zurück

Reparto:
Tilman Döbler (Alfons Zitterbacke)
Alexandra Maria Lara (Louise Zitterbacke)
Devid Striesow (Paul Zitterbacke)
Lisa Moell (Emilia)
Leopold Ferdinand Schill (Benni)

Año: 2019
Duración: 93 min.
País: Alemania
Director: Mark Schlichter
Guion: John Chambers, Anja Flade, Mark Schlichter (Novela: Gerhard Holtz-Baumert)
Fotografía: Christof Wahl
Música: Egon Riedel
Género: Infantil. Aventuras
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Alfonso Mofletines’

Sinopsis

El sueño de la infancia más recurrente pasa por ser astronauta y surcar el cosmos. En eso, el pequeño Alfonso no se diferencia demasiado del resto de niños de once años. Algo torpe y obsesionado con la ingeniería aeroespacial, pero de una inteligencia a prueba de todos aquellos que quieren convertirle en un chico “normal”. Alfonso considera que los injustos profesores, los compañeros de clase y su familia están empeñados en hacerle la vida aún más miserable.

Todo cambia cuando conoce a Emilia, la nueva chica de su clase, y sobre todo cuando descubre que un concurso para niños le ofrece la oportunidad de participar en un campamento de astronautas. Junto a su amigo Benni y Emilia, se enfrentará a este desafío en el que tendrá que vérselas con un duro antagonista, el joven y arrogante Nico, pero en el que sobre todo tendrá que ponerse a prueba a sí mismo y el límite de sus talentos y de su ingenio. La amistad, por supuesto, será su gran aliado (Filmin).



Contexto histórico

Alfonso Mofletines es el primer filme para el público infantil que dirige Mark Schlichter. Antes ya había sido el realizador de EX o de los cortometrajes “FELIX”, “Spieglein, Spieglein” y “Amok”. La acogida de esta peculiar película ha sido buena entre la infancia alemana. La cinta fue galardonada con el Premio del Jurado Infantil del Festival Zero Plus.

La cinta alemana es un flojito remake de “Alfons Zitterbacke” dirigida por Konrad Petzold en el año 1965. La película, a su vez, fue creada a partir de los libros infantiles homónimos escritos por Gerhard Holtz-Baumert.

De alguna manera y por hacer alguna analogía para el espectador hispano, la historia guarda alguna semejanza con nuestro “Manolito Gafotas“. La historia, creada por la escritora española Elvira Lindo, también fue adaptada al cine. Es así como encontramos algunos puntos en común que tienen que ver de manera principal con el acoso escolar.

Alfonso Mofletines
Foto de Filmin

El niño que soñaba con las estrellas

Alfonso Mofletines es otra apuesta de Warner en Alemania tras la exitosa Este niño necesita aire fresco. Esta, llegó a estrenarse en cines españoles en el verano de 2019 siendo ambas películas un homenaje a la infancia y al buen humor.

Si en la cinta citada anteriormente el sueño de aquel niño era convertirse en cómico, en el caso de Alfonso su máxima ilusión es convertirse en astronauta. De esta manera es como Schlichter centra la narrativa en los sueños por cumplir en un alegato que carece de solidez.

Nada que objetar a la moraleja que subyace de la historia. Al contrario. Sin embargo, la estrambótica puesta en escena, más un diseño de producción más que cuestionable, hacen que la cinta quede reducida a una sucesión de gags en un entorno muy acartonado. El reparto tampoco ayuda demasiado.

Alfonso Mofletines
© X Verleih AG

Tilman Döbler conecta con la cámara

Alfonso Mofletines es interpretado con brillantez por el niño Tilman Döbler. De hecho, carga con el mayor peso del reparto dejando en evidencia a los interpretes adultos. Así es como vemos a Devid Striesow que interpreta al padre en un papel muy sobreactuado. Completa el reparto Alexandra Maria Lara en el papel de la madre sobrepasada por el niño, por su marido y por su propio papel en la cinta.

Mención especial, eso sí, para el mejor amigo de Alfonso. Éste, le ayuda a combatir el acoso escolar y es interpretado con acierto por el niño Leopold Schill.

A través de estos personajes es como el cineasta trata de lanzar mensajes sobre la seguridad que pueden aportar los padres en la autoconfianza de los menores o sobre la importancia de la amistad. Algo que por otra parte resulta obvio y que redunda en la poca complejidad de la obra.

Alfons Zitterbacke
© X Verleih AG

Conclusión de “Alfonso Mofletines”

Principalmente indicada para un público de hasta los 12 años de edad, de manera paradójica, serán los adultos que recuerden el filme o los cuentos originales los que más disfruten de la producción. La nostalgia siempre ha sido un buen negocio en el cine y Alfonso Mofletines es la prueba de ello. En definitiva, hablamos de un remake innecesario pero hábil en busca de la añoranza del público local.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí