Almas en pena de Inisherin es la nueva película del dramaturgo y realizador británico Martin McDonagh, tras Tres anuncios a las afueras (2017). Un drama localizado en Irlanda y protagonizado por dos amigos que un buen día dejan de serlo por decisión inesperada de uno de ellos. Lo que provocará en el amigo rechazado, tristeza y un sinfín de intentos por recuperar la amistad perdida.

La cinta está protagonizada por Colin Farrell (La seducción) y Brendan Gleeson (Calvary). Almas en pena de Inisherin ganó en el pasado Festival de Venecia el reconocimiento al mejor guion y la Copa Volpi para Farrell. Además de diferentes galardones en el Círculo de Críticos de Nueva York o los National Board of Review. Sin olvidar las nominaciones que acumula a los Globos de Oro (8) o a los Critics Choice Awards (9). Su estreno en los cines españoles tendrá lugar el 3 de febrero de 2023. Puedes leer AQUÍ otra crítica realizada por Cinemagavia de esta película.



Almas en pena de Inisherin

Crítica de 'Almas en pena de Inisherin'

Ficha Técnica

Título: Almas en pena de Inisherin
Título original: The Banshees of Inisherin

Reparto:
Colin Farrell (Pádraic Súilleabháin)
Brendan Gleeson (Colm Doherty)
Kerry Condon (Siobhán Súilleabháin)
Barry Keoghan (Dominic Kearney)
Pat Shortt (Jonjo Devine)
David Pearse (Sacerdote)
Gary Lydon (Peadar Kearney)
Jon Kenny (Gerry)

Año: 2022
Duración: 114 min.
País: Reino Unido
Director: Martin McDonagh
Guion: Martin McDonagh
Fotografía: Ben Davis
Música: Carter Burwell
Género: Drama. Comedia
Distribuidor: Twentieth Century Studios España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Almas en pena de Inisherin'

Sinopsis

Ambientada en una isla remota frente a la costa occidental de Irlanda, Almas en pena de Inisherin cuenta la historia de dos amigos de toda la vida Pádraic (Colin Farrell) y Colm (Brendan Gleeson), que se encuentran en un callejón sin salida cuando Colm pone fin a su amistad de forma inesperada.

Un Pádraic en shock, ayudado por su hermana Siobhán (Kerry Condon) y Dominic (Barry Keoghan), el joven y problemático habitante de la isla, se esfuerza por recomponer la relación, negándose a aceptar un no por respuesta. Pero los repetidos intentos de Pádraic solo sirven para reforzar la determinación de su antiguo amigo y cuando Colm le da un desesperado ultimátum, los acontecimientos evolucionan muy rápidamente y con consecuencias impactantes. (Twentieth Century Studios España)

Dónde se puede ver la película en streaming



La amistad

Almas en pena de Inisherin resulta el regreso tras las cámaras de Martin McDonagh tras cinco años. Autor de cintas muy alabadas por crítica y público como Escondidos en Brujas (2008) o la ya mencionada Tres anuncios a las afueras (2017). En este caso, McDonagh adapta una de sus obras teatrales del mismo nombre. Una historia que forma parte de su trilogía irlandesa, ambientada en una ficticia isla en la costa de Galway, durante la primavera de 1923. Un momento en el que la Guerra Civil irlandesa estaba a punto de concluir.

La película Almas en pena de Inisherin vuelve a contar con dos de sus actores fetiche: Colin Farrell y Brendan Gleeson, quienes dan vida a dos amigos muy diferentes. Ya que Pádraic (Farrell) es un sencillo tipo muy apegado a sus animales, su hermana y su taberna, mentras que Colm (Gleeson) se presenta como alguien más cultivado, amante del violín y, como su amigo, de la cerveza negra. Dos amigos de tiempos inmemoriales que un buen día dejan de serlo, al decidir Colm cortar la relación. Lo que provocará un profundo malestar en Pádraic y un sinfín de intentos de éste por recuperar su amistad.

Almas en pena de Inisherin película
Copyright Twentieth Century Studios España

Lo absurdo del conflicto

Por lo que, una de las múltiples lecturas de la película Almas en pena de Inisherin puede ser la facilidad con la que damos por sentado ciertas cosas. Como en este caso una amistad o una apacible conversación alrededor de una mesa. De la noche a la mañana, sin ningún motivo aparente, Colm corta por lo sano y esta aparentemente sencilla decisión provocará inimaginables tensiones, ya que Colm amenazará a Pádraic con cortarse un dedo por cada vez que éste le dirija la palabra. Una decisión drástica que simboliza a la perfección el absurdo del conflicto.

Sin embargo, por muchos rechazos que encuentra Pádraic, él sigue aferrándose a su amistad. Una y otra vez lo intenta y una y otra vez resulta rechazado. Es por ello, que una se pregunta si alguien merece tantos esfuerzos. Si un amigo puede estar por encima de humillaciones y feos. Desde luego, para Pádraic lo está, por mucho que su hermana Siobhán (Kerry Condon) le advierta. Porque a pesar de su sencillez y plana conversación. Pádraic es un tipo agradable que cuida de los suyos y disfruta de las pequeñas cosas.

Un tipo que no tiene los aires de grandeza de Colm, pero que es amable. Una palabra, amable, que aquí se contrapondrá a la de inteligente. O sencillamente a la de frío y distante. En un choque de caracteres, entre dos hombres aquejados por la tradicional incapacidad masculina. Incapacidad para demostrar aprecio hacia aquellos que hacen menos solitaria nuestra existencia. Incapacidad para ver más allá de una pinta solitaria frente al frío mar irlandés.

Almas en pena de Inisherin
Copyright Twentieth Century Studios España

Menos es más

No obstante, por muchos temas que se aborden todo en Almas en pena de Inisherin es austero. Construyendo una gran película sobre la amistad, Irlanda o la soledad, a base de un excelente guion. Un guion que sin apenas mencionar el conflicto bélico, lo pincela con elegancia. Así como retrata temas tan relevantes como el ciclo de la vida, con apenas un puñado de personajes. Pero qué personajes. Colin Farrell está inmenso en su papel de un bondadoso y puro hombre de campo. Siempre creíble y alejado de sus papeles precedentes, consigue conmover.

Así como, Brendan Gleeson está magnífico en su a ratos demoledor rol como un tipo desnortado. Aquejado de una especie de acongojamiento vital, disfrazado de mordaz envalentonamiento. Todo ello en mitad de un paisaje sobrecogedor. Hermosísimo, pero apabullantemente solitario. Al que eleva a las alturas la banda sonora de Carter Burwell, así como la certera fotografía de Ben Davis. Quizás, personalmente, el tono se le esquina un poco a McDonagh con la decisión de Colm de amputarse los dedos. Aunque en general resulta mucho más mesurado que sus anteriores propuestas. Demostrando una gran hondura y sensibilidad.

Martin McDonagh
Copyright Twentieth Century Studios España

Conclusión 'Almas en pena de Inisherin'

En definitiva, Almas en pena de Inisherin es una magnífica película del brillante dramaturgo y realizador británico Martin McDonagh. Una cinta de gran hondura sobre la amistad masculina entre dos irlandeses, durante la primavera de 1923. Una relación que se romperá de la noche a la mañana, por la decisión de uno de los amigos. Y que provocará en el rechazado un sinfín de tristezas e intentos por recuperar a su amigo. Así como toda una serie de aciagas y desmedidas consecuencias.

Protagonizada por un colosal Colin Farrell y un siempre rotundo Brendan Gleeson. La película resulta una preciosa, amarga y triste reflexión sobre, ni más ni menos, que la vida. Con todas esas pequeñas cosas que no terminamos de disfrutar lo suficiente. Y un montón de conflictos que creamos de forma absurda y dolorosa. Cuando en nuestro interior todos no deseamos más que el cariño de otro ser humano con el que compartir alegrías y tristezas. Eso sí, con gran austeridad y demostrando que si un guion es bueno, sobra casi todo lo demás.

Reportaje de Almas en pena de Inisherin en Días de Cine

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM