Babylon Berlin es una producción alemana en la que han colaborado la televisión pública germana, Sky Deutschland, y las productoras X Creative Pool y Beta Film. Dotada de un ingente presupuesto de 40 millones de euros, la  serie nos sitúa en la Alemania de entreguerras. No faltarán los crímenes, las conspiraciones políticas y una minuciosa reproducción de la época. Se basa en las novelas de Volker Kutscher. En España se pueden ver en Movistar las dos temporadas de las que consta la serie hasta el momento. 



Crítica de ‘Babylon Berlin’

Babylon Berlin

Ficha Técnica

Título: Babylon Berlin
Título original: Babylon Berlin

Reparto:
Volker Bruch (Gereon Rath)
Liv Lisa Fries (Charlotte Ritter)
Peter Kurth (Bruno Wolter)
Matthias Brandt (August Benda)

Año: 2017
Duración:
45 minutos
País: Alemania
Dirección: Tom Tykwer
Guion: Tom Tykwer, Achim von Borries, Henk Handloegten, Volker Kutscher 
Fotografía: Bernd Fischer, Frank Griebe, Philipp Haberlandt
Música: Johnny Klimek, Tom Tykwer
Género: Drama. Crimen

Distribuidora: Movistar Plus

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘Babylon Berlin

Sinopsis de ‘Babylon Berlin

La capital alemana se sitúa como la gran metrópolis de la expresión y la libertad. La ciudad más moderna y viva de una Europa en plena efervescencia que, sin embargo, se tambalea al borde de un cambio inminente. En mitad de esta tensa calma se encuentra Gereon Rath, un detective de la policía de Colonia que acaba de incorporarse a la unidad de antivicio y costumbres de Berlín, localizada en el monumental cuartel general de la policía, para investigar el caso de una red de pornografía relacionado con la mafia rusa.



Bienvenidos a la República de Weimar

Gereon Rath (Volker Bruch) es un inspector de policía de Colonia que se incorpora al departamento de costumbres de Berlín (antivicio) para investigar una red de pornografía controlada por la mafia rusa. Sin embargo, tirando del hilo, detrás de esta organización criminal hay ramificaciones políticas de amplio calado. Además, el mismo inspector Rath tendrá sus propios motivos personales. Su compañero es Bruno Wolter (Peter Kurth), un policía más bien hosco y algo cínico que camina en el límite de lo moral.

Charlotte Ritter (Liv Lisa Fries), por su parte, es una joven de familia muy humilde que ha de ganarse la vida, y la de su parentela, haciendo trabajos de oficina para la policía y ejerciendo de prostituta en el cabaret Moka Efti. Tiene como propósito llegar a ser la primera mujer inspectora de homicidios de la policía de Berlín. Su tesón hará que se encuentre en el camino del inspector Rath.

Todos se mueven dentro del confuso y apasionante (que no pacífico y próspero) mundo de la Alemania de entreguerras,  periodo de la República de Weimar, donde la despreocupación y el aire de libertad de los cabaret se mezclan con fuertes tensiones sociales que a larga acabarán incubando el huevo de la serpiente del nazismo.

Babylon Berlin
Copyright Frédéric Batier/X Filme

Ambientes diversos

Uno de los aciertos Babylon Berlin es la precisión con que se recogen los grandes contrastes que encerraba dentro de sí la República de Weimar. La acción nos lleva desde elegantes y enormemente sofisticados cabarets a míseras viviendas plenas de suciedad y familias hacinadas. Dentro de los primeros, un lugar que aparece recurrentemente es el Moka Efti; un cabaret suntuoso donde se concitan alegremente toda clase de vicios y que tendrá un lugar destacado en la investigación. De hecho, los pasos de Gereon, Charlotte y Bruno se unen aquí.

La otra cara de la moneda son los barrios más humildes y menesterosos de Berlín. Las viviendas son miserables y sucias, y familias enteras han de vivir en un exiguo espacio. Charlotte reside aquí y trata de salir adelante como puede. Es un acierto esta mezcla de ambientes, reflejo de la difícil situación económica de Alemania de los años veinte, y que daría lugar a unas alarmantes cifras de paro e inflación. En cualquier caso, tanto uno como otro ambiente están diseñados de forma precisa, lujosa y vistosa, siendo precisamente la ambientación uno de los puntos fuertes de Babylon Berlín.

Babylon Berlin
Copyright Frédéric Batier/X Filme

Confusión política

Babylon Berlin presenta también con acierto la problemática y confusa situación política de esta época en Alemania. Encontramos grupos troskistas que tratan de recabar fondos de manera poco convencional (parte de la investigación proviene de ahí), de agentes soviéticos estalinistas tratando de apresar a lo anteriores, burgueses prusianos que nunca llegaron a aceptar la democracia parlamentaria y, sobre todo, grupos paramilitares que en connivencia con algunas miembros del ejército alemán pretenden restaurar al káiser en el trono. Finalmente, el partido nazi hará acto de presencia como fruto de su preocupante ascenso.

Babylon Berlin tiene el inconveniente de que para acabar de entender esta faceta se ha de tener cierto conocimiento de la historia de este período de Alemania. Si bien es una serie ambiciosa que también está pensada para su paseo por las televisiones del mundo, es inevitable que haya algunos matices particulares que se entienden mejor en el país germano. Cabe mencionar también el efecto traumático entre los alemanes del todavía reciente Tratado de Versalles, y que supuso cuantiosas pérdida territoriales, una gran desmilitarización y unas elevadas reparaciones de guerra.

Una serie que va a más

La primera temporada de Babylon Berlin apunta buenas maneras pero es demasiado irregular como para ser satisfactoria. Pretende apuntar en muchos direcciones, pero al coste de no acertar plenamente en el blanco. A la historia le falta coherencia y va como a trompicones, saltando de una trama a otra e introduciendo una maraña de personajes sobrantes que entorpecen la narrativa. De todos modos lo que nos hace seguir adelante es la soberbia factura y el reflejo de una etapa que tiene el extraño encanto de la decadencia. Las actuaciones, en general, son aceptables. Volker Bruch aporta al agente Rath una sobriedad misteriosa, Peter Kurth queda bien cómo policía cínico y algo desagradable, y como nota destacable la frescura y carisma de Liv Lisa Fries como Charlotte.

La segunda temporada mejora. Y mucho. La trama deja de dispersarse y se centra en ser un muy buen thriller político, bien definido y bastante emocionante. Los eventos tienen más empaque y pondrán a los personajes, y a los espectadores, al límite. Algunos giros son realmente sorprendentes y el interés va subiendo en franca progresión hasta un estupendo final. Tom Tykwer (director de películas como Corre, lola corre, o El perfume) se esmera en su labor de codirector y coguionista con magníficos resultados.

Waléra Kanischtscheff, Volker Bruch
Copyright Frédéric Batier/X Filme

Conclusión de Babylon Berlin

Babylon Berlin tiene a su favor una fastuosa puesta en escena y una gran dirección artística. La primera temporada es muy irregular en lo narrativo, llegando a ser algo confusa y no del todo fluida. La recompensa vendrá en la forma de una estupenda segunda temporada, mucho más centrada y emocionante que, seguramente gustará, a los aficionados de las series históricas salpimentadas con buenas dosis de intriga. A su modo Babylon Berlin es la confirmación de la buena forma de la ficción alemana; no hay más recordar títulos recientes como «Hijos del Tercer Reich», «Dark» o «Deutschland 83». En cualquier caso merece la pena estar expectantes ante una tercera temporada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí