La incertidumbre sobre el devenir de las artes escénicas provocada por la pandemia de 2020 hizo que Julieta Gasroc y José (Putxa) Puchades Martínez se embarcaran en este proyecto que los acerca por primera vez al mundo del cine. Es un trabajo personalísimo, en el que asumen las riendas de dirección, guion y producción, además de participar en él como intérpretes. Con Anima, animae, animam nos ofrecen un cortometraje de género documental sobre el arte de las marionetas, al que llevan dedicándose largo tiempo. Les acompañan en el elenco Elena Lalucat, Jonathan Guisado, Pino Steiner, Ramón Ródenas, David Maqueda, Bruno Valls y Dora Cantero.

Anima, animae, animam ha obtenido el Premio al Mejor Documental en el Festival de Cortometrajes La Fila y fue nominado en la misma categoría en los Premios Fugaz.



Anima, animae, animam

Crítica de ‘Anima, animae, animam’

Ficha Técnica

Título: Anima, animae, animam
Título original: Anima, animae, animam

Reparto:
Elena Lalucat
Jonathan Guisado
Pino Steiner
Ramón Ródenas
David Maqueda
Bruno Valls
Julieta Gasroc
José Puchades (Putxa)
Dora Cantero

Año: 2021
Duración: 29 min.
País: España
Director: Julieta Gasroc, José (Putxa) Puchades Martínez
Guion: Julieta Gasroc, José Puchades (Putxa), David Maqueda, Marc Costa
Fotografía: Marc Costa
Música: Jean Du Voyage, Lisa Madsen, Rober Gonzalez, Arnaud Spicq, Daniel Lopez
Género: Documental
Productora: Zero en conducta Produccions S.L
Distribuidor: Selected Films Distribution
Sonido: Alba Vega, Jorge Da Rocha, David Maqueda
Montaje: Marc Costa
Arte: Amok Cor, Vicente Andreu

Tráiler de Anima, animae, animam

Sinopsis

Es un homenaje a las personas que dedicaron su vida a compartir su alma con seres que nunca la tuvieron. A quienes regalaron voz y vida a objetos que tenían mucho que decir. A contar historias recuperadas del olvido. Y a los titiriteros que por su profesión no podían ser enterradas en cementerios por ser consideradas seres sin alma.



Con el alma: Zero en conducta, Teatre del Moviment

José Antonio Puchades (Putxa) creó en 2011 la compañía teatral Zero en conducta, Teatre del Moviment dedicada a la exploración de las distintas facetas del teatro físico. Poco después se incorporó Julieta Gascón como co-directora y emprendieron un camino que se prolonga ya una década. Han llevado a los escenarios proyectos como “EH MAN HÉ”, La dernière danse de Brigitte, Trashhhhh!!!, Allegro ma non troppo y Nymio. Todas ellos son ejercicios de poesía visual llenos de magia y sensibilidad. Con Anima, animae, animam se acercan por primera vez al mundo del cine.

Anima, animae, animam
Copyright Selected Films Distribution

Para el alma: una premisa de largo recorrido

Anima, -ae es la palabra latina para designar el alma, ese elemento intangible que da vida al cuerpo material. Está relacionada ánemos, el término con que  los griegos denominaban al viento. En los mitos de la creación, el ser humano ha imaginado una y otra vez a una divinidad insuflando el hálito vital a pedazos de tierra y barro, como Prometeo o el dios del Antiguo Testamento. Al final de nuestra existencia, exhalamos nuestro último aliento, y, con él, el alma y nos volvemos, por tanto, inanimados.

En este sentido, Anima, animae, animam aborda una cuestión que ha sido tema central a lo largo de la historia en los debates teológicos y filosóficos. ¿Dónde se encuentra el alma? ¿Cuál es su naturaleza?  ¿Cuál es su destino? Y, sobre todo, ¿quiénes tienen eso que llamamos alma?

Julieta Gasroc
Copyright Selected Films Distribution

El alma: el latir de las cosas

Como una declaración de intenciones, Anima, animae, animam comienza con el latido artificial de un reloj, que va acompasándose con la música. A continuación nos lanza una pregunta: ¿están los objetos despojados de alma?

A lo largo de nueve piezas contemplamos cómo, gracias a la destreza de los actores, convertidos  en modernos demiurgos, los objetos cobran vida: respiran y bailan, recuerdan y aman. En cada cuadro se explora una técnica diferente, pero todas ellas, individualmente y en su conjunto, son sorprendentes, bellas y delicadas.

Una voz en off nos acompaña además ofreciéndonos una visión profundamente lírica del arte de los títeres y lanzándonos una cuestión final que nos interpela: ¿y si solo hay un alma que debemos compartir generosamente?

Anima, animae, animam
Copyright Selected Films Distribution

Conclusión de ‘Anima, animae, animam’

Anima, animae, animam ofrece un exquisito homenaje a las artes escénicas y a aquellos que ponen su alma para hacerlas posibles. Es una sorprendente y fascinante muestra de piezas en las que se entrelazan la danza, el mimo y, sobre todo, las marionetas. Una pequeña joya.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí