Ariaferma (2021) es una película de Leonardo di Costanzo. Director de La Intrusa y El Intervalo entre otros proyectos. Cuenta en su reparto con el gran Toni Servillo conocido por sus colaboraciones con Paolo Sorrentino, entre las que podemos destacar La Gran Belleza y Silvio y los Otros. Le da réplica Silvio Orlando al cual se le conoce por sus papeles en The Young Pope y The New Pope del ya citado Paolo Sorrentino. Estreno el 10 de diciembre en La 10 Mostra de Cinema Italià de Barcelona que se celebrará del 10 al 15 de diciembre de 2021 en los Cines Verdi de Barcelona.



Ariaferma

Crítica de 'Ariaferma'

Ficha Técnica

Título: Ariaferma
Título original: Ariaferma

Reparto:
Toni Servillo (Gaetano Gargiuolo)
Silvio Orlando (Carmine Lagiola)
Fabrizio Ferracane (Franco Coletti)
Salvatore Striano (Cacace)
Roberto De Francesco (Buonocore)

Año: 2021
Duración: 117 min
País: Italia
Dirección: Leonardo di Costanzo
Guion: Leonardo di Costanzo
Música: Pasquale Scialo
Fotografía: Luca Bigazzi
Género: Drama
Distribuidora: Alfa Pictures

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de 'Ariaferma'

Sinopsis de 'Ariaferma'

En un lugar inaccesible del territorio italiano, una antigua cárcel del siglo XIX está en proceso de ser desalojada, cuando la burocracia se interpone. Junto con un puñado de oficiales, una docena de prisioneros se quedan atrás en una burbuja suspendida donde las reglas se vuelven confusas y se forman nuevas relaciones. (Alfa Pictures)

Dónde se puede ver la película



Ariaferma
Foto de Vision Distribution

Planteamiento y ubicación

Debido a una serie de cuestiones burocráticas, el traslado de un grupo de presos de una antigua prisión se demora. Esta prisión se yergue no solo como escenario sino como metáfora viviente de la situación en la que viven los personajes.

Se trata de un edificio vetusto, frío y nada óptimo. Los prisioneros y los guardias ansían el dichoso traslado. Pero mientras las lentas ruedas de la burocracia consiguen terminar el procedimiento administrativo, presos y guardianes se encuentran en una situación insólita.

Leonardo di Costanzo
Foto de Vision Distribution

Humanizando al otro

La relación entre presos y carceleros es de puro trámite. Cada uno conoce su papel y las fronteras están estrictamente marcadas. Sin embargo, estas fronteras se sustentan en tanto y en cuanto las condiciones materiales sean propicias a ello. Por eso al producirse el traslado de presos y reducirse el número de estos, así como el número de guardias y sus medios al alcance, las fronteras empiezan a resquebrajarse.

El cambio de rutina supone también un cambio de realidad y a pesar de los crímenes realizados. Las barreras humanas se diluyen y la empatía comienza a crear nuevos lazos. Esto será de especial relevancia para los personajes de Servillo y Orlando, pues ambos son las dos caras de la misma moneda.

Ambos se encuentran en el otoño de sus vidas, hastiados por sus circunstancias y encuentran más empatía en el trato con su homólogo que en los respectivos grupos a los que pertenecen.

Leonardo di Costanzo
Foto de Vision Distribution

El ritmo

Ariaferma, al igual que muchos trámites burocráticos, tiene un ritmo lento y pausado. Esto es especialmente interesante a la hora de plantear las relaciones entre presos y carceleros. Ya que la especial disfuncionalidad de la cárcel en los eventos de la película, difumina también el tempo de esta.

La cárcel se antoja como un espacio casi onírico y las penas de presidio pasan a ser una suerte de campamento de verano. Es especialmente interesante que en ningún momento se revele en qué punto de Italia está ubicada la prisión

Este ritmo lleva también a la profundidad de las relaciones entre personajes y como se van diluyendo los roles sociales establecidos por el microcosmos que resulta ser el presidio donde se ambienta la cinta.

Ariaferma
Foto de Vision Distribution

Conclusión

Finalmente, Ariaferma resulta una película un tanto densa. Lo pausado de los ritmos de la película afecta bastante al desarrollo de la cinta. Al final el drama humano es lo que más pesa. Si bien en algún momento concreto se echa en falta alguna situación de comedia, que aunque las hay, deseas que sean más abundantes.

Lo más destacable sin duda son las dos actuaciones protagonistas, en papeles llenos de melancolía y que están resueltos con bastante buen oficio y calidad actoral.  La cinta en sí misma no encierra particularmente muchos giros de guion, pues simplemente resulta la espera de la resolución de unos trámites burocráticos y el tedio que supone realizar dicha espera. No obstante es una apuesta interesante por un cine más pausado y un drama presidiario con intención bastante humanizadora y que aboga por el entendimiento.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí