Burden es una película basada en un hecho real ocurrido en 1996, en Carolina del Sur. El “cacique” del pueblo, “Tom Griffin”, interpretado por el genial Tom Wilkinson, y sus secuaces, tienen atemorizados a todo el colectivo negro del pueblo.

Su estreno en MOVISTAR el día 1 de mayo, evocará la pesadilla que ya debería estar “trasnochada”. Sin embargo, continúa vigente: la del KU KLUX KLAN.

Fue presentada en el Festival de Cine Sundance en 2018, recibiendo el premio a la “Audiencia dramática”, pero no se pudo estrenar en 2020 debido a la pandemia.

Primera película dirigida por Andrew Heckler, demuestra cierta torpeza al tratar un tema tan trascendente como el RACISMO. A pesar de ello, las sólidas interpretaciones de los protagonistas y su interés por este acontecimiento ocurrido en el pueblo llamado “Laurens”, lo redimen.



Burden

Crítica de ‘Burden’

Ficha Técnica

Título: Burden
Título original: Burden

Reparto:
Garrett Hedlund (Mike Burden)
Forest Whitaker (Reverendo Kennedy)
Andrea Riseborough (Judy)
Tom Wilkinson (Tom Griffin)
Usher (Clarence Brooks)
Tess Harper (Hazel Griffin)
Anna Colwell (Molly)
Crystal R. Fox (Janice Kennedy)
Austin Hebert (Clint)

Año: 2018
Duración: 128 min.
País: Estados Unidos
Director: Andrew Heckler
Guion: Andrew Heckler
Fotografía: Jeremy Rouse
Música: Dickon Hinchliffe
Género: Drama. Racismo
Distribuidor: Movistar+

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Burden’

Sinopsis

La película narra la historia real de Mike Burden (Garret Hedlun, Los Estados Unidos contra Billie Holyday, Tron Legacy), un joven miembro del Ku Klux Klan que en los años 90 abre una tienda museo de la organización racista en un pueblo de Carolina del Sur. Influenciado por Judy, su nueva novia y madre soltera (Andrea Riseborough, Mandy), decidirá abandonar su violento pasado con la ayuda de un reverendo afroamericano (Forest Whitaker, El último rey de Escocia), mientras se enfrenta a su manipulador padre y líder del KKK (Tom Wilkinson, Michael Clayton)

Dónde se puede ver la película



Complejo trabajo de investigación

Resulta significativo que Andrew Heckler, tras leer la misma noticia en dos periódicos diferentes, decidiera viajar en su propio coche hasta un pequeño pueblo de Carolina del Sur.

Se trataba de la inauguración de una tienda museo enalteciendo al KKK. “No podía ser cierto“, pensó, “estando en 1996“. Gran parte del país piensa que es algo del pasado, pero el “Clan” sigue vivo.

Este hecho dice mucho sobre la valía moral de este hombre. Quería saber si era cierto y en ese caso, compartirlo con el mundo entero.

Pero la noticia no acababa ahí. En realidad, lo más sorprendente era que su creador, un joven huérfano, “Mike Burden” (Garrett Hedlund), apellido que da nombre a la película, había sido criado en una familia donde el racismo era un sentimiento visceral. Sin embargo, había abandonado aquellas profundas convicciones. Inducido por las ideas de igualdad racial de su novia “Judy” (Andrea Risebough), se van a ver duramente afectados ante las represalias de su tóxica familia.

Lo más meritorio de todo el asunto, era que el “Reverendo Kennedy” (Forest Whitaker), fuerte guía espiritual de la comunidad negra de aquel pueblo, va a alojar en su propia casa a la pareja.

Burden
Fotos de Movistar+

Compromiso con los personajes reales

Para su debut como director, quiso saber cómo vivía la gente de “Laurens” y sus terribles circunstancias.

Se encargó de buscar buenos actores, que pensaran igual que él al respecto de este problemático asunto: el racismo. Para introducirlos en sus papeles, también quiso que conocieran a los personajes que iban a interpretar.

Así, a Garrett Hedlund, le recomendó no juzgar a Mike Burden, que olvidara su desagrado hacia ese personaje, incluso la vergüenza al interpretarlo. Se trataba de un ser humano. Y Garrett lo consiguió, conectó profundamente con Burden.

Otro brillante personaje, Reverendo Kennedy, perfectamente interpretado por el gran Forest Whitaker, será quien represente a la moralidad, espiritualidad y compasión. A pesar de contradecir los deseos de su familia, temerosos y muy enojados por el horrible comportamiento de Mike, prevalecerá su decisión.

Mención aparte merece Tom Wilkinson, a quien su papel de Tom Griffin, le convenció para que no pensara que era un tipo despreciable, sino un padre que pierde a su hijo. Debía demostrar dolor y angustia traducidos en ira y violencia. Debía humanizar el personaje, no sólo por la audiencia, sino por él mismo.

Burden
Fotos de Movistar+

Conclusión de ‘Burden’ o la carga del racismo

Sin ser una gran película, Burden es del todo aceptable gracias al trabajo de sus actores. Aun siendo sobre un tema tratado en numerosas ocasiones, su realismo y cercanía en el tiempo, la convierten en especial.

Sobre todo considerando que todavía hoy en día, la lacra del racismo, sigue vigente y no sólo en ese estado sureño de USA, sino en todo el mundo.

En el caso concreto de Norteamérica, el espantoso fantasma del Ku Klus Klan, continúa cubierto con una sábana blanca, asustando no sólo a los niños por la noche, cuando no quieren dormir.

El director, Andrew Heckler, confirmó con sus propias palabras, que al crear el escenario de la tienda museo para el rodaje, hubo gente que se acercó a comprar objetos.

Haberse preocupado en documentarse fidedignamente para la realización de este largometraje de poco más de dos horas, sea otro motivo para darle un aprobado alto a este actor convertido en director.

Muy valiosas las imágenes de los personajes reales, al final de Burden, quienes por cierto, se asemejan bastante, incluso físicamente, a los actores.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí