Boi neon es la película de 101 minutos realizada en 2015 por el artista visual y director brasileño Gabriel Mascaro. Coproducción brasileña, uruguaya y holandesa que trata sobre Iremar, un vaquero con vocación de diseñador de ropa y sus relaciones con sus compañeros de trabajo.

Ha recibido desde el año 2015 los siguientes premios: Festival de Venecia  (Sección Horizontes) el Premio Especial del Jurado, Festival de Toronto (Premio Especial), Festival de Marrakech (Mejor Dirección), Festival de Lima (Mejor Fotografía), Festival de Cartagena (Mejor Película), Festival de la Habana (Premio Especial del Jurado), Festival de Río de Janeiro (Mejor Película, Guión, Fotografía y Actriz Secundaria). Festival de Transilvania (Premio FIPRESCI). Festival de Adelaida (Mejor Película).

La película con aspecto de documental nos describe la Vaquejada, rodeo del Estado de Pernambuco así como la vida rural del protagonista principal Iremar y los demás trabajadores.

Emitida en la plataforma Filmin el lunes 22 marzo 2021.



Boi neon

Crítica de ‘Boi neon’

Ficha Técnica

Título: Boi neon
Título original: Toro de neón

Reparto:
Juliano Cazarré (Iremar)
Maeve Jinkings (Galega)
Josinaldo Alves (Mário)
Samya De Lavor (Geise)
Vinicius de Oliveira (Júnior)
Carlos Pessoa ()
Alyne Santana (Cacá)

Año: 2015
Duración: 101 min.
País: Brasil
Director: Gabriel Mascaro
Guion: Gabriel Mascaro
Fotografía: Diego García
Música: Carlos Montenegro, Otávio Santos
Género: Drama. Vida rural
Distribuidor: La Aventura Audiovisual

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Boi neon’

Sinopsis

Iremar trabaja en las “Vaquejadas”, el tradicional rodeo del noreste de Brasil, cuidando y transportando el ganado de feria en feria. Comparte esa vida itinerante junto a sus compañeros: su compadre Zé, Galega, una bailarina exótica y conductora de camiones, y su alegre hija Cacá. Pero el país está cambiando y la creciente industria textil de la región infunde nuevas ambiciones en Iremar, que empieza a soñar con el diseño de moda.

Premiada en los festivales de Toronto y Venecia, entre otros, Boi Neon es la segunda incursión en la ficción tras la también premiada Vientos de agosto (2014), del cineasta y artista visual Gabriel Mascaro, destacable figura del nuevo panorama cultural brasileño. Una película plagada de hallazgos narrativos, poéticos y visuales. (La Aventura Audiovisual)

Dónde se puede ver la película



La Vaquejada, rodeo y feria de ganado

La película Boi neon con guion de su director Gabriel Mascaro en ésta ocasión fija su habitual enfoque documental de otras películas en las competiciones de rodeo del noroeste de Brasil. Iremar (Luciano Cazarré) es un vaquero que se ocupa del ganado junto a sus compañeros Zé (Carlos Pessoa) y Mario (Jasinaldo da Silva). Viajan junto a los toros en un camión conducido por la joven bailarina Galega (Maeve Jinkings) a quien acompaña su hijita Cacá (Alyne Santana).

Las primeras secuencias nos muestran al grupo que va a las competiciones de rodeo y ferias de ganado durmiendo en el camión. Iremar, el principal protagonista sueña con ser diseñador de moda y confecciona la ropa con la que se viste Galega para bailar cuando la contratan.

La dirección de fotografía de Diego García se pone una vez más al servicio del estilo esteticista colorista que Gabriel Mascaro utiliza en todas sus películas. En ésta ocasión la fotografía nocturna tiene una especial importancia por su gran frecuencia en éste largometraje.

El guion deja entrever una relación de familia informal contenida entre Iremar y Galega más por la distancia emocional que mantiene la bailarina que por la actitud deseosa de él. La niña Cacá, ante la ausencia del padre se comporta con Iremar deseando que lo fuera.

Algunas escenas nos retratan con detalle al vaquero con sus aspiraciones artísticas en el diseño de ropa cosiendo e innovando con su toque personal para mayor lucimiento de la bailarina cuando actúa de noche.

Boi neon
Fotos de La Aventura Audiovisual

Aventuras nocturnas de Iremar y Zé

Al igual que en sus películas anteriores el director se recrea en los aspectos documentales, ésta vez en el cuidado de los caballos y toros, la competición del rodeo, las subastas de ganado, el herraje de los terneros, etc. También  lo hace con la vertiente modista de Iremar en la utilización de maniquíes, diseño y cosido de la ropa y encargo de las etiquetas.

Es característico del cine de Gabriel Mascaro rodar con bajos presupuestos y dar un tono de sencilla naturalidad a sus tramas muy centradas en alguna zona concreta de Brasil. En ésta ocasión deja Sao Paulo y las otras localizaciones utilizadas en sus otras películas para ambientar Boi neon en el estado noroeste de Pernambuco.

Vuelve a construir su banda sonora con la variada y siempre rica música brasileña. La producción musical de Gustavo Montenegro se sirve de temas originales de Otávio Santos, de Nascinegra y Rachel Bourbon, Claudio Nascimento y otros más.

La película debe su título original al regalo esteticista que nos hace su director en una competición de rodeo por la noche en la que la cabeza del toro está pintada de color fosforescente. Aquí una vez más luce la gran fotografía nocturna de Boi neon.

Diversas secuencias de la película inciden en su tono oscuro como la escapada que Iremar y Zé hacen para visitar a la prostituta Valquiria (Abigail Pereira) antes de colarse entre las caballerizas. Ya dentro de ellas  roban el semen de un cotizado caballo masturbándolo para recogerlo en una gran botella.

Otra secuencia destacable muestra la subasta de sementales y yeguas con la cotizada “Lady Di” a la que describe el subastador como “noble de sangre azul”

Juliano Cazarré
Fotos de La Aventura Audiovisual

Junior y Geisy, nuevas soluciones  

El fracaso del plan al descubrirse el robo lleva al dueño del semental hasta el camión donde duermen los vaqueros siendo obligado a ser sustituido por un nuevo vaquero, Junior (Vinicius de Oliveira). Resulta extraña y artificiosa ésta secuencia en el guion. La llegada del joven Junior enfría definitivamente las expectativas del insatisfecho Iremar que ve como Galega y la propia niña Cacá le dan de lado más interesadas por el nuevo vaquero.

Ante ello los guionistas para tratar de mantener el interés del espectador en el personaje principal de Iremar usan el viejo truco de incorporar un nuevo personaje. Para ello presentan a una vendedora ambulante de colonias Geisy (Samya de Lavor) con un avanzado embarazo elevando la motivación del alicaído vaquero.

A partir de entonces prendados ambos mutuamente se buscan aunque no se encuentren hasta que Iremar va de noche a la fábrica textil donde ella trabaja como vigilante uniformada de seguridad nocturna.

Aquí Gabriel Mascaro vuelve a mostrarnos su gusto y buen hacer por las escenas eróticas como ya nos demostró en su película “Vientos de Agosto”

Eleva el interés con una detallada y bien resuelta larga secuencia erótica afectivo sexual en la que Iremar y Geisy se recrean en su excitante y particular “kamasutra tropical” sobre una amplia plataforma.

El montaje correcto de Fernando Epstein a lo largo de Boi neon engarza correctamente sin estridencias las secuencias de la trama argumental.

Boi neon
Fotos de La Aventura Audiovisual

Conclusión de ‘Boi neon’

Boi neon es una sencilla película de tono documental del guionista y director brasileño Gabriel Mascaro ambientada en las competiciones de rodeos para enseñarnos el mundo rural de Pernambuco. Mediante el grupo de vaqueros que conviven con una transportista de ganado y bailarina desarrolla una trama costumbrista donde buscan cristalizar los sentimientos eróticos.

Sin ser una gran película sí es interesante al ilustrarnos documentalmente la vida de los ranchos y competiciones de rodeo, ferias y subastas de ganado, todo ello aderezado con las peculiares relaciones entre sus personajes.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí