Alguma Coisa Assim es el hijo cinematográfico de Mariana Bastos y Esmir Filho. Para la primera es su debut en la gran pantalla, mientras que Filho se enfrenta a su segundo largometraje. Ambos tienen experiencia en el mundo del cortometraje y televisión. Protagonizada por Caroline Abras, rostro reconocido en la industria brasileña, junto con el debutante André Antunes. Para el joven actor es su primer papel en cine. El film de 2017 fue nominada en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara de 2018 al premio Maguey a la mejor película. Estuvo dentro de la Muestra de cine brasileño en Madrid.



‘Alguma Coisa Assim’

Alguma Coisa Assim

Ficha Técnica

Título: Alguma Coisa Assim
Título original: Alguma Coisa Assim

Reparto:
Caroline Abras (Mari)
André Antunes (Caio)
Clemens Schick (Sven)
Knut Berger (Klaus)
Juliane Elting (Ida)

Año: 2017
Duración: 81 min.
País: Brasil
Director: Mariana Bastos y Esmir Filho
Guion: Mariana Bastos y Esmir Filho
Fotografía: Juan Sarmiento G.
Música: Lucas Santtana
Género: Drama
Productora: Claraluz Filmes

Filmaffinity

IMDb

Tráiler

Sinopsis

Caio y Mari son dos amigos que mantienen una relación bastante peculiar. Divididos por los sentimientos y el paso del tiempo, sus vidas cambian en tres fechas concretas: 2006 en plena juventud, 2013 con la entrada en la vida adulta y el 2016 como un paso definitivo en sus vidas en Berlín. La sexualidad, la frustración, el amor, el anhelo de eterna jovialidad y la amistad serán algunos de los sentimientos que provocarán un huracán emocional que envolverá a nuestros protagonistas. Una aventura que marcará un antes y un después en sus vidas.



La fascinación del sentir

Alguma Coisa Assim empieza directa y con unas intenciones muy claras que se presentan ya desde su primera secuencia. El film está dividido en tres espacios de tiempo en el que se explora el descubrimiento, la sexualidad, el amor, los celos y la frustración. El análisis se realiza a través de un guion en el que imploran los sentimientos e invitan al espectador a abrirse en canal como sus propios protagonistas. Una metáfora visual de la existencia de la vida y de cómo la evolución vital tiene los contrastes suficientes para reflexionar sobre ellos. Es un proyecto que se desnuda en su totalidad, busca llenar a las profundidades de las relaciones humanas y se ve en el contraste de situaciones.

Se percibe la verdad y la sinceridad como dos de los factores que hacen que esta cinta no se convierta en otra existencial sobre la vida, sino que crea un marco de empatía en el que envuelve al público para evocar a una nostalgia que llega desde las entrañas. Es una compañera visual, que incluso sin haber vivido experiencias parecidas, hace que haya una conexión. Pone la guinda al pasel la posibilidad de sacar los sentimientos a flor de piel. El bagaje emocional crea una profundización necesaria que se resuelve a la perfección en la creatividad de la palabra y la imagen.

Alguma Coisa Assim

Se muestra ante los ojos del público como las propias vivencias de los protagonistas crean distintos frentes sentimentales. Se recrean situaciones y sensaciones que se hacen perceptibles ante la habilidad de descubrir y fascinarse. Cada escena se convierte en una vivencia. Alguma Coisa Assim culmina este estado con la secuencia final que resume de forma directa la experiencia que es vivir.

El desenlace de la película, pese a resolverse en buen término, es lo único que puede provocar cierta confusión en el espectador. La intención de no masticar toda la historia puede llevar sin querer a una mala comunicación entre lo que se ve y lo que se intenta transmitir. Sin embargo, no se puede negar que el resultado completo es una obra creativa que a nivel narrativo ha sabido cohesionar los elementos necesarios para hablar desde la realidad sin dejar a un lado la fascinación de lo extraño. Se recuerda al público que nunca se deja de aprender. Es una oda a la madurez, sin dejar de ser niño. Una oda al caos del crecer y cerrar etapas sin querer. Una oda al círculo vital que formamos con nosotros mismos y nuestro alrededor. En síntesis, un homenaje a la complejidad de la naturaleza humana y las relaciones desde un sentido visceral.

La importancia de lo íntimo

El universo creado por Mariana Bastos y Esmir Filho con Alguma Coisa Assim crea su micro-mundo en el que se ensalzan las figuras de Caio y Mari. La realización de unos personajes bien analizados y con humanidad intrínseca hace que no sea necesaria añadir florituras a la historia. Aunque cuenta con varios personajes que subrayan la intensidad de las situaciones que viven, la realidad es que el foco nunca se aleja de esta extraña pareja de protagonistas. En este punto, se observa la importancia de lo intimista, de esa atmósfera que invita al espectador a participar activamente en el debate. Un acierto el cambiar de escenario, de Brasil a Alemania, ya que es una situación que se da en nuestra actualidad. Se puede ver cómo ha favorecido el rodaje en distintos años al largometraje con un aroma de viaje.

Los directores ha sabido llevar este film como un café entre viejos amigos, pero también deja la puerta abierta en ser el pequeño rincón escondido de unos amantes. No se ve una intención moralizadora en ningún momento, sino al contrario, se pueden percibir distintos puntos de vistas sobre temas tan generales y complejos como el amor hasta asuntos más acotados como la decisión de ser o no padres en determinadas situaciones.

Alguma Coisa Assim

La pareja protagonista formada por Caroline Abras y André Antunes demuestra tener una química y conexión que se hace palpable desde la primera escena. Jugar con el efecto ‘Boyhood’ de utilizar a los mismos actores para todas sus etapas no le ha pasado ninguna factura. Cabe destacar que la duración del rodaje fue de 10 años con el mismo equipo artístico.

Por un lado, la actuación de Abras da esa frescura, una pizca de locura pero también ese desasosiego, el desconcierto y el arraigo de querer seguir viviendo una juventud ya pasada. Por otra parte, Antunes regala ese equilibrio de la tranquilidad, de la vivencia, pero también de la contradicción, de la vergüenza, de no atreverse. Entre los dos crean un combo explosivo que recrea un ying y yang cinematográfico transparente. Ambos no tienen ningún inconveniente en soportar todo el peso del film. Su lenguaje no verbal, los movimientos, las expresiones y la forma de entonar los diálogos de los actores brasileños son naturales, reales y expresan ese sentimentalismo necesario. Ellos son emoción.

La musicalidad de lo original

Alguma Coisa Assim destaca sobre otras películas sobre la juventud por la realización técnica que hay detrás. Con un tono independiente, se puede notar el cuidado de los detalles y la elección de todos los elementos técnicos que actúan en el film. Hay que aplaudir la elección musical que acompaña a la cinta. Trabaja en conjunto con la imagen creando una sinergia auditiva y visual que impresiona al espectador. Parte desde lo clásico hasta la electrónica, dibujando junto con los planos una creatividad agradecida para el público. La tonalidad escogida da esa cercanía, esa calidez pero sin dejar de acudir al dinamismo y lo sorprendente.

La fotografía es de destacar, en especial por acompañar a un guion plagado de silencios necesarios para transmitir el mensaje profundo que tiene el propio film. Uno de los elementos que llama la atención es la iluminación. Cuidada a lo largo de la película, habla de las propias situaciones que se muestran y de la personalidad de sus protagonistas. Un cuadro de claroscuros que tiene su propio vocabulario, acompañado de un retrato musical que llega dentro gracias a la percepción audiovisual. A diferencia de otros títulos como ‘Love Simon’ o ‘Quiéreme si te atreves’, no se busca el “feel good”, sino hablar desde una vertiente más cruda y empírica.

Alguma Coisa Assim

Conclusión

Alguma Coisa Assim cuenta algo que ya se conoce, algo que no es nuevo pero con una fórmula original. Recoge algunos de los atributos más artísticos del género como son la utilización de la música y la composición visual para dar mayor vehemencia en su mensaje. La energía que transmite el film corresponde con la importancia de querer mostrar los sentimientos de forma clara pero no básica, emocionar sin ir a lo lacrimógeno. Un camino afectivo que envuelve al espectador con una sintonía que deja el propio sentir a flor de piel. Una perspectiva cinematográfica que se introduce en las entrañas de la delicadeza y la sensibilidad del vivir.

CALIFICACIÓN: 7’5/10

Nuestra valoración
Valoración de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]

Comunicólogo por la UCM. Proyecto de director de cine. Como diría Elizabeth Taylor: “Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here