La cineasta argentina, reconocida por destacados documentales como Línea 137 (2020), indaga por primera vez en la ficción arrojándose a un relato frío y siniestro. Cadáver exquisito está protagonizada por una deslumbrante Sofía Gala Castiglione. Estreno en Argentina en la plataforma virtual Cine.ar.



Cadáver exquisito

Crítica de 'Cadáver exquisito'

Ficha Técnica

Título: Cadáver exquisito
Título original: Cadáver exquisito

Reparto:
Sofía Gala Castiglione (Clara)
Rafael Spregelburd (Lucas)
Blanca Nieves Villalba (Blanca)
Analía Couceyro (Enfermera)

Año: 2021
Duración: 91 min
País: Argentina
Dirección: Lucía Vassallo
Guion: Sebastián Cortés y Lucía Vassallo
Fotografía: Fernando Marticorena
Género: Drama
Producción: Pensilvania Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de 'Cadáver exquisito'

Sinopsis de 'Cadáver exquisito'

Cadáver exquisito nos muestra cómo mientras su novia se encuentra en el hospital en estado de coma tras encontrarla flotando en la bañera sin signos vitales, Clara emprende un camino de transformación física y psicológica, con el objetivo de poseerla de alguna forma. (FILMAFFINITY).

Dónde se puede ver la película en streaming



Cadáver exquisito
Foto de Pensilvania Films

Una escena

En la escena inicial de este estreno podemos ver a Blanca (Blanca Nieves Villalba), una joven que identificamos rápidamente por sus características físicas -es albina-. Está a punto de sumergirse por completo en una bañadera que rebalsa agua turbia. Pero esa turbiedad no es necesariamente propia de la naturaleza del agua, que no cesa de correr mientras la canilla permanece abierta. Es un penumbroso gris generado por la luz sobreexpuesta, potenciado por el vapor que empaña la imagen de un blanco cristalino distorsionado. Un blanco que se agita por el burbujeo que provoca el cuerpo hundido que de a poco se va extinguiendo. Las expresiones visuales que podemos advertir claramente en esta secuencia introductoria englobarán toda la película.

Con esa primera aproximación, que complementan unos desesperados gritos en off (“¡Blanca!”), Lucía Vassallo establece el tinte estilístico.  Se trata de una película de carácter sórdido y misterioso, articulados estos componentes en un ineludible in crescendo constante. La focalización se posicionará en Clara (el personaje de Sofía Gala), una joven que se obsesiona con Blanca hasta perder el control.

Pensilvania Films
Foto de Pensilvania Films

Un conflicto

Pero retomemos la trama: Cadáver exquisito nos narra, a través de una estructura fragmentada en saltos temporales, una relación sentimental agitada. El problema es que Clara se deja cautivar de lleno por la sensibilidad de Blanca. Ella: una notable científica que investiga el comportamiento de hormonas y su posible aplicación en el tratamiento de trastornos como el autismo. Ésta última concibe el vínculo desde el lado de la pasión erótica, conducida por un deseo desarraigado del sentimiento y la monogamia. Por ello, Clara descubrirá presuntas infidelidades. En el tiempo presente, Blanca está internada en estado vegetativo en el hospital, tras el enigmático episodio de la bañadera. En el pasado, se nos van explicando los vaivenes de la relación. Y nos enteramos que Blanca tenía intenciones de hacer pruebas en su propio cuerpo con la aplicación del tratamiento que investigaba.

Lo cierto es que, mientras ella sigue en coma, el relato se posiciona de lleno en la visión dislocada de esa realidad por parte de Clara; quien, a medida que vaya descubriendo esos amoríos ocultos que su amada ocultaba, se perderá en su propio laberinto. Primero, dejará estallar su costado tóxico a través de reclamos, ironías y auto-condenas, aún sabiendo que Blanca permanece en coma pero aparentemente segura de que la está escuchando. Luego, emprenderá un camino sin retorno que desencadena en la disolución de su propia identidad, para apoderarse física y mentalmente de la realidad que antes vivía Blanca.

Pensilvania Films
Foto de Pensilvania Films

Un cuento de fantasmas

Es que la película de Vassallo es una historia de fantasmas, de fantasmas de identidad que acechan y consumen a una solitaria y compulsiva mujer (Clara) que es incapaz de aceptar una potencial pérdida no resuelta, no justificada ni explicada. ¿Por qué su pura y adorada Blanca le ocultaba esas otras relaciones? ¿Por qué la pasión y el deseo a menudo cubren y disfrazan, opacan, una aparente aspiración común que finalmente no era tal? Clara, la protagonista que se va tornando cada minuto más siniestra y demencial, se ve obligada a enfrentar y atravesar estas disyuntivas emocionales.

Lo siniestro se presenta, desde un lado estético y dramático, en estos aspectos: el extrañamiento en un vínculo cotidiano y familiar. La oscuridad que invade insidiosamente a la luz. El manto negro que se empecina hasta abalanzarse por sobre lo blanco. Lo siniestro aparece en la evidente pero eficaz alegoría que la directora articula en Cadáver exquisito (también implícita en el título): la blancura y presunta pureza o fragilidad emocional de una persona puede en verdad terminar revelando y desencadenando todo lo contrario.

Cadáver exquisito
Foto de Pensilvania Films

Conclusión

Lo blanco también aparece como una sustancia virgen, casi transparente… Y es precisamente esa transparencia, que la dirección de fotografía también refuerza, el rasgo que lleva a Blanca a la disolución de su identidad. La reflexión consciente a propósito de los roles y comportamientos que muchas veces asumimos (y damos por supuestos) en una relación, prevalece una vez que la película nos arroja el último plano.

Cadáver exquisito es una atrayente entrega del cine nacional, de breve duración y ritmo tensionante, que se puede ver como estreno en la plataforma Cine.ar.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8 / 10
80 %
Artículo anterior"El paraíso del pavo real": Cuando la familia es una tela de araña
Artículo siguiente"El caso Figo: El fichaje del siglo" estreno el 25 de agosto en Netflix
Profesor en Artes Audiovisuales y estudiante avanzado de Licenciatura en Artes Audiovisuales con orientación en Guión en la Facultad de Artes (UNLP). Es docente en la Cátedra de Guión 3 de la misma casa de estudios. Es editor y redactor de la revista virtual La Cueva de Chauvet, con artículos publicados en otros sitios como Hacerse la crítica y Sitio Leedor. También se desempeña en las áreas de producción y postproducción como parte de la productora de cine independiente Rama Caída Producciones.
cadaver-exquisito-critica-peliculaLo blanco también aparece como una sustancia virgen, casi transparente… Y es precisamente esa transparencia, que la dirección de fotografía también refuerza, el rasgo que lleva a Blanca a la disolución de su identidad. La reflexión consciente a propósito de los roles y comportamientos que muchas veces asumimos (y damos por supuestos) en una relación, prevalece una vez que la película nos arroja el último plano. Una atrayente entrega del cine nacional, de breve duración y ritmo tensionante, que se puede ver como estreno en la plataforma Cine.ar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí