Ante el cese deportivo provocado por el coronavirus, los futboleros tenemos que indagar en nuevas fórmulas para obtener nuestra dosis diaria de balompié. En Netflix podemos encontrar Becoming Champions, una serie documental que repasa la historia de los países campeones del Mundial de fútbol. Con la dirección de Fernando Kalife y una producción mexicana, 8 de los 9 episodios que componen la serie repasan a cada país campeón del mundo, con un episodio final que hace un dibujo general de todo lo visto en los anteriores episodios.

La historia nos es contada a través de un narrador, imágenes, vídeos de archivo y especialmente, por los deportistas, entrenadores, periodistas, historiadores… de cada país campeón del mundo. La serie se centra, como es obvio, en el fútbol, pero también traza retratos sociales e históricos de los distintos países, que nos hacen entender el sentir popular y cultural de cada sociedad. 

El gran pero de la serie documental Becoming Champions, es lo repetitivo de algunas escenas. Parece faltar material, ya que se repiten muchos archivos a lo largo de la serie, y vemos imágenes o declaraciones repetidas más de 3 veces durante toda la serie documental. También leí muchas críticas acerca de que en algunos países (como Inglaterra) se omiten muchísimos años. Pero es entendible. Al fin y al cabo, la serie cuenta con episodios que intentan adaptarse a un tiempo (40 minutos-1 hora), por lo que tienen que acomodarse a la historia de cada país. De hecho, se adaptan bastante bien. En ningún momentos se hace pesada la serie.



Becoming Champions

Crítica de ‘Becoming Champions’

Ficha Técnica

Título: Becoming Champions
Título original: Becoming Champions

Reparto:

Año: 2018
Duración: 50 min.
País: México
Director: Fernando Kalife
Guion: Fernando Kalife
Fotografía: —-
Música: —–
Género: Documental
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

9 episodios. Las historias detrás de los atletas y países que se consagraron campeones del mundo.

Donde ver el documental



Analizaré 1 a 1 cada país tratado en el documental Becoming Champions, y por tanto, cada capítulo de la serie (el último capítulo es un resumen de lo visto anteriormente):

URUGUAY (Campeones en 1930 y 1950)

Es un hecho que todo amante del fútbol siente admiración por la relación de Uruguay con los Mundiales. Una población tan pequeña (apenas 3 millones y medio de habitantes), siendo campeona del mundo. 

En la serie muestran a Uruguay como David contra Goliat. Especialmente en Maracaná (1950), y el logro de su segundo Mundial. Se decía que era un Mundial hecho para que Brasil ganara, y Uruguay, un país que mucha gente ni tan siquiera conocía, silenció Maracaná, perpetrando una de las remontadas más memorables del fútbol, y ganando el partido 1-2. 

El gen ganador uruguayo, el espíritu charrúa (que en Uruguay hace referencia al espíritu guerrero). La exigencia, que en algunos casos llega a ser desmedida. 

Nombraré a tres personajes relevantes de la historia futbolística uruguaya, y sobre los que  la serie Becoming Champions hace especial incidencia: Obdulio Varela (capitán del Maracanazo), Enzo Francescoli y Diego Forlán.

Con la llegada de Tabárez, actual seleccionador, la serie se centra en el trabajo que se hace desde abajo con los más jóvenes. Y el Mundial de 2010, en el que un nefasto arbitraje privó a una generación única (Luis Suárez, Cavani, Godín, Muslera…) comandada por Diego Forlán, de llegar a la final del Mundial frente a España.

Como último apunte, Uruguay es el combinado con más Copas Américas, en un continente con selecciones de la envergadura de Brasil, Argentina… Casi nada.

Becoming Champions
Foto de Wikipedia

ITALIA (Campeones en 1934, 1938, 1982, 2006)

Ante grandes críticas, grandes victorias. Así son los italianos. Un equipo pragmático, al estilo maquiavélico. 

Con Mussolini y el fascismo, el fútbol se convirtió en una carta de presentación para Italia. Por tanto, vemos la preponderancia del fútbol en la Italia desde hace mucho tiempo. Por eso esas victorias tan tempraneras en el 34 y 38. 

El documental Becoming Champions se centra mucho en el Mundial del 82. El equipo italiano con jugadores como Dino Zoff, Paolo Rossi, Tardelli.. logró ese Mundial teniendo en contra a su propio país, cuyas críticas hacia el combinado nacional eran severas. Paolo Rossi venía de ser muy criticado, y abrió el marcador en una final que ganarían a los alemanes. El espíritu italiano, que como dije anteriormente, ante las adversidades se crece. 

También se hace referencia al Mundial de 1990, en el que el combinado azzurro cayó contra la Argentina de Maradona en San Paolo. El famoso partido de Maradona jugando en su casa (San Paolo) con medio estadio a su favor y medio en contra.

La figura de Roberto Baggio también tiene su momento. Considerado por muchos el más grande de la historia italiana. Jamás ganó un Mundial. 

Y de nuevo en 2006, nadie daba un duro por Italia, y acabó ganando la Copa del Mundo. Con una generación única: Buffon, Gattuso, Pirlo, CannavaroActualmente son años duros para una Italia que vivió una catástrofe no clasificándose para el Mundial de 2018. Algo inadmisible para los tetracampeones del mundo. 

Becoming Champions
Mundial de futbol España 1982

ALEMANIA  (Campeones en 1954, 1974, 1990, 2014)

Considerada por sus rivales como la selección más fuerte, debido a su disciplina y orden táctico. No es un combinado de individualidades (como muchas veces han sido Brasil o Argentina) Son equipos donde el colectivo prima por encima de todo

Tras la Segunda Guerra Mundial, y la vergüenza del nazismo, fueron años duros para Alemania y por supuesto, para el fútbol alemán. Revivieron contra Hungría, en el catalogado como Milagro de Berna, en el que contra todo pronóstico, Alemania Occidental derrotó a Hungría por 3-2 y se convirtió en campeona del Mundo por primera vez en su historia.

En 1974 y tras unos años de nuevo difíciles para el combinado teutón, ganaron a la Holanda de Cruyff, a la naranja mecánica. Al igual que la Hungría de 20 años atrás, la selección favorita (Holanda) cayó en manos de los alemanesEsa Alemania ya contaba con grandes nombres, como Beckenbauer o Gerd Müller.

En el 86 perdieron el Mundial contra la Argentina de Maradona, pero ya se iba fraguando el espíritu que les llevaría a ganar el Mundial del 90. Ya sin Guerra Fría, ni muro de por medio, Alemania se hizo más fuerte y ganó. Y ganó en la final a la Argentina de Maradona. Se cobraron la revancha. Lothar Matthaus estuvo en esa final como uno de los líderes del equipo alemán. 

A partir de esos años, y especialmente en 2002, Alemania empezó a enfocarse en los jóvenes talentos, formando grandes jugadores de raíz. Tuvo sus frutos en el Mundial de 2006, con Lahm, Podolski, Schweinsteiger… Y todo esto con Joachim Löw como entrenador, una de las mejores apuestas alemanas, y uno de los mejores técnicos de selecciones que se recuerdan en los últimos tiempos. 

A la generación de los Lahm, se unieron jugadores como Neuer, Thomas Müller, Özil… que consumaron la victoria en el Mundial de 2014 frente a la Argentina de Messi. Mundial que todo el mundo recordará especialmente por el 1-7 a Brasil en el Estadio Mineirão.

Becoming Champions

BRASIL (Campeones en 1958, 1962, 1970, 1994, 2002)

La selección más laureada y mágica de la historia del fútbol. Con la mítica generación de Pelé. Un equipo compacto, lejos de ser un equipo de individualidades, como actualmente es, con la figura de Neymar como faro absoluto, y toda la responsabilidad sobre él. La generación de Pelé es la que da a Brasil esa etiqueta de ser el mejor combinado de la historiaY es curioso, ya que en Brasil fue uno de los países de la zona en que al fútbol le costó más arrancar. Pero pronto adquirió arraigo y grandes combinados florecieron. 

En 1950 parecían los grandes favoritos y cayeron contra Uruguay. Había mucha mística acerca de esta selección brasileña. Para resarcirse de la dura derrota del 50, en el 58 de la mano de Garrincha y un jovencísimo Pelé, ganaron el Mundial frente a Suecia. Nacía la leyenda Pelé

En 1962 Pelé se lesionó, pero aun así ganaron el Mundial de nuevo. El rival fue Checoslovaquia. Y ya en 1970, de nuevo con Pelé a la cabeza, 12 años después de su primer Mundial, y con jugadores de la talla de Rivelino, Carlos Alberto… volvieron a coronarse. El equipo fue tácticamente superior que en sus dos anteriores Mundiales, y barrieron a Italia (4-1). Es importante resaltar esto último, porque en Brasil nunca se le ha concedido mucho peso a la táctica y defensa. Siempre ha sido un equipo que sin balón ha sufrido más de la cuenta

En el 82 vuelve a surgir otra generación increíble, con jugadores de la talla de Zico, Falcão, Sócrates… pero faltaba equilibrio. Equipos descompensados. En el 94, tras 24 sin ganar un Mundial, el equipo vuelve a retomar más orden táctico, y con jugadores de la talla de Romario, Bebeto o Mauro Silva vuelven a triunfar

En el 98 con los Dunga, Ronaldo, Rivaldo, Leonardo… fracasan. Pero parte de esa generación se rehace en 2002, sumando a estrellas como Ronaldinho. Ganan a la Alemania de Khan en la final 0-2.

En 2014 y organizando ellos el Mundial, el peso de hacer un buen papel recae en un jovencísimo Neymar que acabó lesionado y viendo como el rodillo alemán destrozó (1-7) a una Brasil que desfallecía agónicamente. De nuevo, el equilibrio de Brasil era inexistente. Un elenco de grandes individualidades sin saber cómo y a qué jugar. 

Becoming Champions

INGLATERRA (Campeones en 1966)

Los creadores del fútbol quizás sean la selección más pobre futbolísticamente hablando de la serie Becoming Champions. Nunca han dado la impresión de ser un combinado lo suficientemente fuerte.  

La serie se centra especialmente en el año 1966, cuando ganaron su único Mundial. Con jugadores de la talla de Gordon Banks, Nobby Stiles, Bobby Charlton o Bobby Moore. Y al mando Alf Ramsey. Una de las figuras más importantes de la historia del fútbol inglés en los banquillos. Un Mundial de 1966 que se ganó con muchísima polémica. Goles fantasma, partidos con arbitraje dudoso… 

La realidad es que Inglaterra ha sido muy decepcionante en los Mundiales. Llegando en muchos de ellos a ni tan siquiera clasificarse (1974, 1978, 1994). En la serie Becoming Champions, intentan encontrar el por qué de tanta pobreza futbolística nacional. Se habla del carácter prepotente inglés, de lo dura de su liga y el poco incentivo de los jóvenes ingleses…

También, como no puede ser de otra manera, se habla de las Malvinas y el famoso partido contra Argentina en el 86. La dura rivalidad con los Argentinos aún hoy por las Malvinas. En el apartado de Argentina trataremos más este Mundial y este partido. Unos penaltis nos privaron en el 90 de una final Argentina vs Inglaterra. Maradona de nuevo contra los ingleses. 

En los últimos tiempos, tenemos generaciones como la de Beckham, Lampard, Gerrard, Rooney… grandes estrellas, que nunca llegaron a nada con la selección. O el mítico debate, ¿por qué Gerrard y Lampard no se entendieron? De nuevo, una generación decepcionante. 

Becoming Champions
© El Pais

ARGENTINA (Campeones en 1978, 1986)

Es el documental de Becoming Champions que probablemente se centre en más cuestiones extradeportivas, como la dictadura de Videla o las Malvinas

Hasta finales de los 70, el fútbol Argentino en los Mundiales era pobre. Se recuerda el polémico partido del 66 contra los ingleses, pero no sería hasta el 74 con Menotti que el fútbol argentino pasó a ser un fútbol mucho más técnico. En 1978 en Argentina se jugó el Mundial de la dictadura (por el presidente Videla), ganado por la Argentina de Menotti, con grandes jugadores como Passarella o Kempes.

Con la ida de Menotti llegó Bilardo, y especialmente Maradona, que en el Mundial de México 86 y con el recuerdo de las Malvinas, protagonizó la mano de Dios y el gol imposible ante los propios ingleses. La revancha por la guerra frente a Inglaterra. La final frente a Alemania se ganó con gol de Burruchaga (3-2)También para el recuerdo el Mundial del 90, con el mítico Italia vs Argentina en San Paolo. Y la derrota Argentina contra Alemania en la final.

En el 94 se juntó una generación increíble con Simeone, Redondo, Batistuta y el propio Maradona en el ocaso de su carrera. Pero el doping de este último hizo que todo se acabara. 

Maradona volvió en 2010, pero esta vez a los banquillos. Argentina fue barrida por Alemania. Y en 2014, con otra talentosa generación conformada por los Di María, Agüero, Higuaín, Mascherano… liderada por Leo Messi, se pierde. Faltó suerte. La que se tuvo en el 86. 

Significativo es que en el documental se habla poco de Leo Messi y su figura. Tampoco se hace mención a Di Stéfano, por su no participación en Copas Mundiales. 

Becoming Champions

FRANCIA (Campeones en 1998, 2018)

Francia probablemente de toda la serie documental Becoming Champions, sea el país menos futbolero históricamente. El ciclismo siempre fue más dominante. Aun así, en el fútbol ha tenido grandes nombres a lo largo de la historia, como Raymond Kopa, Platini o Zidane… 

Otro aspecto que se quiere dejar muy claro tanto de Francia como de la selección es la multiculturalidad. El Mundial de 1998 lo ganaron con un 50% de jugadores extranjeros de origen. La Francia blanca-negra-árabe que muchos denominaban.

La sequía histórica de Francia no empezó a revertirse hasta que se empezó a trabajar más a los jóvenes. Y de ahí surgió una gran generación de jugadores autóctonos entre los años 70-80, como los Platini, Lacombe o Battiston… Llegando a ganar el campeonato europeo de selecciones al combinado español en el 84. 

Pero sin duda, el gran año para los franceses fue el del Mundial del 98, que ellos mismos organizaron. Con jugadores de la talla de Henry, Zidane, Deschamps, ThuramSe ganó el Mundial en una época en la que la extrema derecha de Le Pen ascendía al parlamento regional de Provence-Alpes-Côte d’Azur mientras la selección cada vez era más multicultural. La semifinal con doblete de Thuram contra una Croacia guerrera. Y una final contra la Brasil de un Ronaldo en horas bajas que sucumbe 3-0 contra una Francia apabullante

En 2006 se volvería a llegar a la final contra Italia. Con el famoso cabezazo de Zidane a Materazzi. Francia perdería por penaltis. En la elaboración de la serie Becoming Champions no se llegó al Mundial de 2018. Mundial que como es sabido ganó Francia con total rotundidad.

Becoming Champions
© Marca

ESPAÑA (Campeones en 2010)

Igual que Francia o Inglaterra, parecía que España tenía casi imposible ganar un Mundial. E igual que Italia con Mussolini, aquí el fútbol sirvió como método de propaganda del franquismo y como forma de sacar pecho por los éxitos deportivos

Con la muerte de Franco y el Mundial del 82 organizado por España, se pretendió dar una imagen aperturista. Una España que además se encontró con una generación proveniente del Real Madrid increíble, conformada por la famosa Quinta del Buitre con Butragueño a la cabeza. Pero esa generación no ganó nada. 

Hasta que la figura de Cruyff entra en escena y su forma de entender el fútbol que potenciaría en un futuro a jugadores como Xavi e Iniesta, incompatibles con el fútbol físico que reinaba por aquella época. Hasta entonces se sucedieron muchos años en los que España parecía incapaz de pasar de cuartos de final. O Mundiales como el de 2002 en el cual los árbitros se posicionaron deliberadamente a favor del anfitrión. 

Con la llegada de Luis Aragonés y el aroma Cruyff instaurado, el combinado nacional adquirió un estilo inigualable, que arrasó en la Eurocopa de 2008 con un gran juego. El Mundial de 2010 estuvo a cargo de un continuador de Luis Aragonés, Vicente Del Bosque, que entendió que piezas no tocar y cómo potenciar aún más a un equipo triunfador. España acabó ganando a una Holanda muy física, que jugó de forma agresiva, y que estuvo a punto de llevarse el partido en más de una acción. Pero esa generación de los Xavi, Iniesta, Casillas, Villa, Piqué y compañía estaba destinada a ganar ese Mundial…

En el Mundial de 2014, el equipo no evolucionó y le pasó factura con una eliminación prematura en fase grupos.

España

Conclusión de Becoming Champions

La serie Becoming Champions no se hace pesada, y si quieres conocer algo más de fútbol o refrescar la memoria, viene bien. Su mayor defecto es que parece contar con poco archivo y se vuelve muy repetitivo en ocasiones. Por lo demás, muy recomendable. En las épocas de escasez de fútbol, una serie como Becoming Champions es una bendición.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí