Amaia Romero es una de las ganadoras más mediáticas de «Operación triunfo». La de Pamplona se convirtió en todo un referente para miles de jóvenes tras su éxito en el talent show de TVE. Por lo cual, no es extraño que Universal Music Spain junto a Vampire Films hayan realizado un documental sobre la creación de su primer disco, bajo el título de Amaia una vuelta al sol. Dirigido por Marc Pujolar, sigue la vida de la cantante durante un año, hasta el estreno de su disco «Pero no pasa nada». Con ello, se ve la transformación de la artista y lo que hay detrás de la figura que conoce el público de masas por la televisión. Se estrenó el pasado 1 de mayo en Amazon Prime Video.



Amaia una vuelta al sol

Crítica de ‘Amaia una vuelta al sol’

Ficha Técnica

Título: Amaia una vuelta al sol
Título original: Amaia una vuelta al sol

Año: 2020
Duración: 51 min
País: España
Dirección: Marc Pujolar
Género: Documental
Distribuidora: Amazon Prime Video

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Amaia una vuelta al sol’

Sinopsis de ‘Amaia una vuelta al sol’

Amaia una vuelta al sol es la historia compartida de Amaia Romero a través de sus experiencias y reflexiones por el proceso de creación de su primer disco (‘Pero no pasa nada’, 2019) y el desarrollo de una de gira de conciertos. Una búsqueda interior a lo largo de un año entero, que lleva a Amaia de Nueva York a Buenos Aires, mientras compagina sus estudios de piano con los retos y miedos de una nueva vida independiente en Barcelona para la joven artista.(AMAZON PRIME VIDEO).

Donde se puede ver el documental



Amaia una vuelta al sol
Foto de Amazon Prime Video

Cierre de una etapa

Amaia Romero se ha convertido en uno de los iconos juveniles más mediáticos en los últimos años, tras coronarse como la ganadora de «Operación Triunfo 2017». Tras distanciarse del éxito surgido en el programa de televisión, Marc Pujolar entra en el universo de la pamplonica durante la creación de su disco. Pese a contener material interesante sobre el debate de la fama y la exposición pública, Amaia una vuelta al sol no termina de encontrar una línea narrativa estructurada y se deja llevar por un batiburrillo de pensamientos y situaciones encontradas. De alguna forma, se pierde en dar forma a la historia que se plantea en el documental. Se dispersa ante una sucesión de declaraciones que, en muchas ocasiones, no quedan totalmente conexas. Por lo tanto, da una sensación de irregularidad en la manera de exponer el relato principal.

Esta problemática se resuelve de una forma discreta desde el principio de la segunda mitad, en donde se puede ver una mayor implicación sobre lo que hay detrás de la imagen de Amaia. Sin embargo, durante la primera parte se excede en poner el foco en momentos que no cuentan absolutamente nada y parece que solo hay una intención de hacer más liviana la historia. No obstante, el trasfondo de lo que se está contando tiene cierta calidad, por lo que no es tanto un problema del contenido, sino de cómo se ha expuesto. En consecuencia, el guion del documental pierde fuerza hasta consumirse en un final que deja la sensación de estar viendo una película casera. No hay que confundir familiaridad, cercanía y cotidianidad con el descuido y el barullo narrativo.

Foto de Amazon Prime Video

La verdad de Amaia

Uno de los atractivos de Amaia una vuelta al sol es su propia protagonista, Amaia Romero, la cual ha vivido una transformación ante los medios muy notoria. Con este documental se pretende que sea la propia artista la que explique las razones que le han llevado a esa metamorfosis. Lejos de aprovecharse de la imagen fabricada durante el programa de «OT», la de Pamplona expone sus sentimientos de una forma natural y orgánica, abriéndose para confesar las razones que le llevaron a buscar su propia voz. Asimismo, se puede ver las consecuencias de convertirse en un personaje televisivo y la presión de estar constantemente en el ojo público. Luego, Romero sabe mezclar ese ambiente más superficial, como ella misma lo califica, con la espontaneidad de su día a día y lo que realmente quiere decir al público.

Normalmente, en este tipo de proyectos, se tiende a dar una imagen políticamente correcta sobre la vida del artista, pero Romero consigue desvincularse de falsos mitos, como el famoso episodio de los pelos en las axilas, y explicar la creación de los fenómenos de masas. No obstante, es cierto que este documental está más cerca de una pieza publicitaria que de un aprovechamiento del género. Pese a hablar Amaia desde su interior, no hay una introspección demasiado profunda y da la sensación de realmente no conocer a la verdadera Amaia, solo su opinión de su imagen pública. De esta forma, entra en el círculo de la abstracción hacia su figura mediática y sigue sin atreverse a regalar más de su propio sentir. Con esto, no significa que tenga que hablar de su vida privada, sino que enseñe su propia inspiración sin tapujos y mostrando los claroscuros.

Foto de Amazon Prime Video

Artístico irregular

Con Amaia una vuelta al sol hay una intención artística que se hace demasiado predecible y que en su estética se ve totalmente forzada para intentar acercarla a la identidad de Amaia Romero. No obstante, lo que diferencia a la cantante de su documental, es que su estilo se realiza desde un prisma orgánico. A pesar de ello, en esta cinta se puede ver una creación excesivamente plástica. Por un lado, hay ciertas transiciones que no terminan de tener un sentido en la acción y tampoco a nivel expresivo, lo cual puede llegar a confundir al espectador. No obstante, las distintas versiones realizadas por la artista como intervalos son un goce y un acierto. Por esa razón, hay cierta divergencia y se echa en falta una mayor coherencia creativa. Hay demasiada purpurina ante un relato que pretende deshacerse de artilugios.

Sin embargo, el cuidado de la dirección fotográfica es notorio. Se puede ver un gran cuidado en cuanto a la forma de posicionar la cámara y buscar un mayor dinamismo a lo largo de la película. Es más, hay momentos que son realmente espléndidos y saben captar la esencia de la cantante. Por lo cual, durante el montaje se pierde esa frescura, a favor de una construcción llena de un colorido que no termina de comprenderse. Luego, a nivel musical es un regalo para los fans de la pamplonica. Pese a ello, hay una noción de no dar totalmente lugar a esa inmersión sonora. Además, la música, en este caso, es el aspecto visual y artístico más disfrutable y el que debería haberse llevado el foco. Como se puede ver, hay una serie de decisiones creativas que no llegan a encontrar su luz.

Amaia una vuelta al sol
Foto de Amazon Prime Video

Conclusión

Amaia una vuelta al sol es un documental correcto, que se pierde en su estructura tanto narrativa como visual. Sin embargo, se puede percibir calidad en el contenido, pero no en la forma de exponerlo. Luego, Amaia Romero tiene la oportunidad de alzar la voz y marcar su verdadera figura mediática. Aun así, todavía no arriesga en profundizar de una manera más certera en sí misma. A nivel técnico, hay una irregularidad que plantea un esquema creativo demasiado plástico y que diverge de la naturalidad de la artista. Por otra parte, la música es un buen leitmotiv, pero hubiera sido un acierto inundar el proyecto con este aspecto. Una metamorfosis pública de Amaia Romero, que rompe con su pasado mediático, aunque no termina de explorar su verdad y se queda en un plano exterior.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí