Creación Guiones

Benediction es una película dirigida por el director inglés Terence Davies. Creador de obras como ‘La casa de la alegría’ (2000), ‘The Deep Blue Sea’ (2011), ‘Sunset Song’ (2015) o su última película ‘Historia de una pasión’ (2016), que también fue seleccionada por el Festival de Cine de San Sebastián. Su preestreno tuvo lugar en el Festival de Toronto y está presente en la Sección Oficial de la 69 edición del Festival de Cine de San Sebastián. Protagonizada por Jack Lowden, Simon Russell Beale, Peter Capaldi, Jeremy Irvine y Kate Phillips, entre otros. Ha sido producida por Emu Films, Creative England, M.Y.R.A. Entertainment, Bankside Films, BBC Films y British Film Institute.



Benediction

Crítica de 'Benediction'

Ficha Técnica

Título: Benediction
Título original: Benediction

Reparto:
Jack Lowden (Joven Siegfried Sassoon)
Simon Russell Beale
Peter Capaldi (Siegfried Sassoon)
Jeremy Irvine (Ivor Novello)
Kate Phillips
Gemma Jones
Ben Daniels (Dr. Rivers)
Geraldine James
Joanna Bacon (Señora Sybil Colefax)
Anton Lesser
Lia Williams
Thom Ashley (Hamo Sassoon)
Kellie Shirley (Niña cantando)

Año: 2021
Duración: 137 min.
País: Reino Unido
Director: Terence Davies
Guion: Terence Davies
Fotografía: Nicola Daley
Música: Benjamin Woodgates
Género: Drama. Biográfico
Distribuidor: Festival Films

Filmaffinity

IMDB

Clip de Benediction

Sinopsis

Siegfried Sassoon fue un hombre complejo que sobrevivió a los horrores de combatir en la I Guerra Mundial y fue condecorado por su valentía, pero a su regreso se convirtió en un firme crítico de la continuación de la guerra por parte de su gobierno. Su poesía se inspiró en sus experiencias en el frente occidental y terminó siendo uno de los principales poetas de guerra de la época. Idolatrado por aristócratas y estrellas del mundo literario y escénico londinense, mantuvo relaciones con varios hombres mientras intentaba aceptar su homosexualidad.

Al mismo tiempo, roto por el horror de la guerra, hizo de su viaje vital una búsqueda de la salvación, tratando de hallarla en la conformidad del matrimonio y la religión. Su historia es la de un hombre atribulado en un mundo fracturado que busca la paz y la aceptación de sí mismo, algo tan vigente entonces como en el mundo actual. (Festival Films)



Vuelta a los orígenes

Benediction nos adentra en la vida de Siegfried Sassoon, poeta británico que vivió los horrores de la Primera Guerra Mundial. De vuelta a su hogar criticó la actuación del Estado Mayor y luchó contra sus propios demonios, ya que le costó aceptar su homosexualidad desde joven. En esta mirada al pasado con ciertos celos de su juventud reconoce sus errores y se redime de sus pecados. Una cinta con muchas capas, pero bastante deficiente en su ejecución, se aleja del biopic, pero se acerca a lo monótono.

Terence Davies vuelve a dirigir y relatarnos los tormentos de este poeta británico de la posguerra, que trata de superar sus traumas, aceptar su homosexualidad a través de una mirada de añoranza de tiempos pasados. Un personaje complejo, cuyos versos nos dejan boquiabiertos durante toda la obra, vertebrada en torno a los textos, y una voz en off que nos va guiando por los distintos sucesos de su vida.

Benediction refleja la melancolía de un escritor que se ha hecho mayor y no es capaz de exorcizar sus miedos de la guerra. Esta historia nos muestra a las nuevas generaciones el terror de la guerra y como tras ella se puede llegar a crear belleza. Una belleza materializada en un entorno elitista prominentemente homosexual, con una mirada demasiado pedante de lo que fue la realidad de estos personajes.

Benediction

Aristocracia artística

Benediction está construida en torno a la vida del personaje en la actualidad y en la juventud, vamos variando entre ambas líneas narrativas conociendo cada vez más detalles de nuestro protagonista. Los cambios de tiempo están ilustrados con unos fundidos encadenados espantosos, que nos sitúan en otro espacio y otro tiempo sin haber comprendido el arco dramático de Siegfried Sassoon, mostrando el abismo que existe entre ambos.

La temática interesa por sí sola, pero el mayor fallo de esta obra es su dirección, que se asienta bajo pilares teatrales, con una planificación demasiado plana. Los mayores errores en los que cae Terence Davies son en el movimiento teatralizado de los personajes con ciertos toques caricaturescos, la horrorosa dirección de fotografía, basada en esquemas de luces sin interés y la creación de decorados.

Benediction cuenta con actores notables, pero que no acaban de estar bien dirigidos, parando para hablar y realizando movimientos robóticos, más allá de la solemnidad que pudiera existir en la aristocracia de la época. Estropea una cinta que nos interesa por la ilustración de la homosexualidad tras la posguerra.

Benediction

Conclusión de ‘Benediction’

Benediction es la última película de Terence Davies. El director británico emplea un ritmo excesivamente pausado para mostrar la vida de un innovador poeta. Si bien es cierto que innova en forma al incluir imágenes de archivo y el relato poético de los hechos, la dirección de actores deja mucho que desear por su teatralidad, tirando por la borda todo lo que ha conseguido.

Benediction muestra la interesante vida de los artistas de la época, muchos de ellos enviados a la guerra durante los inicios del siglo XX. A su vez, podemos admirar el intento de integrar elementos que rompan con la narrativa visual de los biopics, que por norma general está anclada a unos cánones estéticos muy concretos. Una cinta interesante por su tema, pero soporífera en su plasmación final.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí